Tanto si eres autónomo como si todavía no lo eres, te interesa leer este post pues voy a indicarte los 3 gastos deducibles del Modelo 130 que todo autónomo tiene. 

Cada trimestre los autónomos tenemos un problema cuando vamos a confeccionar el Modelo 130: necesitamos minorar nuestras ventas con los gastos que tenemos en la actividad. Sin embargo, en ocasiones desconocemos los gastos que podemos tener en cuenta en el Modelo 130.

Esta claro que cada actividad tiene unos gastos u otros pero siempre hay algunos gastos que son comunes en todas las actividades y que por tanto, tenemos todos los que somos autónomos. Los 3 gastos deducibles que todos los autónomos tenemos son:

  1. La cuota de autónomos

Desde el momento que empezamos a desarrollar una actividad económica de forma habitual tenemos que solicitar a la Seguridad Social el alta en el régimen especial de trabajadores autónomos, también conocido como RETA. De esta forma, a partir de ese momento cada mes le pagaremos a la Seguridad Social nuestra cuota de cotización como autónomo.

Este gasto, como digo, siempre lo vamos a tener cuando ya estemos trabajando de forma continua y teniendo unos ingresos todos los meses, aunque sean mínimos. Es decir, no estamos ante la situación de realizar una actividad de forma menos habitual en la que se hacen facturar sin estar dado de alta todavía como autónomo en la Seguridad Social

     2. Teléfono móvil

Todos los autónomos disponemos de un teléfono móvil que utilizamos para contactar con nuestros clientes o que ellos mismos nos puedan localizar a nosotros. Lo primero que hacemos es conseguir un teléfono móvil que utilizaremos en nuestra actividad. Si puede ser gratis mucho mejor :), pero la factura de telefonía la vamos a tener que pagar todos los meses.

     3. Gastos de Oficina

Toda actividad debe de tener aparejada una oficina o despacho desde donde llevar la gestión administrativa de la misma.

Dependiendo de la actividad que realicemos, esta oficina o despacho puede ser de alquiler, por lo que todos los meses tendrás un gasto por el alquiler y seguramente los gastos por suministros como la luz, el agua o incluso la conexión a internet. Sin embargo, desde hace unos años cada vez somos más autónomos los que trabajamos desde nuestra casa, por lo que el gasto por el alquiler (salvo que vivamos en alquiler) no lo tenemos.  Pero en este caso, también tenemos gastos por suministros de luz, agua o conexión a internet que podemos considerarlos gasto deducible si cumplimos una serie de condicionantes, además de tener otro tipo de gastos como el IBI, la tasa de basura, o los pagos a la comunidad de propietarios.

Si quieres conocer más gastos deducible para incluir en el Modelo 130 puedes entrar en www.declarando.es y comprobarlo con nuestro servicio de “análisis de gastos deducibles”.