La tarifa plana para autónomos lleva ya tiempo con nosotros. Pero, desde que la lanzó el Gobierno, ha ido sufriendo cambios. Desde el tipo de personas que se pueden acoger, hasta la duración de la bonificación.

Pensada en un principio para jóvenes, se amplió después para todo el mundo. El único requisito era que llevasen cinco años sin estar dados de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos.

Pero en este año 2018 han llegado los cambios más importantes. Te los contamos…

Los cambios en la tarifa plana en el 2018

En primer lugar, ahora se pueden acoger a la tarifa plana todas las personas que lleven 2 años sin haber estado dado de alta como autónomo, en vez de los 5 anteriores.

Así estaba la tarifa plana antes del 2018 para los trabajadores autónomos que cotizaban la base mínima:

  • Mes 1 al 6: Reducción de un 80% de la cuota, que se redondeó a los famosos 50 euros.
  • Mes 7 al 12: Reducción de un 50% de la cuota
  • Mes 13 al 18 meses: Reducción de un 30% de la cuota.

A partir del mes 19 ya se pasaba a pagar la cuota de autónomos completa.

Así quedó la tarifa plana a partir del 2018:

  •  Mes 1 al 12: Reducción del 80% de la cuota (los famosos 50 euros)
  • Mes 13 al 18: Reducción del 50% de la cuota
  • Mes 19 al 24: Reducción del 30% de la cuota. Esta reducción se puede ampliar hasta el mes 36 en el caso de autónomos que se hayan acogido a la tarifa plana siendo menores de 30 años si son hombres o de 35 en el caso de las mujeres.

También ha habido un cambio un tanto negativo. Antes de 2018, cualquier trabajador autónomo que se daba de alta con la tarifa plana y decidía darse de baja, mantenía las condiciones iniciales si decidía retomar la actividad al cabo de un tiempo.

Es decir, si trabajaba cuatro meses y se daba de baja pero a los tres meses decidía volver, tenía derecho a la reducción del 50% como si fuera el octavo mes dado de alta.

Actualmente, si un trabajador autónomo decide darse de baja, pierde todos los beneficios de la tarifa plana y solo puede volver a solicitarla una vez que hayan transcurrido el plazo correspondiente.

Una cosa muy importante es que el autónomo tiene que especificar, en el momento de darse de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos, que quiere acogerse a la tarifa plana.

Si se olvida de hacerlo, no se le aplicará este descuento. Créeme, son muchos los nuevos autónomos que no lo saben y pierden sus beneficios.

Este es uno de los motivos por el que muchos trabajadores autónomos deciden recurrir a los servicios de una gestoría online que se encargue de realizar todos estos trámites de manera eficiente y les informe además de cualquier otra ayuda a la que puedan tener derecho.

tarifa-plana-autonomos

Las ampliaciones de las Comunidades Autónomas: el caso de Madrid

Como hemos visto hasta ahora, en general pedir la tarifa plana para autónomos es bastante sencillo. Solo hay que especificar que se quiere esta bonificación en el momento de cubrir los impresos para darse de alta.

Pero hay algunas Comunidades Autónomas que han decidido mejorar las condiciones de la tarifa plana del gobierno. Dado que cada Comunidad Autónoma puede sacar ayudas en cualquier momento, siempre es interesante consultar las condiciones particulares de tu comunidad para no perderte nada.

La Comunidad de Madrid, por ejemplo, permite ampliar la tarifa plana doce meses más. Y esto lo pueden solicitarla los autónomos que se hayan dado de alta en la tarifa plana desde que entran en los cuatro últimos meses de la reducción del 80% y hasta el último día del mes siguiente a que finaliza esta reducción.

Es imprescindible, para solicitar esta ayuda, que se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que se realice la actividad en la Comunidad de Madrid
  2. Que se esté al corriente del pago de las obligaciones tributarias con el Estado, con la Comunidad Autónoma y con la Seguridad Social
  3. Que mantengan las condiciones durante el tiempo que dura la ayuda

Todas estas condiciones deberán de acreditarse en el momento de solicitar la ayuda (Alta en autónomos, recibo de pago de la cuota, certificados de estar al día en las obligaciones tributarias o autorización para comprobarlo…)

Es importante señalar que no se trata de un descuento sobre la cuota, como ocurre con la tarifa plana, sino que los que resulten beneficiarios cobrarán en dos anticipos la diferencia entre lo que pagan de cuota y ese 80% de descuento. Por ejemplo, los que estén disfrutando de un descuento del 50% recibirán la diferencia hasta el 80%.

Esta ayuda debe solicitarse ante la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda, ya sea presencialmente o a través de la Web, que permite la presentación telemática de solicitudes. Los listados con las solicitudes aprobadas se publican en esa misma Web.

Y tú, ¿has pedido ya la ampliación de tu tarifa plana?

Mi objetivo con este blog es contarte todo lo que sé sobre emprendedurismo, marketing y negocios. Si tienes cualquier duda, ¡hazme un comentario!

Y si quieres empezar a ahorrar en impuestos y dedicar menos tiempo a la gestión de tu negocio, tienes que probar Declarando…

¿TE LLAMO GRATIS PARA ASESORARTE?

Podemos quedar para una llamada de 15 minutos para comentar tu situación y ver cómo te podemos ayudar.

Haz clic aquí para reservar tu hora

Asesoría Fiscal Gratis

¿Me haces un favor? Comparte este artículo para que pueda llegar a más emprendedores…