Muchos autónomos no tienen suficientes conocimientos fiscales como para saber si su gasto es un bien de inversión.

El problema es que, si te equivocas con esto, Hacienda te puede poner una sanción por intentar pagar menos impuestos de los que en realidad deberías pagar.

Con Declarando siempre sabes si un gasto es un bien de inversión o no, con lo que evitas fallos que te pueden costar una pasta en el futuro. 

Pero si has decidido llevar la contabilidad por tu cuenta, en este artículo te cuento todo lo que necesitas saber sobre los bienes de inversión. 

Qué es un bien de inversión

Un bien de inversión es un gasto que hiciste en un bien o servicio para usar día a día en el desempeño de tu negocio con antigüedad superior a un año. 

Qué no es un bien de inversión

Los bienes consumibles, aunque superen esta cantidad de dinero no se consideran bienes de inversión. 

Un ejemplo de esto puede ser la seda en una sastrería. El motivo es simple: la seda no es un bien de inversión, porque para que se considere un bien de inversión no puede consumirse antes de 12 meses. 

Por lo demás y en relación con su fiscalidad son como gastos deducibles, aunque existen excepciones.

Aunque cumplan con los requisitos, tampoco son bienes de inversión:

  • Los accesorios y piezas de recambio para reparar otros bienes de inversión
  • El gasto de mano de obra para reparar otros bienes de inversión
  • Los envases y embalajes
  • Los uniformes de los trabajadores de tu empresa

qué es un bien de inversión

El último pero no menos importante de los requisitos a tener en cuenta para considerar que un bien es de inversión o no es el importe del mismo.

  • El importe mínimo requerido para considerar un bien de inversión a efectos de IVA es de 3005,06
  • La cantidad necesaria para considerar un bien de inversión a efectos de IRPF debe ser superior a 300

Tipos y ejemplos de bienes de inversión

La clave para considerar los tipos de bienes de inversión está en la naturaleza del producto y en el uso que le vayas a dar.

Hacienda define y clasifica los bienes de inversión como los bienes destinados a servir como herramientas de trabajo o de explotación durante más de un año como un mueble o inmueble.

Para detallar más el concepto de lo que es un bien de inversión, tienes que conocer los tipos que hay:

– Bienes corporales (que se pueden transportar)

– Mobiliario

– Semovientes (ganadería)

– Inmuebles

Por ejemplo, imagina que tienes un taller. Si si compras una máquina para elaborar parte de tus productos y tienes intención de usarla más de 12 meses, la máquina es un bien de inversión.

Otro ejemplo es que seas transportista y necesites un coche para poder realizar tu trabajo. En este caso, el coche también se consideraría un bien de inversión.

Amortización de los bienes de inversión

Cuando compras un bien de inversión, lo que pagas no se considera como un gasto sino como una inversión.

Esto se debe a que el valor de ese bien sigue siendo un activo para tu negocio, porque te ayuda a realizar una función para el desarrollo de tu actividad económica. 

Además, al ser un bien que compras como una inversión, es un gasto que puedes y debes amortizar. Es decir, que no lo deduces de golpe sino a lo largo de un periodo de tiempo siempre superior al año. 

Para calcular la amortización de los bienes de inversión, Hacienda tiene unos parámetros de cálculo basados en el porcentaje y el número de años que se utiliza ese bien en el negocio. 

Primero debes crear la ficha de amortización. Este documento es un informe con la información básica necesaria del ejercicio anterior y sobre los bienes que quieres amortizar. Sirve para:

  • Identificar de qué tipo de bien de inversión se trata
  • Saber cuándo lo has adquirido
  • Saber qué importe sin IVA has pagado
  • Saber qué porcentaje de amortización (coeficiente lineal) le corresponde a este bien
  • Calcular el importe que te podrás amortizar cada año con los datos anteriores siguiendo las tablas reguladoras de la amortización de Hacienda

Si aún así te quedan dudas, te recomiendo que amplíes información en este artículo sobre la amortización fiscal o que busques a un buen asesor que pueda aconsejarte en función de tu situación particular.