¿Sabes que es un autónomo dependiente? Si trabajas para una empresa o tienes un sólo cliente que representa la mayor parte de tus ingresos, este artículo te interesa.

Aquí voy a explicarte que es un autónomo dependiente, que requisitos debe cumplir y como es el contrato que relaciona su actividad con la empresa.

Hace poco os hablamos de en qué consistía un autónomo colaborador. Hoy vengo a hablaros de otra figura interesante dentro de los trabajadores por cuenta propia que es el conocido como autónomo dependiente.

Un autónomo dependiente según la ley es aquel trabajador autónomo que percibe el 75% o más de sus ingresos por parte de una empresa o cliente. Esto se debe a que muchas veces las empresas, buscando ahorrar dinero con las cotizaciones sociales, contrata a trabajadores que están en régimen de autónomos.

Es importante recordar que como autónomo dependiente hay que recibir una contraprestación económica que esté acorde con el resultado de la actividad.

Lo primero que debes hacer es avisar a tu cliente que estás en esa situación y que formalicéis un contrato por escrito. Para que puedas tú como autónomo puedas firmar un contrato como dependiente para una empresa debes cumplir algunas condiciones:

  • No tener trabajadores contratados.
  • No subcontratar la actividad para la que has sido contratado con terceros.
  • Tener tu propia infraestructura productiva y tu propio material para poder ejercer tu actividad de manera independiente a los de la empresa.
  • Tienes que tener libertad para organizarte a la hora de trabajar según el criterio profesional.
  • Trabajar de forma diferenciada a los trabajadores que la empresa tiene contratados.
  • Aunque la empresa puede darte algunas indicaciones, debes desarrollar tu actividad según tu propio criterio.

1. CONTRATO

Para el autónomo dependiente es muy importante firmar el contrato para así adquirir unos derechos que no podría conseguir de otra manera. El contenido del contrato debe ser el siguiente:

  • Objeto y causa del contrato.
  • Identificar cuáles son las partes del contrato.
  • Remarcar los elementos que marcan la condición de autónomo dependiente.
  • La duración máxima de la jornada laboral, el descanso a lo largo de la semana y las vacaciones de todo el año.
  • La fecha en la que comienzan las prestaciones y el periodo que durarán, es decir, la duración.
  • Cuál será la cuantía con la que indemniza al autónomo dependiente o a la empresa, en caso de que se rompa el contrato.
  • La prevención de los riesgos laborales.
  • Cuáles serán las condiciones del contrato si el autónomo deja de ser dependiente.

El contrato hay que registrarlo en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal 10 días hábiles después de la firma del mismo. Acto seguido habrá que comunicarle a la empresa el registro del contrato como mínimo 5 días después. Si pasados 15 días el autónomo dependiente no ha registrado el contrato, deberá ser la empresa quien lo haga en el plazo de los 10 días siguientes.

2. VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Algunas ventajas de ser autónomo dependiente:

  • Tienes la seguridad que puede ofrecer un contrato laboral donde se estipulan las condiciones de trabajo y te permite cobrar el paro en caso de incumplimiento grave por parte de la empresa.
  • Te da derecho a vacaciones reconocidas por ley.
  • A las mujeres, les otorga el permiso de maternidad sin que tengan que pasar el periodo mínimo de cotización de 180 días.
  • A pesar de trabajar para una empresa, puedes desarrollar tu actividad organizándote como tú quieras.
  • No hay establecidas unas horas de trabajo máximas ni los descansos entre jornadas. Da flexibilidad a la hora de trabajar.

También tiene desventajas a tener en cuenta:

  • Siendo autónomo económicamente dependiente no puedes tener a ningún trabajador contratado ni puedes subcontratar parte de las actividades que hagas. Vas a tener mucho trabajo que hacer y no vas a poder delegarlo.
  • Aunque estés trabajando para una empresa, no vas a poder librarte de pagar las cuotas a la Seguridad Social así como los impuestos que por ley te tocan. La empresa no se va a hacer cargo de ellos. Sigues teniendo que presentar tus modelos trimestralmente (Modelo 130, Modelo 303, etc.)
  • Las vacaciones no son remuneradas, corren a tu cuenta.

Hasta aquí nuestra guía sobre los autónomos dependientes. Si tienes cualquier duda no dudes en consultarnos en Declarando.es, nuestro asesor virtual inteligente estará dispuesto a ayudarte en lo que pueda. ¡Pruébalo y me cuentas que tal!