Como autónomo ya sabes que tienes que hacer facturas a tus clientes para poder cobrar por tu trabajo. En ocasiones,los autónomos no sabemos cómo facturar de modo correcto o qué tipo de facturas hay. En este post te explico las 3 cosas que un autónomo debe de conocer para hacer facturas.

1. Elegir el tipo de factura

En España existen 2 formas de hacer facturas que son: las facturas completas y las facturas simplificadas.

La diferencia entre ambas no es otra que la información que indicamos en cada una. Con las facturas simplificadas no es necesario identificar a tu cliente con sus datos personales, ni desglosar el importe que corresponde al IVA, sólo poniendo el total que vas a cobrar es suficiente.

Sin embargo, las facturas simplificadas no pueden utilizarlas cualquier autónomo, sino sólo los que no hacéis facturas por importe superior a 400€ o en determinadas actividades como por ejemplo la venta al por menor o los servicios prestados en salones de belleza (imagínate una frutería, una tienda de ropa pequeñita de esas de barrio de toda la vida, o tu peluquería)

En cambio, para hacer una factura completa necesitas disponer de muchos más datos porque a parte de identificar a tu cliente con su nombre, apellidos, dirección y N.I.F., si es otro autónomo, o el nombre, dirección y C.I.F. si es una sociedad, deberás también de indicar de forma separada el importe del IVA que corresponda a cada producto que vendes.

2. Saber el tipo de IVA que tienes que aplicar

Si eres autónomo esta parte ya la tienes controlada, pero si acabas de empezar a serlo, debes de saber que tenemos 3 tipos de IVA, al 21%, al 10% y al 4% y que dependiendo del producto o del servicio que vendamos tenemos que saber cual de los tres nos corresponde.

El tipo de IVA lo aplicarás siempre sobre el precio de lo que vas a vender y su resultado es lo que tienes que ingresarle a Hacienda cada trimestre mediante el Modelo 303.

3. Saber si en tu factura tienes que indicar IRPF

Tienes que saber antes de confeccionar tu facturas si estás obligado a indicar IRPF, es decir, a retener una parte del importe que deberías de cobrar en tu factura e ingresarlo en Hacienda. Una forma fácil de averiguarlo es conocer si tu actividad es empresarial, profesional o artística. Esta información la tendrás indicada en el alta que presentaste en Hacienda para iniciar la actividad  

Si tu actividad es profesional o artística entonces tendrás que aplicar en tus facturas el IRPF. El IRPF es un porcentaje, que puede ser del 15% o del 7%, durante el año de inicio y los dos años siguientes, que aplicarás sobre el precio del bien o servicio vendido.

Con esta información, ya sabes los aspectos a tener en cuenta de como facturar de acuerdo a tu situación fiscal, pero si necesitas más ayuda nos encontrarás en www.declarando.es