Para los trabajadores por cuenta propia, cualquier ayuda económica durante la creación de nuestro negocio, es buena.

En el proceso de crear una nueva empresa, encontrar financiación suele ser una tarea complicada pero también una de las prioridades. 

Cabe tener en cuenta que tampoco es tan fácil conseguir las ayudas. Normalmente se necesita cumplir ciertos requisitos mínimos para poder obtener las ayudas demandadas. Otras tantas, la ayuda se demora en el tiempo o incluso no llega nunca. 

Recordamos que estas subvenciones deben ser un extra en la planificación inicial, pero no algo necesario para llevar adelante el proyecto.

El pago único por desempleo

La primera de las subvenciones que vamos a tratar es el Pago Único por Desempleo, también llamado Capitalización del Desempleo. Estas ayudas para autónomos tienen como objetivo facilitar el comienzo de proyectos emprendedores.

Para cobrarla es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  1. Tener una prestación reconocida por desempleo del nivel contributivo. 
  2. Una vez la hayamos solicitado, tener pendiente de percibir tres meses de prestación.
  3. En los 4 años anteriores a la solicitud, no debemos haber obtenido ninguna prestación por desempleo.
  4. En caso de empezar  una actividad en una sociedad laboral o cooperativa, debe hacerse de modo indefinido, no temporal.
  5. No haber iniciado la actividad en el negocio antes de la fecha en que se presenta la solicitud.
  6. Si hubiera impugnado el cese de la relación laboral, se debe presentar la solicitud una vez se haya resuelto el caso.
  7. No haber haber sido autónomo en los 24 meses anteriores.
  8. Un mes después del cobro de la prestación es cuando se debe comenzar la actividad.
  9. Para recibir la prestación no podremos comenzar en una entidad donde hayamos trabajado durante los 12 meses anteriores, ni tampoco deber ser una empresa del mismo grupo.

Ayudas para mujeres emprendedoras

También existen las subvenciones que podemos obtener si somos mujeres. Una de las opciones más interesantes para apoyar a mujeres emprendedoras es el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM).

Mediante este servicio se ofrece asesoramiento y acompañamiento especializado a todas las mujeres emprendedoras. Pero veamos las ayudas y subvenciones más interesantes.

  • Tarifa Plana: La tarifa plana de 60 euros es algo común para todos los autónomos. Pero en el caso de las mujeres existen algunas ventajas. Por ejemplo, obtendrán un 30% de bonificación sobre la cuota de contingencias comunes, las mujeres con menos de 30 años que se den de alta. Por otro lado, al volver, dos años después de la maternidad al negocio, dará derecho a una nueva bonificación.
  • Otra de las opciones disponibles son los microcréditos que da el Ministerio de Igualdad. No necesitan presentar aval los proyectos calificados como viables. Pueden optar a estas ayudas todas las mujeres que vean difícil el acceso a una financiación y estén dispuestas a emprender. También aquellas que no posean un aval.
  • Por último El Instituto de la Mujer ofrece ayudas además de asesoramiento técnico y financiero.

Subvenciones a la innovación

El Ministerio de Economía y Competitividad ofrece una reducción fiscal de entre el 35% y el 60% para los proyectos dirigidos a la investigación y el desarrollo tecnológico.

Tiene sentido si pensamos en el tejido tecnológico de España, donde las actividades económicas no tienen apenas componente tecnológico.

 ayudas para autónomos

Ayudas con Business Angels

Otra buena opción para la financiación de los emprendedores son los inversores, fondos privados y los llamados Business Angels. 

Los llamados Business Angel aportan dinero, experiencia o una combinación de estos factores. Si además, explicas que a través de la ley de emprendedores hay importantes ayudas y deducciones para ellos puedes ser de ayuda para lograr su apoyo. 

Por ejemplo, en su declaración de la Renta podrán deducir un 20% hasta 50.000€.

Subvenciones para emprendedores discapacitados

Por otro lado, también existen diferentes ayudas y subvenciones para personas con discapacidad. Entre ellas, la Fundación Once tiene una convocatoria para este tipo de emprendedores.

Los autónomos con discapacidad que se den de alta o que no hayan estado dados de alta en los dos años inmediatamente anteriores, podrán beneficiarse (si cotizan por la base mínima), de una reducción sobre la cotización por contingencias comunes.

Esta reducción se producirá durante los primeros 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha del alta, que consistirá en una cuota única mensual de 60 euros. 

Esta cuota incluirá tanto las contingencias comunes como las profesionales pues estos autónomos están exentos de cotizar por cese de actividad.

De esa cuota de 60 euros, 51,50 euros corresponden a contingencias comunes y 8,50 euros a contingencias profesionales.

Ayudas y subvenciones para emprender en las comunidades autónomas

Cada comunidad autónoma gestiona las ayudas para autónomos. Se trata de una subvención entre el 15% y el 40% de la inversión destinada a empresas innovadoras.

Ya sabes que con Declarando podemos ayudarte a conocer cuál es la cuantía de la subvención en tu comunidad autónoma.

Estas son solo algunas de las ayudas para autónomos más destacadas en nuestro país, existen otras muchas subvenciones, (algunas aportadas por empresas e instituciones) que facilitan la emprendeduría en España. 

Recuerda que si tienes dudas sobre cómo comenzar con tu negocio, en Declarando tenemos una guía gratuita de alta y también contamos con expertos que pueden asesorarte gratuitamente dependiendo de tu caso.

Solo tienes que solicitar una llamada gratuita con uno de nuestros asesores y ellos atenderán tu caso.