Como ya sabes, nosotros los autónomos tenemos unas cuentas obligaciones con la Administración Pública. Nos toca presentar modelos de impuestos, tanto para pagar como para informar, darnos de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, rellenar formularios cada trimestre y a final de año y además llevar los libros de registro oficiales (que a muchos se nos olvidan y Hacienda en caso de inspección quiere que los pongas encima de la mesa).

Uno de los modelos menos conocidos por los autónomos es el modelo 111. Digo que es uno de los menos conocidos porque no todos los autónomos tenemos la obligación de presentarlo. Además, tampoco se se debe de presentar cada trimestre.

El modelo 111 es el formulario mediante el cual:

  • Tú como autónomo le pagas a Hacienda el IRPF que le has retenido a tus proveedores autónomos
  • Si tienes trabajadores a tu cargo, tienes que ingresar las retenciones que les has aplicado en las nóminas

Es decir, tú como autónomo le tienes que informar, y además pagar a Hacienda lo que has retenido por IRPF a trabajadores, o a otros autónomos que son profesionales.

Imagínate que te dedicas a la fabricación de muebles y el proveedor que te suministra la madera es otro autónomo igual que tu. Ambos sois profesionales y por tanto, en las facturas que emitís a vuestros clientes aplicáis además del IVA, el IRPF que os corresponda (en 2017 como regla general es un 15%, pero si cumples determinadas condiciones te puedes aplicar un 7%).

Por este motivo, tu proveedor te presentará una factura con IRPF que tú cuando llegue el trimestre de impuestos deberás de ingresar a Hacienda mediante el modelo 111.

El modelo 111 lo tienes que presentar todos los autónomos que han aplicado retención del IRPF en alguna de estas situaciones:

  • Que tengan trabajadores a los que les paga una nómina (en las nóminas está el importe de IRPF que el trabajador no cobra porque tu como pagador se lo ingresas a su nombre en Hacienda cada trimestre)
  • Cuando tienes proveedores que son autónomos profesionales y por tanto, en las facturas que recibes de ellos han aplicado IRPF. Por ejemplo, aquellas facturas con retención que te envía tu informático o tu abogado
Como te decía antes, el modelo 111 no siempre debes de presentarlo. Te explico las reglas para saber cuando debes de presentarlo y hacerlo bien:
  • Si durante un trimestre no has recibido ninguna factura de proveedores autónomos que llevan IRPF, y para el caso de que no tengas trabajadores, el modelo 111 no lo vas a tener que presentar.
  • Si durante un trimestre has recibido facturas de proveedores autónomos que llevan IRPF o tienes trabajadores a tu cargo, deberás de presentar el modelo 111
  • Si tienes trabajadores a tu cargo por un trimestre, por los motivos que sean, no les has retenido nada en sus nóminas, deberás de presentar el modelo 111 negativo, o sea, a 0.
  • Si durante el trimestre no has recibido facturas de proveedores autónomos que llevan IRPF pero resulta que cuando te diste de alta en Hacienda, marcaste en el modelo 037 la casilla 701 de “Obligación de realizar retenciones o ingresos a cuenta sobre rendimientos de actividades profesionales, agrícolas, ganaderas, forestales u otras actividades económicas, premios, determinadas imputaciones de renta o determinadas ganancias patrimoniales (modelos 111)”, deberás de presentarlo negativo, o sea, a 0.

Recuerda que como tu eres un autónomo y no una mega empresa que factura una fasta tienes que presentar el modelo 111 cada trimestre. Las fechas son estas:

  • Para el primer trimestre: del 1 al 20 de abril
  • Para el segundo trimestre: del 1 al 20 de julio
  • Para el tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre
  • Para el cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero

 

Para presentar el modelo 111 tienes 3 opciones:

  1. La primera es hacerlo en papel: si eliges este medio tradicional puedes descargar el documento en la sede electrónica de la Agencia Tributaria. Si resulta que el modelo 111 se sale a pagar, su presentación e ingreso deberás realizarlo en el banco. En cambio, si el modelo 111 es negativo, deberás de presentarlo en Hacienda.
  2. La segunda es hacerlo telemáticamente en su página web: para hacerlo online es obligado que tengas firma electrónica o certificado digital. Lo que pasa es que cuando veas cómo es el formulario en su página web te vas a echar atrás. Créeme, si no tienes conocimientos fiscales hacerlo bien es realmente complicado.
  3. Utilizando Declarando: en nuestra plataforma también necesitas tener certificado digital o clave PIN pero resulta mucho más sencillo que en la página web de Hacienda. Nosotros te lo hemos simplificado al máximo para que no cometas errores. Además, tienes la ayuda de un asesor fiscal virtual que solventará todas tus dudas.

Qué Es El Modelo 111