Habitualmente recibimos un montón de dudas de autónomos que deben retener IRPF en sus facturas.

Por norma general, un trabajador asalariado debe retener IRPF en su nómina. Esta retención varía en función de sus ingresos y de su situación personal. Se trata de un adelanto que el trabajador hace cada mes sobre el pago de sus impuestos anuales.

Lo mismo sucede con nosotros, los autónomos profesionales. Lo más normal es que tengamos que aplicar esta retención en nuestras facturas.

Actualmente, los autónomos que deben retener IRPF en las facturas sufren la retención de un 15%, un 7%. Dependiendo de si se trata de nuevos autónomos.

Durante la crisis económica este porcentaje aumentó llegando hasta un 21% en general y un 9% para nuevos autónomos. Pero al comenzar la recuperación económica (y gracias también a la presión de los autónomos), hemos recuperado los porcentajes. Estos están entre el 15% y el 7%. Los establecidos antes de la crisis.

Una de las reivindicaciones que hacemos los autónomos es que las retenciones que nos aplican no sean iguales para todos. Pedimos que vayan en función de nuestros niveles de ingresos. También de nuestras circunstancias familiares tal y como sucede con los trabajadores asalariados.

¿Quienes están obligados a retener IRPF en sus facturas?

Están obligados a efectuar esta retención los autónomos profesionales ciertos profesionales. Deben hacerlo los que estén dados de alta en las secciones segunda y tercera del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Es decir, en las actividades profesionales y artísticas.

Es importante señalar que tanto la cantidad a retener como su obligación o no de hacerlo están en el alta. Esta se efectúa en Hacienda, por lo que es especialmente importante realizar bien este trámite.

¿Se debe retener IRPF en todas las facturas?

No, la retención no se efectúa cuando la factura es para un particular.

Por ejemplo, si un autónomo trabaja realizando reparaciones eléctricas no tiene que aplicar la retención. Es así porque el trabajo se lleva a cabo para un cliente particular. Pero sí tendrá que aplicarla si trabaja para una empresa o para otro autónomo.

Hay que tener en cuenta que la retención del IRPF funciona de un modo parecido a la del IVA. Pero en este caso es el cliente del autónomo quién tiene la obligación de presentar el pago.

Por este motivo, el autónomo puede pedirle a las empresas a las que les haya realizado facturas con retención un certificado de retenciones.

Es decir, un papel oficial en el que figure el importe total que se ha retenido a lo largo del año y que se va a proceder a ingresar a Hacienda.

Aunque es el cliente el que tiene la responsabilidad de presentar a Hacienda ese dinero, es obligación del autónomo haber realizado correctamente la factura y haber aplicado la retención adecuada.

retener-irpf-autonomos

¿Qué sucede si mi cliente no presenta el IRPF retenido en la factura?

Puede darse el caso de que al hacer la declaración de la renta recibamos una carta de Hacienda debido a que las cuentas no cuadran y los pagos que hemos declarado en concepto de IRPF no coincidan con lo ingresado en sus arcas.

Puede suceder que todo sea fruto de un error. En este caso solo habrá que solicitar a los clientes los certificados de retenciones y presentar todos los papeles para aclararlo.

Pero también puede ocurrir que los clientes no nos envíen estos certificados porque o bien han olvidado pagar el IRPF o directamente han engañado en las cantidades.

En estos casos el autónomo no va a tener ninguna responsabilidad, por lo que no hay nada de lo que preocuparse si la parte que correspondía hacer si ha llevado a cabo de manera correcta.

Solo hay que presentar a Hacienda copia de todas las facturas emitidas con retención y un certificado del ingreso que se ha hecho a cuenta por el importe total o documento equivalente.

De este modo se habrá demostrado que todo se ha hecho bien y Hacienda deberá de buscar responsabilidad en la persona que no efectuó los pagos, es decir, en el cliente del autónomo que en este caso estaba obligado a pagar ese dinero.

¿Qué retención se realiza?

En general, los autónomos que tienen obligación de realizar retenciones en la factura aplican un 15%.

  • Los nuevos autónomos, en el año en que se dan de alta y en los dos siguientes, aplicarán una retención de solo el 7%
  • Los autónomos que realizan actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura deben de aplicar una retención de un 1%
  • Los autónomos que realizan actividades agrícolas y restantes actividades ganaderas o actividades forestales aplican un 2% de retención.

Hay que presentar el modelo 130 si se efectúan retenciones?

Solo en el caso de que más del 70% de las facturas emitidas lleven retención, el autónomo estará exento de presentar el modelo 130 de declaración trimestral del IRPF. En el resto de casos, se tiene que presentar este modelo tal y como marca la ley.

Y tú, ¿tienes dudas sobre la retención de IRPF en tus facturas?

En este artículo intento explicarte todo lo que debes conocer sobre las retenciones en el IRPF para que no cometas infracciones con Hacienda.

Como siempre, si tienes dudas sobre tu situación como autónomo, podemos quedar para una llamada de 15 minutos. En ella comentamos tu situación para ver cómo te podemos ayudar.