La legislación fiscal de los autónomos cambia continuamente. Una de las novedades que tenemos desde el año 2013 con la entrada en vigor del nuevo regalemento de Facturación son las facturas simplificadas.

La factura simplificada trata de sustituir a lo que conocíamos como ticket, para conseguir un mayor grado de detalle gracias a los nuevos requisitos de emisión de la factura. Este nuevo método de registro puede ser utilizado por los autónomos en operaciones que sean pequeñas.

Como quizás ya sepas, solamente existen 2 tipos de facturas: Facturas Simplificadas y Facturas Completas. La diferencia fundamental entre ambos tipos es la cantidad de datos requeridos en una y otra (ahora te explico los casos en los que puedes utilizar las facturas simplificadas y en los que no).

¿Quién puede emitir facturas simplificadas?

La factura simplificada podrá emitirse, a elección del emisor, en los siguientes casos:

  • Cuando el importe del trabajo a facturar no exceda de 400 euros, IVA incluido
  • Cuando deba expedirse una factura rectificativa (es el documento que se utiliza para modificar  algún dato de una factura original o bien por la devolución de mercancías).

Además, la factura simplificada podrá emitirse, cuando su importe no exceda de 3.000 euros, IVA incluido, en las operaciones que se describen a continuación:

  • Ventas al por menor
  • Ventas o servicios en ambulancia
  • Ventas o servicios a domicilio del consumidor
  • Transportes de personas y sus equipajes
  • Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías, horchaterías, chocolaterías y establecimientos similares, así como el suministro de bebidas o comidas para consumir en el acto
  • Servicios prestados por salas de baile y discotecas
  • Servicios telefónicos en cabinas telefónicas de uso público
  • Servicios de peluquería e institutos de belleza
  • Utilización de instalaciones deportivas
  • Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos
  • Aparcamiento y estacionamiento de vehículos
  • Alquiler de películas
  • Servicios de tintorería y lavandería
  • Utilización de autopistas de peaje

¿Cuándo no se podrá expedir una factura simplificada?

No podrás utilizar la factura simplificada para reflejar las operaciones siguientes:

  • Entregas intracomunitarias de bienes (EIB)
  • Ventas a distancia
  • Operaciones localizadas en el Territorio de aplicación del Impuesto (TAI) en las que el proveedor o prestador no esté establecido, se produzca la inversión del sujeto pasivo y el destinatario expida la factura por cuenta del proveedor o prestador
  • Las operaciones no localizadas en el Territorio de aplicación del Impuesto (TAI) si el proveedor o prestador está establecido: Cuando la operación se entienda realizada fuera de la Unión Europea (UE) y cuando la operación se localice en otro Estado miembro (EM), se produzca la inversión del sujeto pasivo (ISP) y el destinatario no expida la factura por cuenta del proveedor o prestador

¿Qué datos contiene?

En una factura simplificada tienes que reflejar todos y cada uno de los datos que te enumeramos a continuación:

  1. Númeroy, en su caso, serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa
  2. Fecha de expedición de la factura. En caso de que sea diferente, también habrá que incluir la fecha de realización del trabajo o en que se haya recibido el pago anticipado
  3. Númerode identificación fiscal (NIF) del obligado a expedir factura
  4. Nombre y apellidos, razón o denominación social completa del obligado a expedir factura
  5. Identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados
  6. Tipo impositivo de IVAaplicado y opcionalmente, también la expresión «IVA incluido»
  7. El importe total a pagar
  8. NIF, nombre y apellidos y domicilio del destinatario y cuota tributaria (retención IRPF), cuanto el destinatario sea empresario, profesional o no lo sea, pero así te lo pida para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales o para el ejercicio de cualquier derecho de naturaleza tributaria

Frente al ticket, la factura simplificada pretende ser un documento justificativo algo más formal, aunque sin llegar al nivel de una factura completa, evitando de esta forma la mayor complejidad administrativa que ello supondría.

¿Cómo deben de registrarse en la contabilidad del autónomo?

Dependiendo de si son Gastos o Ingresos, existen unas normas de registro que te dicen en qué Libro Registro debe ir dicha factura:

  • Ingresos: Libro de Registro de facturas emitida
  • Gastos: Libro de Registro de facturas recibidas,  Libro de Registro de Bienes Inmuebles, Libro de Registro de Gastos

¿Puedo deducir el IVA en la factura simplificada?

Si emites facturas simplificadas, quizá te preguntes si también puedes deducir el IVA de este tipo de facturas. La respuesta es sí. Al igual que en las facturas completas, el IVA de las facturas simplificadas puede deducirse. Sin embargo, se han de cumplir determinadas condiciones que enumeramos a continuación.

Cómo deducir el IVA de una factura simplificada

Para poder deducir el IVA de una factura simplificada el expedidor de la factura debe hacer constar obligatoriamente en ella:

  • El NIF y domicilio del destinatario
  • La cuota repercutida, que se debe consignar por separado

Requisitos para deducir el IVA de la factura simplificada

Además, para deducir el IVA de la factura simplificada se deben cumplir una serie de condiciones:

  • Los gastos que desean deducirse deben ser propios y estar directamente relacionados con el desarrollo de la actividad empresarial o profesional
  • Debe existir un documento formal justificativo; es decir, que la factura simplificada de la cual queremos deducir el IVA debe ser correcta y contener la información antes mencionada

Si tienes cualquier duda tanto en facturas como cualquier tema relacionado con contabilidad y registro de transacciones que afecten a la presentación de tus impuestos, el equipo de  Declarando.es te atenderemos encantados. Visita nuestra web en: www.declarando.es