Publicidad, ese factor tan importante a la hora de dar a conocer nuestro negocio.

Por suerte para los autónomos, en muchos casos el gasto en publicidad es deducible. Eso sí, deben cumplir con ciertos requisitos legales que permitan su deducción.

Cuándo es deducible un gasto en publicidad 

  1. Los gastos deben estar relacionados con la actividad principal del negocio
  2. Tienes que tener factura o recibos de la operación
  3. Hay que registrarlos en la contabilidad
publicidad
Profile portrait of a smiling student girl working with a laptop, her legs on the desk, mug in her hand. Education concept photo, lifestyle

Deducibilidad de “Atención a Clientes y Proveedores”

Con esto me refiero a los gastos publicitarios para promocionar la venta de productos y servicios. Un ejemplo son los calendarios o camisetas corporativas, ya que son el merchandising que se entrega en nombre del negocio.

Los gastos en este tipo de publicidad solo pueden ser un máximo del 1% de la facturación de tu negocio.

Además, solo serán deducibles en el impuesto del IVA, aquellos productos en lo que se ve de forma visible y clara el nombre o logo del negocio.

Por último, tiene que considerarse producto de escaso valor. Con esto quiero decir que se tiene que haber entregado a un mismo destinatario sin superar la cantidad de 200€.

¿Quieres aprender los trucos para ahorrarte dinero en renta?

CLASE: CÓMO AHORRARTE 1.000€ AL AÑO CON LA RENTA

DESCARGAR FORMACIÓN GRATUITA