Cuando un autónomo realiza una actividad económica tiene ingresos y también tiene gastos. Lo que le vaya a pagar a Hacienda es función de sus beneficios.

Según el resultado que obtiene de restarle a los ingresos dichos gastos le pagará una u otra cantidad. Es decir, es vital que tengas controlados los ingresos que has obtenido, pero sobre todo los gastos deducibles.

Sin embargo, existe un problema. Ni los ingresos ni los gastos definitivos que tendrás que declarar en renta los conoces antes del final de año.

Para solucionar esta situación, Hacienda creó el Modelo 130 por el que le adelantamos cada trimestre una cantidad de dinero a cuenta del I.R.P.F.

Qué es el Modelo 130

El Modelo 130 es uno de los impuestos más complicados para un autónomo. Este formulario se usa para pagarle cada trimestre a Hacienda el IRPF de forma adelantada.

El I.R.P.F es el Impuesto Sobre las Personas Físicas. Eso quiere decir que es un impuesto sobre las ganancias de los trabajadores.

Lo importante a tener en cuenta sobre el I.R.P.F es que es un impuesto progresivo. Es decir, cuanto más ganas, más pagas.

El modelo 130 es totalmente obligatorio desde que empiezas a ejercer como profesional en tu sector y presentas tus impuestos mediante la estimación objetiva ya sea en la modalidad normal o simplificada.

Cabe señalar que los autónomos que se ciñan a la presentación del método de estimación objetiva, es decir, los que tributan por módulos, presentan el modelo 131.

Quién lo presenta

  • Como te acabo de comentar el principal filtro para saber si lo tienes que presentar es conocer la estimación con la que lo presentas, si es objetiva, debes presentar el modelo 130 desde el inicio de tu actividad profesional.
  • Los miembros de una comunidad de bienes, todos y cada uno de ellos deberán presentarlo con su porcentaje correspondiente.
  • Los empresarios autónomos que realizan una actividad profesional, pero sólo en algunos casos.

Cuándo se presenta

Como te decía, en abril, julio, octubre y enero presentas el Modelo 130 y le pagas el I.R.P.F a Hacienda.

A final de año, si con estos 4 anticipos le has pagado más de lo que te toca, la Agencia Tributaria tendrá que devolverte ese exceso cuando te toca hacer y presentar la declaración de la Renta. 

Cuando un autónomo realiza una actividad económica tiene ingresos y también tiene gastos. Lo que le vaya a pagar a Hacienda es función de sus beneficios.

Según el resultado que obtiene de restarle a los ingresos dichos gastos. Es decir, es vital que tengas controlados los ingresos que has obtenido, pero sobre todo los gastos deducibles.

Particularidades del modelo 130

El Modelo 130 no tiene resumen anual. Cuando llega Enero y nos toca presentar impuestos, también tocan resúmenes anuales. En este caso, no existe ningún equivalente para el Modelo 130.

En este post, como ves, no profundizo sobre el Modelo 130 pero para hacer memoria puedes saber cómo rellenar el Modelo 130 y descargar el Modelo 130 en nuestro blog.

qué es el modelo 130

Gastos deducibles en el Modelo 130

Algunos de los gastos más habituales que se pueden deducir en el Modelo 130 si eres autónomo son:

1. Seguridad Social

2. Alquiler

3. Impuestos del hogar

4. Servicios contratados a otros profesionales

5. Gastos financieros y comisiones bancarias

6. Gastos de publicidad o suscripción

7. Gastos por Seguros

8. Gastos por reparaciones y conservaciones de bienes materiales

Ahora que ya sabemos los principales gastos deducibles del Modelo 130, nos queda conocer 2 aspectos más.

Cómo hacer que nuestros gastos sean deducibles 

Hay ciertos aspectos a considerar para que como autónomo no tengamos problemas al incluir estos gastos en nuestra actividad. Estos aspectos son tres:

  • Que el gasto esté relacionado con nuestra actividad.
  • Que el gasto esté justificado. Lo normal es tener una factura a tu nombre.
  • Que el gasto esté registrado en tus libros contables.

Si cumples con estos tres aspectos tendrás más opciones de que Hacienda, no pueda decirte nada.

Si necesitas más asesoramiento o directamente te has decidido a olvidarte de los problemas y presentar tus impuestos en solo dos clics, te aconsejo que hagas una llamada gratuita a nuestros consultores de negocio.

En Declarando podemos ayudarte a ahorrar en función de tu actividad y ganarás mucho tiempo en resolver trámites y dudas recurrentes