Ser autónomo es duro. La recompensa es grande, el peaje alto. No deberías de embarcarte en esta aventura, si no te va la vida en ello.

Vale, igual me he pasado un poco con tanto dramatismo. Dejémoslo en que no deberías emprender si no tienes una motivación fuerte. Si no tienes una visión que sólo encaje con este tipo de vida.

Aunque ser autónomo es complicado, cada vez somos más. Lo dicen las estadísticas. Hay más de 3 millones de trabajadores por cuenta propia en España.

Y la cosa no hace más que crecer. En EEUU serán el 50% de las personas en edad de trabajar para 2025. Y luego vendrá Europa.

Pero no ha sido siempre así. Hace 20 años la mayoría de españoles queríamos trabajar para otros.

Con el boom de gente con carrera universitaria, las grandes empresas recibían una montaña de currículums.

También había una avalancha de candidatos en cualquier tipo de oposición. Buenos sueldo y buenos horarios.

Y entonces llegó Internet. Surgieron nuevos trabajos. En marketing digital, de community manager, desarrolladores, diseñadores gráficos, expertos en SEO, en publicidad, copywriters, etc.

Empleos que sólo necesitan de un ordenador y una buena conexión. Que no requieren de 30 años de experiencia. De aprender un oficio desde la base.

Y de repente cambió la tendencia. Ya no queremos tener jefes. Ya no queremos tener horarios.

Empezamos a oír hablar de que no hay nada como la vida de autónomo. Espera, de emprendedor, que suena mucho mejor.

Se puso de moda lo de dejar el empleo. Montar algo por tu cuenta. Perseguir tu sueño.

Pero pasado ese primer impulso, no parece que muchos de esos nuevos autónomos estén del todo felices.

Si navegas por Facebook los comentarios no son muy ilusionantes. Ves mucha gente que protesta de lo mal que están las cosas. De la poca ayuda que recibimos los autónomos. De lo difícil que es emprender sin financiación.

Y no les falta razón. El autónomo tiene muchas piedras en el camino. Las cuotas de la Seguridad Social, los impuestos, los gastos, etc.

Pero tampoco es menos cierto que esos problemas siempre han estado ahí. Los colectivos de autónomos llevan muchos años pidiendo mejoras.

Como decía Oscar Wilde en “La importancia de llamarse Ernesto”, “todo lo popular, está mal”.

Sí, ahora emprender está de moda. Todos nos queremos dejar nuestros trabajos y montar una start up. O hacernos freelance. Vamos, empresarios y autónomos de toda la vida.

Soñamos con montar un buen negocio basado en la tecnología. De esos que se levantan financiación y acaban con un anuncio en la tele.

Pero si sólo lo estás haciendo porque es lo que todo el mundo quiere hacer, lo estás haciendo por los motivos equivocados. Es un camino duro y solitario y tienes que estar preparado.

Motivos para hacerte autónomo

Si te lanzas a emprender tiene que ser por las ganas de hacer algo que importe. Algo que mejore la vida a un nicho de personas.

Lo sé, suena a cliché, pero cualquier pequeño producto o servicio que usamos en nuestro día a día puede tener un impacto positivo en tu vida.

No hace falta que persigas una pasión. Puedes simplemente centrarte en un problema.

También puedes hacerte emprendedor porque quieres mayor libertad laboral. Tiempo para recorrer el mundo con tu ordenador.

Tiempo para llevar a tu niño al fútbol. O simplemente porque estás harto de que nadie te diga lo que tienes que hacer.

Sin embargo, si te estás lanzando a emprender porque está de moda, tienes una posibilidad muy alta de fracasar.

También lo tienes complicado si no tienes paciencia. El éxito no sucede de la noche a la mañana.

Como dijo Biz Stone, co-fundador de Twitter:

“Esfuerzo y 10 años de insistencia hará que tu negocio sea percibido un éxito por sorpresa”

Los creadores de Angry Birds hicieron 52 juegos antes de llegar el éxito. Tim Ferriss fue rechazado por 25 editoriales antes de publicar su libro La semana laboral de 4 horas.

Sé paciente, la vida del autónomo o emprendedor es larga.

Ver el vaso medio lleno

Yo sin embargo soy optimista. Creo que la situación de los autónomos no va a hacer más que mejorar.

Creo que nos convertiremos en la mayor fuerza laboral de España dentro de pocos años. Creo que ser autónomo tiene millones de ventajas.

Y por supuesto, creo que Declarando puede ayudar a miles de autónomos españoles a pagar menos impuestos a Hacienda. Eso significa más dinero en el bolsillo. Más planes en familia. Más felicidad, ¿no era ese el objetivo?

 

Mi objetivo con este blog es contarte todo lo que sé sobre autónomos, emprendedores y marketing. Si tienes cualquier duda, ¡hazme un comentario!

Y si quieres empezar a ahorrar en impuestos y dedicar menos tiempo a la gestión de tu negocio, tienes que probar Declarando…

¿Te llamo gratis para asesorarte?

Podemos quedar para una llamada de 15 minutos para comentar tu situación y ver cómo te podemos ayudar.

Haz clic aquí para reservar tu hora

Asesoría Fiscal Gratis

¿Me haces un favor? Comparte este artículo para que pueda llegar a más autónomos…