Sobre las reducciones en el pago de la cuota de autónomos o sobre las llamadas tarifas planas, existe bastante información. Sin embargo, pocos conocen aquellos supuestos en los que la cuota de autónomos está bonificada al 100% o casi. ¿Eres uno de ellos?

Es curioso. Muchas de las personas que no han estado nunca dada de alta como Autónomos, sí creen que existe algún caso de cuota a coste cero. Generalmente, piensan que cuando el autónomo está de baja por contingencias comunes, es decir, por enfermedad común o accidente no laboral, no deben pagar su cuota.

Pero, no es así, ¿verdad? Esta afirmación está a años luz de la realidad actual. Si bien es cierto que se recibe una prestación según la cotización que se reciba, hay que seguir pagando la cuota de autónomos.

Cotización del autónomo por baja por contingencias comunes

Pongamos un supuesto en el que un autónomo cotiza por la mínima – la gran mayoría las personas dadas de alta en el RETA -, es decir, lo hace por 932,7 euros mensuales (su base reguladora). Si está de baja por enfermedad común, por ejemplo, los tres primeros días no cobrará nada. Entre el día 4 y el 20 cobraría el 60% de su base reguladora y a partir del día 21 en adelante, el 75% de dicha base que es lo mismo que se percibe desde el primer día en el caso de accidente laboral. De lo que cobra, que ya se puede ver que no va a ser mucho, tiene que pagar su cuota de autónomos íntegramente.

Conseguir no pagar la cuota de autónomos durante una baja laboral es otra de las luchas de los autónomos, pero por ahora, no hay un acuerdo al respecto.

cuota-coste-cero

Entonces, ¿en qué casos sí existe la cuota a coste cero?

Como decíamos, sí hay casos de cuota a coste cero. Concretamente, hay tres según las leyes actuales.

1) Baja por maternidad/ paternidad

Esto es fruto de las reformas efectuadas en el año 2017, ya que hasta esa fecha, el autónomo sí que cotizaba a la seguridad social durante las 16 semanas que dura el permiso. Esta medida también se aplica en caso de acogimiento o adopción en la forma que recoge la ley.

En el caso de las mujeres, esta medida se puede ampliar si hay riesgo durante el embarazo o la lactancia. De esta manera, se ayuda a estas mujeres en estos momentos complicados en los que los ingresos, además, bajan de forma radical.

¿Estas en alguno de los supuestos anteriores? Te recomendamos informarte activamente ya que, las condiciones pueden cambiar dependiendo de la localidad donde resisas.

2) Autónomos de más de 65 años

No todos los autónomos mayores de 65 años están exentos de pagar si quieren seguir dados de alta. Solo aquellos que hayan cotizado 36 años y 6 meses en cualquier régimen tendrán la posibilidad de hacerlo.

Pero el coste no es exactamente cero, sino que pagan un 3,3% de la cuota. Estamos hablando de tan poco dinero que es prácticamente una cuota sin coste.

Estos autónomos podrán continuar pagando esta ínfima cantidad hasta que decidan darse de baja de forma definitiva en la Seguridad Social.

3) Autónomos que contraten a un empleado para cuidar a menores o a dependientes

En este tercer caso, para poder acogerse a la cuota de autónomos a coste cero tienen que cumplir las siguientes condiciones:

  • Ser responsables legales de un menor de 12 años
  • Tener a cargo un familiar dependiente de hasta segundo grado de consanguinidad que no trabaje y que entre en alguno de los siguientes supuestos:
  • Discapacidad intelectual en grado igual o superior al 33%
  • Discapacidad física o sensorial superior al 65%
  • Parálisis cerebral
  • Sufrir una enfermedad mental de las recogidas en la ley

En estos supuestos es posible pagar cuota cero hasta durante un año completo. Sobre todo, siempre que el contrato que se haga al empleado sea de al menos tres meses. En caso de que se opte por contratar a media jornada se obtendrá una bonificación del 50%.

Los autónomos y la falta de información

Muchos autónomos pierden este tipo de ayudas debido a que desconocen su existencia.

La mayoría de estas personas trabajan solas. No están en contacto diario y directo con otros autónomos y, por su condición, tampoco están sindicadas. Lo que provoca inevitablemente que no tengan suficiente información sobre sus derechos.

Es entonces cuando la figura de un asesor se hace imprescindible. Y no solo es necesario para tener al día las cuentas. Para no perder este tipo de oportunidades a causa del desconocimiento. El asesor debe capaz de darle al autónomo información clara, veraz y oportuna sobre sus derechos y cómo ejercerlos. Por eso queremos que conozcas nuestra herramienta. ¿Todavía no sabes lo que puede hacer por ti?

¿Y tú, puedes acogerte a la cuota de coste 0?

Mediante este artículo intento ayudarte a conocer, si eres uno de los 3 perfiles, que pueden conseguir su cuota a coste 0.

Y si quieres empezar a ahorrar en impuestos y dedicar menos tiempo a la gestión de tu negocio, tienes que probar Declarando…

¿Te llamo gratis para asesorarte?

Podemos quedar para una llamada de 15 minutos para comentar tu situación y ver cómo te podemos ayudar.

Haz clic aquí para reservar tu hora

Asesoría Fiscal Gratis

¿Me haces un favor? Comparte este artículo para que podamos ayudar a más autónomos.