Si eres un autónomo que trabaja desde una oficina o local alquilado estás obligado a presentar el Modelo 180 si no quieres recibir una sanción de Hacienda. Como no es un formulario muy habitual y no existe demasiada información en la red, te voy a contar en este artículo todo lo que tienes que saber sobre este modelo de impuestos.

El Modelo 180 es una declaración informativa sobre las retenciones que se practican en las facturas de alquiler de todo el año, es decir, es un resumen en el que se declara la suma de los importes que has pagado por el alquiler en un mismo año. 

Como autónomo que realiza tu actividad en un local u oficina alquilado, lo normal es que todos los meses el propietario de ese local u oficina te envíe una factura de alquiler para justificar su pago. La factura de alquiler debería de confeccionarse según el siguiente ejemplo: 

Imaginemos que has acordado con el propietario del local desde donde trabajas que por el alquiler  le pagarás 300€ al mes. La factura del alquiler será:

  • Importe Alquiler = 300,00€
  • 21% de IVA = 63,00€
  • – 19% IRPF = – 57,00€
  • Total a Pagar = 306,00€

Por el alquiler de tu oficina o local todos los meses pagarás 306,00€. Sin embargo, esta factura afectará a tu actividad de la manera siguiente: 

  • Los 300€ del importe del alquiler serán gasto deducible y te minorarán los ingresos a declarar en tu Declaración de la Renta, o si presentas el Modelo 130 de pago a cuenta de la Renta.
  • Los 63€ son cuota de IVA que también podrás recuperar vía Modelo 303.
  • Los 57€ es dinero que no le pagas al propietario del local pero que tendrás que ingresarlo a Hacienda cada trimestre mediante el Modelo 115. Los 57€ es el importe que como inquilino estás obligado a retenerle al propietario del local por el solo hecho de tener un local u oficina alquilado. 

Debido a que como inquilino tienes la obligación de retenerle al propietario del local u oficina un 19% del importe del alquiler acordado entre ambos, y que la forma de ingresar ese importe es cada trimestre presentando el Modelo 115 de retenciones de alquiler, esto supone que al final del año tengas que presentar el Modelo 180. Recuerda que no es más que una Declaración Informativa o si quieres, un Resumen de los datos incluidos en los Modelos 115 presentados durante el año. 

Si no quieres tener problemas a la hora de confeccionar tanto el Modelo 115 como el Modelo 180 siempre puedes utilizar declarando.es.