Los autónomos estamos obligados a controlar bien las finanzas, sobre todo las del día a día y como la práctica hace al maestro, acabamos por controlar bien los pagos y los cobros.

Pero para que tu negocio vaya redondo, necesitas algo más. Si quieres que tus cuentas estén saneadas y tener bastante dinero para irte de vacaciones con la familia, tienes que convertirte en un buen financiero.

Está claro que los trabajadores por cuenta propia tenemos que lidiar con la incertidumbre. Eso pasa porque:

  • No sabemos cuánto vamos a cobrar un mes
  • No sabemos el número de clientes nuevos que podemos captar
  • No sabemos cuánto vamos a pagar en impuestos, etc. Nos pasamos la vida mirando a final de mes, intentando adivinar qué tal nos van a salir las cosas.

Y esto se debe sobre todo a que no nos planificamos bien y a que no seguimos una serie de normas básicas que nos pueden hacer la vida más fácil.

En este artículo, voy a darte algunos trucos financieros que yo llevo 15 años aplicando en mis empresas. Apunta:

1. Juega con tus clientes en los últimos días del mes

Uno de los trucos financieros que yo siempre recomiendo es jugar el final del último mes de trimestre.

Regla de oro, cobrar todo lo rápido que se puedas y pagar todo lo tarde que te dejen.

Ve mirando lo que te sale a pagar en el trimestre. Si los impuestos suben mucho, quizás te debas plantear retrasar unos días la entrega de un producto o servicio, para que te tribute en el siguiente trimestre.

Así ganas 3 meses de financiación del IVA y del modelo 130 si lo tienes.

2. Utiliza una cuenta bancaria exclusiva para tu actividad

No es obligatorio, pero es muy recomendable. Vas a ser capaz de gestionar mucho mejor tu actividad y no te dejarás ningún gasto por incluir cada trimestre.

Además, si tuvieras una inspección de Hacienda, será mucho más fácil tramitarla sin que hacienda descubra tus intimidades y saque conclusiones incorrectas que pueden acabar en inspecciones más completas.

3. Revisa todos los pagos que haces por el banco

Cada mes te sacas el extracto bancario y revisas uno a uno los pagos comparando con el extracto contable de tus gastos.

La mayoría de veces los autónomos nos dejamos un montón de gastos que pueden ser incluidos en nuestra actividad.

Y eso a final de año nos cuesta una pasta, 4000€ de media. Esta cifra la hemos calculado analizando la situación de cientos de clientes en Declarando.

4. Olvídate del efectivo

Paga todo todo con tarjeta, transferencia o recibo. Este es uno de los trucos financieros que más te ayuda a agilizar procesos, porque es mucho más fácil controlar lo que gastas ya que lo puedes revisar siempre que quieras en tu banco.

Además, en una inspección, todo irá como la seda ya que los pagos en efectivo son super conflictivos.

trucos financieros

5. Fotografía los tickets

Hay aplicaciones para poderlos registrar y que no se te olvide luego contabilizarlos. Sueles poder deducir un montón de gastos de dietas y viajes, que luego perdemos en la cartera si no vamos con cuidado.

En el caso de que haya una inspección de Hacienda, nos van a pedir todos los justificantes y podemos tener una buena sanción si no los encontramos.

6. Lleva un presupuesto

Parece una tontería, pero llevar presupuestos ayuda, por más sencillos que sean. Cuando presupuestamos, nos obligamos a pensar y no lanzarnos a la piscina sin planificación ni control.

Pon por escrito tus ventas e ingresos de los próximos meses y cada mes analiza qué ha pasado para tomar medidas.

Los presupuestos sirven para “conducir” la empresa, no para ponerlo en un papel y olvidarse. Y tienen otra función importante, ayudarte a decir basta si ves que mes tras mes pierdes dinero.

7. Planifica tu renta anual

Recuerda, que todas las retenciones de IRPF que vas aplicando en tus facturas, se van acumulando en tu “hucha” de impuestos para pasar cuentas en tu declaración de la renta.

Revisando lo que vas acumulando, y haciendo previsiones, puedes anticipar lo que pagarás de renta. Así de cara a final de año podrás tomar decisiones varias como contratar un plan de pensiones, amortizar hipoteca de vivienda habitual, etc.

Esto son 7 trucos financieros, pero hay muchos más, me los guardo para otro artículo. Lo que me gustaría transmitir, es que un autónomo es un empresario y como tal, debe tener conocimientos básicos de finanzas y no sólo preocuparse de su producto o servicio.

También hay que preocuparse de los números, del dinero.

Con estas recomendaciones, la parte del día a día la tendrás más controlada. Ahora sólo te falta ejercer el control sobre la fiscalidad. Como con eso tampoco queremos que pierdas tiempo es para lo que hemos creado Declarando.

Declarando es la única plataforma exclusiva para autónomos que te ayuda a ahorrar en impuestos cada año.

¿Cómo la hacemos? Ayudándote a optimizar tu contabilidad y a que te deduzcas todos los gastos que te permite la ley.

Además, nuestra obsesión es que pierdas poco tiempo con cosas que no te afectan en tu negocio.

Así que con nuestra plataforma puedes presentar tus impuestos y llevar tu contabilidad muy fácilmente, sin perder tiempo tonto y sin errores fiscales que te puedan costar una pasta. ¿Quieres probarlo? ¡Es gratis!
Échale un vistazo al vídeo: