Artículo escrito por expertos
Escribió: 04/05/2021 | Actualizó: 14/05/2021 · Autor: Mónica Serra

Los gastos deducibles en el alquiler de los autónomos

El alquiler del local, la oficina o el almacén para desarrollar el negocio es uno de los gastos deducibles más recurrentes de los autónomos. 

Al tratarse de un gasto relacionado directamente con tu actividad Hacienda, explica que se puede desgravar el alquiler, pero no siempre se puede hacer por el total del gasto. 

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre el gasto de alquiler y su deducción siendo autónomo.

Los gastos deducibles del alquiler de un local

Si tienes alquilado un espacio que no es tu vivienda habitual, por ejemplo una oficina o un punto de venta, podrás deducirte todo el gasto en su totalidad. Para ello necesitarás que tu casero te entregue una factura con el IVA incluido.

Eso sí, un requisito que pone la Agencia Tributaria para deducir el IVA es que el contrato esté a tu nombre y hayas informado previamente a Hacienda sobre este alquiler.

La forma de informar a Hacienda sobre tu situación es mediante los modelos de impuestos que presentas trimestral y anualmente.

Modelos obligatorios para deducir los gastos de alquiler 

Como autónomo con local alquilado, quedas obligado a presentar el modelo 115 de forma trimestral y el modelo 180 anual para informar a Hacienda de tu situación.

Estos modelos están relacionados con las retenciones e ingresos a cuenta, por lo que estás ingresando a la administración dinero en concepto de las retenciones de IRPF de la persona que te lo alquila.

Esta persona tiene que retener ese IRPF en la factura que emite para que puedas ingresárselo a Hacienda.

Además, esa factura irá con IVA y, por norma general, estás obligado a presentar el modelo 303 de IVA trimestral y el modelo 390 anual para declararlo.

Para presentar cualquiera de los modelos en la web de la Agencia Tributaria, vas a necesitar certificado digital o Clave PIN para identificarte.

Recuerda que con Declarando los modelos se rellenan solos con los datos que has ido incluyendo durante el trimestre a la plataforma. 

ordenador, papel y boli para apuntar qué gastos son deducibles en el alquiler

Los gastos deducibles en el alquiler de una vivienda para el inquilino

La situación cambia si te quieres deducir el gasto de alquiler del piso en el que vives, porque ya no te puedes deducir el 100 % del gasto.

Y aquí viene la pregunta que seguro que te haces, ¿cuánto desgrava el alquiler en este caso? 

Pues Hacienda, normalmente, permite “afectar” (es así como se llama el término) un máximo del 30 % que se aplica sobre el porcentaje de metros cuadrados que usas para trabajar. 

Vamos por partes, lo primero que debes hacer en esta situación es asegurarte de tener la vivienda incluida en el modelo 036 como dirección fiscal. 

Este modelo es el que utilizaste para darte de alta como autónomo, por tanto, si te has dado de alta en autónomos sin tener tu dirección fiscal actual, tendrás que modificarlo, volviendo a presentar el modelo corregido.  

En el modelo 036 tienes que indicar, además, los metros cuadrados totales de la casa y el porcentaje aproximado de los metros que utilizas para trabajar, de los cuales saldrá el porcentaje a deducir.

Por ejemplo, si tu vivienda mide 90 metros cuadrados y el despacho en el que trabajas mide 30 metros cuadrados indicarás que destinas 30m2 al 100% o 100 m2 al 30%

Así es como desgrava el alquiler de la vivienda en la que trabajas. 

También es importante mencionar que este tipo de gasto no necesita factura, por lo que no tienes que preocuparte por pedírsela a tu casero.

Otros gastos fiscalmente deducibles del alquiler 

Hay otros gastos derivados del alquiler que también puedes incluir como gastos deducibles en tu contabilidad: los gastos de suministros. Estos gastos de suministros, normalmente, son: agua, gas, electricidad, telefonía e internet.

Si tienes un local alquilado que solo utilizas para desarrollar tu actividad, puedes deducirte todos estos gastos. 

Pero si trabajas desde casa, Hacienda solo permite que te deduzcas un 30% del gasto por suministros. 

Recuerda que, como ocurre con los gastos de alquiler, tendrás que indicarle a Hacienda el domicilio de este suministro, además de ser tú mismo quien pague las facturas. 

En el caso de los gastos de teléfono e internet, si tienes una cuenta diferenciada y exclusiva para el uso de tu negocio, puedes deducir el gasto al 100 %.

Si no tienes la cuenta del negocio separada de la personal, te deducirás el gasto con un máximo del 30 %. 

Entonces, ¿te interesa deducir el gasto de alquiler?

Nosotros siempre recomendamos que os deduzcáis todos los gastos relacionados con vuestra actividad porque, por muy poco que sea, se van a acumular a otros gastos y crearán ese ahorro notable.

Si tienes dudas sobre tu situación puedes solicitar una llamada gratuita de asesoramiento con nuestros expertos y ellos valoran tu caso sin compromiso.

Autor:
Mónica Serra
Abogada fiscal especializada en autónomos