En este artículo voy a hablar del IVA en ventas online. Es un tema que genera muchas dudas y cada vez somos más los autónomos que decidimos montar un e-commerce.

No cabe duda de que Internet nos da mucha visibilidad. Podemos vender nuestros productos en todo el mundo desde la cocina de nuestra casa.

Pero no olvidemos que esta venta tiene algunas complicaciones. Por ejemplo, vender online no nos libra de tener que aplicar el IVA a las operaciones.

El IVA de los artículos o servicios que vendemos por Internet es muy parecido al de los que vendemos vía telefónica, según los artículos 68.3, 68.4 y 68.5 de la Ley del Impuesto sobre Valor Añadido.

Pero, ¿estamos obligados a declarar las ventas de nuestra tienda online?

Sí, si tienes un comercio online, seas persona física o empresa, tendrás que retener IVA y declararlo.

Pero hay matices… Dependiendo de la frecuencia con la que vendas tus productos declararás el IVA de una forma u otra. Pongamos ejemplos:

Particular que vende de forma habitual

No importa que la venta sea de tu patrimonio, si es una actividad que ocurre de forma habitual, tendrás que pagar los impuestos.

Además, tienes que darte de alta como autónomo o bien como empresa. Recuerda que esto también se aplica si las ventas se producen en plataformas de venta online tipo Amazon, Ebay, Aliexpress…

Autónomo que vende de forma esporádica

Ante una venta online, deberás emitir la factura correspondiente reteniendo el IVA.

Si es una venta puntual, no tendrás que modificar tu epígrafe de actividad ante la administración.

Si eres autónomo que vende de forma habitual

En este caso, no te libras de facturar con IVA tus ventas online.

Si nunca antes habías realizado ventas por comercio electrónico, será de vital importancia que te des de alta en el epígrafe 665 (comercio al por menor por correo o catálogo) que es el más cercano a la actividad que se realiza.

Además de esto, también tienes que darte de alta en el epígrafe que pertenezca al tipo de producto o servicio que vas a vender.

Si vendes más de un tipo de producto y estos son distintos entre sí, deberás tener el alta en todos ellos. Debes modificar además tu alta y tu nueva actividad económica en el modelo 036 y 037.

En resumen, si estás pensando en tener una e-commerce y vender tus productos o servicios en la red de forma habitual, vas a tener que aprender cómo declarar el IVA en ventas online.

Pero esto no acaba aquí, también hay que tener en cuenta dónde se producen las ventas:

Ventas dentro de la UE

No tendrás que facturar el IVA en ventas online si: 

  • Vendes tus productos a empresas de otro país de la UE, siempre y cuando el cliente final posea un número de IVA válido.
  • Tus ventas son menos de 35.000€  al año (100.000€ en algunos casos) y vendes a consumidores finales de otro país, tampoco tendrás que facturar con IVA. 
  • Vendes a empresas en las Islas Canarias, Ceuta o Melilla, hay diferencia entre si se trata de productos o servicios. Las ventas de productos se consideran exportación y están exentas de IVA. En cambio, si vendes servicios a empresas, no se considera exportación, pero sí operación no sujeta. Por norma general, estas ventas también están exentas de IVA aunque hay excepciones. 

Si tus clientes son personas naturales, sí tendrás que incluir el IVA en tu factura, aunque también, existen algunas excepciones a la regla.

Además, ten en cuenta el IGIC (Impuesto General Indirecto Canario) y el IPSI (Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación).

Estos suelen ser de aplicación, que sean territorios exentos de IVA no significa que las operaciones no estén gravadas con un impuesto indirecto. Aunque os aconsejamos que reviséis en cada caso.

Resumiendo y por norma general:

Si vendes a clientes de fuera de la UE, no tienes que facturar con IVA.

Eso sí, en ventas a clientes que compran desde fuera de la UE, especialmente en América Latina, tendrás que tener en cuenta otros impuestos y retenciones que hace el país.

Iva en ventas

Ventas de segunda mano

También está aumentando, cada vez más, la venta por internet de artículos de poco valor que no utilizamos.

En estos casos también son peculiares y no hay obligación de declarar por no considerarse actividad económica.

La definición que hace Hacienda de actividad económica es:

“Se entiende que se realiza una actividad económica cuando un contribuyente ordena por cuenta propia medios de producción y recursos humanos o uno solo de ambos, siendo su finalidad la de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios”.

Es verdad que hay algunos casos en los que si se considera que hay actividad económica, por lo que se tiene las obligaciones de un empresario o profesional, por ejemplo, si se venden artículos de segunda mano de terceros.

Pero atención, si la venta supera los 1.000€, la ley obliga a pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), actualmente el 4 por ciento.

Además en esto casos a nosotros como vendedores se nos generará una variación patrimonial que tendrá que declarar en el IRPF.

Cómo se hace el cálculo del IVA

Para el cálculo de los beneficios se aplicarán las normas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o Impuesto sobre sociedades.

Uno de los principales problemas para gravar la actividad económica a través de Internet es saber dónde se produce la transacción.

La regla general es tomar como referencia el lugar donde se encuentra el servidor, que puede ser distinto al país que alberga la página web o desde el que se envían los productos.

Es verdad que a veces, esta situación puede generar dudas sobre el lugar de tributación y entonces, también sobre cuál es la Administración que debe recaudar.

Otras cuestiones a tener en cuenta en la venta online

Hay otras cosas que quienes realicen alguna actividad económica deben tener en cuenta. Entre ellas:

  • Darse de alta en el censo de Hacienda con el modelo 036.
  • La actividad a desarrollar deberá de encuadrarse en algún epígrafe de IAE. El epígrafe de IAE para el alta es indiferente del canal de ventas que se utilice (físico u online). Se debe de atender siempre a la verdadera naturaleza de la actividad económica, a los productos o servicios que se comercializan.
  • Por otro lado, lo primero que se debe hacer es darse de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios de IVA (ROI). Es imprescindible si se van emitir facturas a empresas europeas sin IVA.

Como comentábamos anteriormente, todo empresario o profesional tiene obligación de emitir factura y copia por las ventas por internet. 

Esta obligación nace por desarrollar una actividad económica en la que se entregan bienes o prestan servicios.

En conclusión, hay múltiples factores que determinan si debes o no declarar el IVA.

Nosotros siempre recomendamos que contéis con un asesor que os ayude dependiendo de vuestro caso. Si tienes dudas entra en Declarando y habla gratis con uno de nuestros abogados fiscales.