Los autónomos tenemos varios plazos marcados en rojo en el calendario. Seguro que alivia poder tachar el plazo de impuestos de enero, pero ojo, el día 1 de abril tenemos cita con la Declaración de la Renta 2019.

Para ello es conveniente que conozcamos las novedades fiscales y las modificaciones legales sobre el IRPF en 2019.

Además, también es importante refrescar las novedades que se introdujeron años anteriores: ¿tengo que declarar? ¿Cómo funciona la deducción por maternidad? A continuación, te contamos las principales novedades.

Principales novedades en el IRPF 

Una de las principales novedades que nos trae este año la Renta, es el cambio de tributación de los premios, por ejemplo, la lotería.

Esto significa que a partir del 1 de enero de 2019 si te tocó la lotería y fueron 20.000€ íntegros o menos, estás exento de presentar la Renta.

Si el premio fuera de más de 20.000€, sí que se debe tributar respecto de la parte del mismo que sobrepasa el importe.

En 2020 está previsto que estén exentos los premios con un importe igual o inferior a 40.000€.

Respecto al resto de novedades, a pesar de haberse tratado varias medidas desde el gobierno, es cierto que ninguna se ha formalizado. 

Eso sí, recuerda que en la renta 2019 entraron en vigor las conocidas deducciones por maternidad, familia numerosa y cambiaron las cantidades que obligan a declarar. 

Quién está obligado a declarar

Actualmente, con las novedades que nos trajo la anterior Renta, todos aquellos trabajadores con rentas anuales menores a 14.000€ de más de un pagador, no están obligados a declarar. Hasta 2018, la cifra mínima era de 12.000€.

Por otro lado, desde  las novedades en renta de 2018, las ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas también se libran de declarar.

Del mismo modo, también lo hacen las rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de las letras del tesoro y subvenciones para adquisición de vivienda de protección oficial o de precio tasado, con un límite conjunto de 1.000€ anuales.

Reducción por obtención de rendimientos del trabajo

Por otra parte, te recordamos que desde 2018 se mantiene la reducción por obtención de rendimientos del trabajo:

  • Para aquellos que hayan tenido rendimientos del trabajo iguales o inferiores a 13.115€, la reducción será de 5.565€ anuales.
  • Aquellos con rendimientos netos del trabajo entre 13.115€ y 16.825€: la cuantía de reducción será de 5.565 menos el resultado de multiplicar por 1,5 la diferencia entre el rendimiento del trabajo y 13.115€ anuales.

Deducción por maternidad

Otro de los puntos a tener en cuenta es que desde 2018 el importe de la prestación por maternidad puede no incluirse en la declaración. Las retenciones que se hayan soportado, son deducibles.

Por otro lado, la deducción por maternidad incrementó en 1.000€ más. Lo será cuando quien pueda deducir haya tenido gastos de custodia en guardería/centros de educación infantil autorizados y su hijo sea menor de 3 años.

Deducción por familia numerosa 

También en 2018 aumentó el importe de la deducción por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo. Actualmente, la suma asciende en hasta 600€ anuales por cada hijo que forme parte de la familia numerosa. 

Deducción por personas con discapacidad a cargo

El nuevo supuesto de deducción habla sobre el cónyuge con discapacidad. 

Esta deducción se da siempre que no tenga rentas anuales superiores a 8000€, ni genere el derecho a las deducciones previstas en las letras C) y D) del número 1 del artículo 81 bis de la LIRPF (descendiente con discapacidad o ascendiente con discapacidad con derecho a la aplicación del mínimo).

Este tiene derecho a una deducción en el IRPF de hasta 1.200 euros anuales.

Tal vez también pueda interesarte:

Autónomos que deben retener el IRPF 

Cómo se calcula el IRPF de un autónomo 

Qué es el modelo 130