Si eres un nuevo autónomo, una de las primera dudas que te van a asaltar es, ¿cómo se calcula el IRPF de un autónomo? Esta es una de las preguntas más recurrentes que escuchamos los asesores fiscales, así que en este artículo te voy a poner una serie de ejemplos que te ayudarán a entenderlo perfectamente.

Lo primero que tienes que saber para calcular el IRPF si eres autónomo es el tipo de actividad que realizas. Las actividades económicas se dividen en tres grandes grupos que son, las actividades empresariales, profesionales o artísticas. Recuerda que cuando fuiste a darte de alta en Hacienda usaste el Modelo 037. En este formulario indicaste la actividad a la que te ibas a dedicar y esto lo hiciste eligiendo el Epígrafe del I.A.E. que mejor identificaba tu trabajo, así que revisa el impreso y anota la actividad en un papel.

Ahora que ta tienes claro si tu actividad es empresarial, profesional o artística, ya puedo empezar a contarte como calcular el IRPF: Este impuesto o retención profesional no deja de ser un porcentaje que aplicarás en las facturas que confecciones a tus clientes. Los que somos autónomos no cobramos nómina sino que nuestros ingresos provienen de las facturas que hacemos a nuestros clientes.

Quédate con esta regla general:

  • Si tu actividad es profesional o artística y tus clientes son otros autónomos o empresas en tus facturas deberás de aplicar IRPF
  • Si tu actividad es profesional o artística y tus clientes son personas particulares no aplicarás IRPF en tus facturas
  • Si tu actividad es empresarial no aplicarás IRPF dando igual quienes sean tus clientes

Siguiendo con la regla anterior voy a poner ejemplos para que lo entiendas perfectamente:

Ejemplo 1: Te has dado de alta como autónomo y eres ingeniero. Vas a confeccionar tu factura a un cliente por los servicios que le has prestado. El cliente es una empresa, por l que la factura la harás de la siguiente forma.

  • Precio o Base Imponible = 1.000€ (son tus honorarios sin tener en cuenta impuestos)
  • 21% de IVA = 210€
  • 7% de IRPF = – 70€
  • Total Factura a Cobrar = 1.140€

Ejemplo 2: Sigues siendo ingeniero pero ahora la factura que vas a preparar es para un cliente que es una persona física (no es autónomo, trabaja para otra persona)

  • Precio o Base Imponible = 1.000€ (son tus honorarios sin tener en cuenta impuestos)
  • 21% de IVA = 210€
  • Total Factura a Cobrar = 1.210€

Como ves, en este ejemplo no hay IRPF.

Ejemplo 3: Eres agente comercial y cuando te diste de alta en Hacienda, el funcionario que te ayudó te dijo que tu actividad era empresarial. Ahora vas a hacerle una factura a un cliente

  • Precio o Base Imponible = 1.000€ (son tus honorarios sin tener en cuenta impuestos)
  • 21% de IVA = 210€
  • Total Factura a Cobrar = 1.210€

Como ves, en este ejemplo no hay IRPF y también nos da igual si tu cliente es empresa, autónomo o particular.

En definitiva, el IRPF siempre se calcula aplicando un porcentaje sobre el precio de tus servicios o productos. Para el 2016, este porcentaje está fijado en un 15% como tipo general, aunque en algunos casos ese porcentaje se puede reducir al 7%. El 7% lo podrás aplicar durante el año de inicio de tu actividad (fecha de alta en Hacienda con la presentación del Modelo 037 o 036) y los dos años siguientes enteros.

De todas formas, si no quieres marearte con estas cosas cada vez que tengas que hacer una factura, siempre podrás entrar en www.declarando.es y utilizar la ayuda que te brinda nuestro Asesor Virtual Inteligente.