Si eres autónomo seguro que has oído hablar sobre el REDEME ya que está directamente relacionado con uno de los impuestos más conocidos por todos, el IVA.

A continuación te contaré todo lo que necesitas saber sobre este régimen.

Definición de Redeme

El REDEME es una forma especial de tributar el IVA, aunque sigue los mismos procedimientos fiscales que la declaración trimestral del IVA.

El acrónimo corresponde al Régimen de Devolución Mensual del IVA. 

Tú como autónomo debes incluir el IVA en las facturas de tus clientes, pero también debes pagar este impuesto cuando adquieres un bien o servicio para tu negocio. 

En muchas ocasiones lo que pagas por este bien puedes ahorrarlo. Esto ocurre cuando lo consideras un bien de inversión. 

Es decir, si es un bien de inversión, que inviertes en tu negocio, se considera como un gasto que puedes deducirte, por lo que el IVA pasa a ser deducible. 

Es decir, que te puedes desgravar el impuesto y Hacienda te devuelve esa cantidad. Dicho de otra manera, el REDEME es un régimen excepcional.

En este régimen el IVA se devuelve mensualmente y si tus gastos son de inversión y los bienes deducibles te lo puedes ahorrar.

Requisitos para inscribirse al REDEME

Cuando te inscribes en el REDEME, ten en cuenta que debes cumplir con los siguientes requisitos:

  • No puedes tributar en el régimen simplificado del IVA a menos que transportes viajeros o mercancías por carretera
  • Debes emitir tus facturas sin el IVA, es decir, con sujeto pasivo
  • Tienes que estar al corriente de tus obligaciones tributarias. Es decir, llevarlo todo al día para que cada mes se te devuelva el IVA
  • No puedes tener la baja cautelar en el registro de devolución mensual ni que te revoquen el número de identificación fiscal.
  • No debes haber sido excluido del REDEME en los tres años anteriores a la petición del ingreso

Si eres transportista de viajeros o mercancías por carretera puedes solicitar la devolución de las cuotas deducibles de tu medio de transporte (vehículo).

Puedes solicitarlo con el modelo 308 en los primeros 20 días naturales del mes siguiente a aquel en el que hayas comprado el automóvil.

Plazo de alta en el REDEME

Para darte de alta en este registro debes saber que la solicitud de inscripción la tendrás que presentar en noviembre.

Las solicitudes efectuadas en noviembre de 2020 por ejemplo, tendrán efecto el día 1 de enero del año siguiente, es decir, de 2021.

A partir de ese momento, tienes la obligación de permanecer en el REDEME durante un año como mínimo.

Inscribirse en el REDEME te aporta un control más exhaustivo de tus finanzas —con el extra de burocracia que esto supone— para poder liquidar tu IVA mensualmente. Si necesitas asesoramiento, en Declarando podemos ayudarte a hacerlo.

Cómo inscribirse en el REDEME

Para inscribirte en el REDEME solo necesitas seguir estos dos pasos:

  1. Presentas en Hacienda el modelo 036 para la declaración censal de alta, modificación y baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores.
  2. Presentas en Hacienda el modelo 039 para la comunicación de datos relativa al régimen especial del grupo de entidades en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

Obligaciones fiscales del REDEME

Una vez que te has dado de alta en el REDEME, debes presentar todos los meses las autoliquidaciones del IVA mediante el modelo 303.

Además, mensualmente también tienes que entregar a Hacienda una declaración informativa de los registros del IVA con el modelo 340.

También puede interesarte:

La inversión del sujeto pasivo