Estar contratado por cuenta ajena y ser autónomo a la vez. A eso le llamamos pluriactividad, y si has llegado hasta aquí, es porque quizás ha llegado el momento de saber más sobre qué implica estar trabajando para otro y para ti mismo a la vez.

La pluriactividad es una opción escogida por muchos autónomos para poder seguir adelante con su negocio o porque simplemente quieren desarrollar dos tipos de actividades profesionales a la vez.

Por ejemplo, un profesional del marketing que trabaja contratado en una empresa y a la vez imparte seminarios y trabaja como consultor freelance.

También son muy comunes los casos de trabajadores por cuenta ajena que se convierten en nuevos autónomos en pluriactividad, lanzándose a desarrollar una idea de negocio que les ronda en la cabeza desde hace años.

Porque seamos sinceros, lanzarse a emprender tiene sus riesgos. Y esto hace que muchos autónomos principiantes sigan con sus trabajos habituales mientras ponen en marcha su proyecto personal.

En esta guía te vamos a explicar todo lo que debes saber para convertirte en un autónomo en pluriactividad y sacarle el máximo partido a esta situación.

Qué es la pluriactividad: Seguridad Social y cotización

La pluriactividad es la situación en la que te encuentras cuando trabajas por cuenta ajena y por cuenta propia a la vez. En esta situación cotizas por dos regímenes distintos de la Seguridad Social al mismo tiempo.

Como trabajador asalariado, cotizas a la Seguridad Social en función de tu nómina y esta cotización depende de la cuota que pagas durante tu vida laboral.

Al estar contratado, la empresa ya aporta por ti el 23,6 % de la cuota que pagas a la Seguridad Social, y tú aportas el 4,7 %.

Por otro lado, como autónomo, cotizas en el RETA (Régimen Especial Trabajadores Autónomos) y este régimen incluye contingencias profesionales y comunes. El tipo de cotización en este caso es del 30,3 %.

Autónomos en pluriactividad: diferencias de cotización entre un asalariado y un autónomo
 

Normalmente, las coberturas de la Seguridad Social al ser asalariado te aseguran ante contingencias comunes y profesionales, es decir, si tienes una enfermedad o un accidente laboral, quedas cubierto.

Es por esa razón que muchos autónomos en pluriactividad no incluyen en su seguro las contingencias comunes, pues estas ya están cubiertas por la empresa que les tiene contratados. Esto suele abaratar los seguros.

Cómo hacer el alta de autónomo en pluriactividad

Igual has llegado hasta esta guía porque trabajas por cuenta ajena y te estás planteando compaginarlo con el emprendimiento.

El primer paso es hacer el alta de autónomo sin errores que puedan derivar en sanciones con la Agencia Tributaria.

Al trabajar por cuenta ajena, estás dado de alta en el régimen general de la Seguridad Social.

Pero para llevar a cabo una actividad por cuenta propia, debes darte de alta en Hacienda y en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Bonificaciones para autónomos en pluriactividad

En situación de pluriactividad es muy importante que conozcas desde el principio cómo acogerte a las bonificaciones, porque el primer paso viene al darte de alta como autónomo.

Para poder acogerte a cualquier tipo de bonificación, debe ser la primera vez que te das de alta como trabajador por cuenta propia.

Si estás trabajando para una empresa y quieres lanzarte con tu propio proyecto, estas son las bonificaciones que te pueden interesar.

1. La tarifa plana

La tarifa plana supone una reducción de la cuota de autónomos que pagas todos los meses. Actualmente, esta cuota ronda los 286 € al mes y si le aplicas la tarifa plana por ser nuevo autónomo, solo tendrás que pagar 60 € al mes. Una reducción bastante considerable.

Para poderte acoger en situación de pluriactividad a la tarifa plana, se exigen unos requisitos mínimos que debes cumplir:

  • Tiene que ser la primera vez que te das de alta como autónomo o que hayan pasado 2 años hasta la nueva alta sin haber recibido bonificaciones. Si has recibido debes esperar 3 años.
  • No puedes ser el administrador de ninguna empresa.
  • No puedes tener deudas con Hacienda ni con la Seguridad Social.

Si cumples alguno de estos puntos anteriores puedes acogerte a la tarifa plana y pagar menos en tu cuota mensual.

2. Bonificaciones por pluriactividad

Además de la tarifa plana, también existen otras bonificaciones específicas para autónomos en pluriactividad.

Estas bonificaciones dependen de tu jornada laboral como trabajador contratado y pueden reducir tu base mínima de cotización y la cuota mensual de autónomo.

Si trabajas por cuenta ajena y tienes una jornada laboral completa:

  • Los primeros 18 meses tienes una reducción del 50 % de la base mínima de cotización, es decir, esta queda en 446,90 €. Esto supone una cuota mensual de 133,52 €.
  • Los segundos dieciocho meses desde tu alta como autónomo tienes una reducción del 75 % de la base mínima , es decir, se queda en 690 €. Esto supone una cuota mensual de autónomos de 200,28 €.

Si trabajas por cuenta ajena y tienes una jornada laboral parcial superior al 50%:

  • Los primeros 18 meses tienes una reducción del 75% de la base mínima de cotización y se queda en 944,40 €. La cuota mensual son 200,28 €.
  • Los segundos dieciocho meses desde el alta tienes una reducción del 85 % y se queda en 759 €. La cuota mensual son 226,94 €.
Bonificaciones para autónomos en pluriactividad
 

En resumen, ¿qué bonificación es mejor para los autónomos con pluriactividad?

Seguro que te preguntas si puedes compatibilizar la tarifa plana con la bonificación por pluriactividad, es un tema que suele generar bastantes dudas.

La bonificación por pluriactividad es incompatible con la tarifa plana. Y eso te obliga a elegir una de las dos opciones.

Es importante que tengas claro que, si eliges la opción de bonificación por pluriactividad, tendrás derecho a 36 meses de bonificación en total.

En cambio, si eliges la opción de la tarifa plana tienes derecho a la bonificación durante 24 meses. Siempre teniendo en cuenta las cuantías que hemos detallado.

Además, si eres mujer menor de 35 años u hombre menor de 30, tienes más meses de tarifa plana (también en caso de ser discapacitado, víctima de violencia de género o terrorismo).

En este caso, del 24 al 36 mes desde el alta habrá un 30% de bonificación de la cuota mínima por contingencias comunes y se quedará en 198,31 € la cuota mensual.

Después de analizar todos estos datos debes elegir qué opción te viene mejor según tu caso en concreto. Para ayudarte en la decisión, mira las siguientes conclusiones:

  1. Si eres menor de 30 años y eres hombre o eres menor de 35 y eres mujer, la tarifa plana va a ser la mejor opción.
  2. Si trabajas a jornada completa y tienes pensado estar dado de alta de autónomo un mínimo de 36 meses, la mejor opción es la pluriactividad.
  3. Si trabajas a jornada completa, pero crees que no vas a seguir dado de alta como autónomo muchos meses, la mejor opción es la tarifa plana.
  4. Si trabajas a jornada parcial superior al 50%, la mejor opción es la tarifa plana.
Diferencias entre tarifa plana y bonificaciones para autónomos en pluriactividad
 

De todas formas, si tienes dudas puedes solicitar una llamada totalmente gratuita con uno de nuestros expertos y ellos te asesoran sobre cuál es la mejor opción para ti.

Solicitar llamada con un experto

Cobertura por incapacidad temporal para autónomos en pluriactividad

Otra de las dudas comunes entre los autónomos en situación de pluriactividad es cómo funciona la baja médica.

¿Tengo que pagar las contingencias en ambos regímenes? Si tengo una enfermedad y no cubro en mi seguro de autónomo la incapacidad temporal… ¿cobraré mientras esté de baja?

La cobertura por incapacidad temporal es obligatoria para todos los autónomos inscritos en el RETA, así lo dicta la ley. Pero es cierto, que en situación de pluriactividad, no es necesario tener dos seguros que cubran las mismas contingencias.

Por tanto, no es obligatorio que los autónomos que también trabajen por cuenta ajena tengan cobertura por incapacidad temporal.

Esto es así porque si te encuentras en esta situación y sufres una baja por enfermedad o accidente, ya estarás cubierto por el régimen general de la empresa que te tiene contratado.

Pero, ¿conviene más pagar por esta cobertura o es mejor que solo te cubra el régimen por cuenta ajena?

El tipo de cotización en el RETA, incluyendo contingencias comunes, es del 30,3 %. En caso de estar de baja, además de seguir cobrando por parte de tu empresa lo que te corresponda, también podrías solicitar como autónomo la prestación por incapacidad temporal.

Es decir, mensualmente estarías pagando en dos regímenes, pero por situación de pluriactividad, en caso de baja médica, cobrarías dos prestaciones.

Si decides no cubrir la incapacidad temporal en el RETA, el tipo de cotización es el 26,50 %. Si cotizas por la base mínima, te supone un ahorro de 33,04 €. Pero en caso de baja, solo cobrarías la prestación correspondiente a tu trabajo por cuenta ajena.

La elección es tuya y depende de cómo prefieres gestionar tu dinero. Si prefieres ahorrar en tu cuota de autónomo, ante una baja médica cobrarás también menos, si por el contrario prefieres cotizar más en el RETA, luego recibirás más dinero cuando no puedas trabajar.

El paro de los autónomos en situación de pluriactividad 

¿Si me lanzo a emprender pero me despiden de la empresa, podré cobrar el paro?
Seguro que si te planteas empezar a compaginar tus dos trabajos, has pensado esto en algún momento.

Pues lamentablemente, la respuesta es que no. Si te despiden de tu trabajo por cuenta ajena y estás trabajando por cuenta propia no tienes derecho a paro.

Al realizar una actividad por cuenta propia no consta que estés desempleado y por tanto no puedes recibir el subsidio.

Solo vas a poder cobrar el paro si has dejado de realizar todas tus actividades, como trabajador asalariado y como autónomo y no te dedicas a nada. Solo en este caso, podrías beneficiarte o bien del cese de actividad como autónomo o bien del paro como asalariado.

La jubilación en pluriactividad

La cobertura por jubilación en situación de pluriactividad es otro de los temas que genera más dudas entre los autónomos que conviven con ambos regímenes.

Como es lógico, la jubilación está ligada a las cotizaciones que hayas acumulado en cada uno de los regímenes, por tanto, si estás en situación de pluriactividad tendrás derecho a dos pensiones.

En caso de no estar dado de alta en alguno de los dos regímenes en el momento de la jubilación, será necesario que hayas estado en situación de pluriactividad, al menos, durante 15 años.

Si uno de los dos regímenes no causa derecho a pensión, las bases de cotización de este se acumularán a las del régimen que cause la pensión. Siempre que la suma de las bases no supere el límite máximo de cotización.

Pero para que se puedan acumular las bases de cotización será imprescindible que se acredite una situación de pluriactividad durante los 10 años anteriores.

Si no has estado en pluriactividad los 10 años anteriores, se acumulará la parte proporcional a lo cotizado siendo pluriactivo durante los 15 años de mínimo que has estado en esta situación.

La declaración de la renta en pluriactividad

¿Tengo que presentar dos declaraciones de la renta si estoy en pluriactividad?

Lejos de lo que pueda parecer, la declaración de la renta se realizará en una sola presentación.

Realmente, la declaración en sí no será muy distinta de la de aquellos que solo trabajan en un régimen. Lo que cambia en tu renta como autónomo en pluriactividad son simplemente los datos que debes introducir en la presentación.

Este documento debe incluir tanto los rendimientos por tu actividad por cuenta propia, como los rendimientos como asalariado. Pero no se presentan por separado.

Los rendimientos del trabajo los especificarás en el apartado A (subapartado 0001 a 0025) y los rendimientos de actividades económicas irán en los apartados E1, E2 y E3 (subapartados 0110 a 0206).

Además de rellenar esa información, no olvides que, como autónomo, podrás añadir los gastos deducibles derivados de tu actividad.

Cómo presentan sus impuestos los autónomos en pluriactividad

Y más buenas noticias: la presentación de impuestos en situación de pluriactividad se lleva a cabo de la misma forma que lo haría un autónomo general.

La única diferencia es que llegada la presentación de la renta, tendrás que declararlo todo, tanto tu actividad de asalariado como tu situación de autónomo.

Con la app de Declarando conoces en todo momento qué modelos debes presentar según tu situación en concreto y en solo unos pocos clics los presentas en la web de Hacienda.

Además, en el apartado de la renta, podrás incluir tus nóminas para tener una visión más completa de cómo afectan tus distintos ingresos a tu renta (es decir, cuánto te va a tocar pagar de impuestos a final de año) y de cómo puedes mejorar tu rendimiento fiscal para ahorrar más.

¿Tienes más dudas sobre los autónomos en pluriactividad? Solicita ahora una llamada gratuita de asesoramiento con nuestros expertos en fiscalidad.