Empezar en tu negocio desde cero, siempre supone un riesgo. Hay que captar suficientes clientes, controlar los costes, hacer un buen trabajo… 

Además, de todos esos riesgos con los que ya contabas, pueden suceder muchas cosas extraordinarias. Enfermedades, siniestros, accidentes, etc. Por eso es muy importante estar protegido, hay que tener los seguros esenciales que necesitas para desarrollar tu profesión. 

En este artículo te voy a contar los seguros obligatorios para poder llevar adelante tu negocio. Ah, y como siempre nos gusta hablar de ahorro, te explicaré cómo pueden hacer que pagues menos en Renta.

Seguros obligatorios

Como hemos venido mencionando hay seguros que son vitales en tu negocio. Estas pólizas son necesarias, además de obligatorias, porque te pueden salvar de más de un dolor de cabeza futuro:

– Seguros de Responsabilidad Civil

Esta cobertura os cubre, tanto a ti como a tus empleados, en los posibles daños y perjuicios que podáis realizar sobre terceros durante el trabajo.

Además, este seguro es obligatorio para los que seamos autónomos y tengamos un local abierto al público. Sin esta cobertura, no obtendremos la licencia de apertura.

De todas formas el precio es muy económico y puede salvarte de un siniestro. Por eso es cierto que aunque no es obligatorio en algunos casos, si que es recomendable en todos ellos.

Seguros obligatorios

– Seguro de convenio o accidentes

Este seguro va destinado a los autónomos con personal contratado. Es una cobertura necesaria porque deben responder por sus empleados en caso de accidente, incapacidad o fallecimiento. 

El seguro cubre las indemnizaciones necesarias. Es una de las pólizas más importantes y si no se cumple, puede acarrear multas de hasta 187.000€, además de las indemnizaciones.

Hay sectores que por convenio obligan a contratar este seguro, pero los más frecuentes suelen ser el de la construcción y el de hostelería.

– Seguros multirriesgo

Los seguros multirriesgo aseguran tanto el continente como el contenido de tu negocio. Si como autónomo tienes un local donde desempeñas la actividad laboral, esta póliza te cubre de incendios y robos en él (entre otros).

Además, para elegir tu seguro, te recomendamos Singular Cover. Con ellos puedes elegir un seguro diseñado a medida, que cubra exactamente lo que necesitas sin pagar un céntimo de más.

– Seguro de vehículos

Si utilizas un coche para desarrollar tu actividad, ya sea transportando mercancías, repartiéndolas o para traslados y gestiones, es necesario que contrates un seguro de vehículo.
Esta póliza es como la de un automóvil particular con la diferencia de que en este caso hacemos un uso profesional. Esto deriva en un mayor riesgo y por tanto debe ser declarado por póliza.

Ahorro en la Renta

Contratar un seguro no solo te ayuda a prevenir dolores de cabeza, sino que también te ayuda a ahorrar en la declaración de la Renta.

Así es, este tipo de gastos puedes deducírtelos para pagar menos, pues los seguros relacionados con tu actividad son 100% deducibles. Un punto importante teniendo en cuenta todos los gastos a los que tenemos que hacer frente los autónomos.

Te pongo un ejemplo: Se acerca final del año y calculas que te van a devolver 400€ de los 500 que habías anticipado con el IRPF, tus facturas o con el modelo 130. 

Ahora, contratándolo, ves que con los 200€ del seguro, ahorras 100€ en la Renta y así los 400€ que te iban a devolver más los nuevos 100€… 

¡Has recuperado todo el dinero que le has anticipado a Hacienda!

Estos son algunos trucos que un buen asesor fiscal tendría en cuenta al ayudarte con tu fiscalidad, por eso siempre recomendamos la ayuda de un profesional.

Desde Declarando somos especialistas en el ahorro de nuestros clientes, puedes llamarnos de forma gratuita y te asesoraremos según tu caso.

Además, con Singular Cover tienes un seguro a medida de calidad y sin pagar de más. No te lo pienses, cubre tus espaldas y ahorra en Renta.