Cuando empieza el año sabemos que se acerca ese huracán al que los autónomos llamamos “hacer la renta”. Para abril debemos tenerlo todo controlado, pero muchas veces nos centramos en el IRPF y dejamos de lado otras obligaciones que también necesitan de nuestra atención, por ejemplo, el Impuesto Sobre el Patrimonio.

En este artículo vamos a repasar qué es esto del Impuesto Sobre el Patrimonio y analizaremos quién lo tiene que presentar y quién no.

Qué es el Impuesto Sobre el Patrimonio

El Impuesto Sobre el Patrimonio se trata de un impuesto que grava el patrimonio neto de las personas físicas. Hablamos de un impuesto directo, general y personal porque recae sobre las personas físicas complementando al IRPF. 

Este impuesto está integrado por:

  • La suma de todos los bienes y derechos económicos
  • La resta de las cargas y gravámenes que reduzcan el valor de sus bienes y derechos
  • La resta de las deudas y obligaciones personales

Particularidades del Impuesto Sobre el Patrimonio según el territorio de aplicación

El Impuesto Sobre el Patrimonio se aplica en toda España aunque está cedido a las Comunidades Autónomas.

Esto significa que las comunidades pueden regular el mínimo exento, las deducciones y bonificaciones, así como el tipo impositivo que se aplica en el Impuesto Sobre el Patrimonio.

Si tienes dudas sobre cómo lo gestiona tu comunidad autónoma, tranquilo, en Declarando podemos ayudarte con tu caso en concreto, solo tienes que solicitar una llamada gratuita de asesoramiento y revisaremos todo lo referente a tu fiscalidad y concretamente a las dudas que te surjan respecto al Impuesto Sobre el Patrimonio.

Quién está obligado a presentar el Impuesto Sobre el Patrimonio

La ley obliga a presentar el Impuesto de Patrimonio las personas físicas que residan en España y también las no residentes, pero que sean titulares de bienes o derechos en territorio español.

Es importante recordar que la declaración de patrimonio es una declaración de bienes, no de rentas.

Tras esta definición puede parecer que, como la renta, todo el mundo debe presentar este impuesto, pero la realidad es que a efectos prácticos solo unos cuantos deben hacerlo.

¿A qué se debe? Según Hacienda hay dos claves para saber si debes presentarlo o no:

  • Que una vez aplicadas las deducciones y bonificaciones el resultado después de hacerlo salga a pagar.
  • Que aunque te salga un resultado negativo, el valor de los bienes y derechos supere los dos millones de euros.

El mínimo establecido para pagar el Impuesto Sobre el Patrimonio está en 700.000 € y tampoco tributan los primeros 300.000 € del valor de la vivienda habitual.

impuesto sobre patrimonio de un autonomo

Cómo se calcula el Impuesto Sobre el Patrimonio 

La base imponible del impuesto de patrimonio se calcula sumando todos los bienes y derechos y restando las deudas que tenga el contribuyentes último día del año, que es la fecha del devengo. En esta base imponible, se deducirán las deudas y obligaciones económicas que hayas acumulado a lo largo del año

Los primeros 700.000 están exentos de tributar

Impuesto Sobre el Patrimonio: ejemplo

Para que lo entiendas mejor te pondré un ejemplo.

Piensa que el patrimonio de Pedro García es el de una vivienda valorada por 500.000  sin valor catastral, 400.000 en un depósito a plazo y valores de deuda pública y acciones por importe de 600.000 y un préstamo para adquirido dichos valores por importe de 300.000 .

Su base imponible será de 1.600.000 – 300.000 – 200.000 €, es decir de 1.100.000 €.

El Sujeto Pasivo y el Impuesto Sobre el Patrimonio

El artículo 5 Sujeto pasivo. Ley del Impuesto de Patrimonio, determina que existen dos tipos de sujetos pasivos en función de su residencia fiscal:

  • Sujetos pasivos por obligación personal: esto es aplicable a los residentes en España. Estos sujetos pasivos tributan por todos sus bienes estén o no ubicados en España y por todos sus derechos, se puedan ejercitar o no en territorio español.
  • Sujetos pasivos por obligación real: esto es aplicable a los que no residen en España. Estos tributan solamente por los bienes situados en España y por los derechos que puedan ejercitarse en territorio español.

Qué bienes y derechos se incluyen en la declaración del patrimonio

Dentro de la declaración de patrimonio se incluyen todos los de bienes, derechos y obligaciones que tiene una persona. Estos bienes son los elementos materiales e inmateriales con los que se cuenta. 

Por ejemplo, se incluyen los depósitos en cuenta corriente o de ahorro, las acciones o participaciones en fondos, seguros de vida, vehículos de más de 125.000 €, joyas, objetos de arte y distintos derechos como son los derivados de la propiedad intelectual o los derechos reales y administrativos.

Cuándo tienes que presentar el Impuesto Sobre el Patrimonio

El Impuesto Sobre el Patrimonio se presenta en las mismas fechas que la declaración de la Renta, es decir, entre los días 4 de abril y 2 de julio, ambos inclusive. Además, este impuesto se presenta rellenando el modelo 714 de forma online. 

No obstante, si el resultado de tu declaración es a ingresar y has domiciliado su pago en cuenta, la presentación del modelo 714 no podrá realizarse con posterioridad al día 27 de junio.

Recuerda que modelo 714 de declaración del Impuesto sobre el Patrimonio consta de 10 páginas, además del documento de ingreso.

Pero tranquilo, si tienes dudas, recuerda que Declarando rellena las casillas de forma automatizada dependiendo de los datos que has ido añadiendo a la plataforma. Además, cuentas con asesoramiento por si tienes dudas al respecto.

Paula Ginés
Redactora especializada en autónomos Se encarga del contenido y las redes sociales en Declarando (el Asesor Fiscal de más de 70.000 autónomos). Periodista. Siempre está metida en proyectos con jóvenes europeos. En su tiempo libre seguro que la pillas viajando.