Los autónomos tenemos una serie de obligaciones fiscales que debemos cumplir para que Hacienda no nos busque las cosquillas. Entre ellas está presentar las declaraciones trimestrales del IVA.

Es verdad que el IVA es un impuesto indirecto que paga el cliente, pero es el autónomo el que se encarga de recaudarlo para Hacienda. Y esto se hace a través de facturas en nombre del cliente.

Pero a lo que veníamos… Existen actividades económicas que por ley, están exentas de IVA y otras que no están sujetas a IVA. 

Porque aunque pueda parecer, no es lo mismo.

Qué actividades están exentas de IVA

Las actividades que están exentas de IVA son aquellas que aun haciendo un servicio que sí que aplica IVA, la ley o la normativa lo exime del pago.

Eso sí, aunque los trabajadores de estas actividades no carguen el IVA en sus facturas, muchos sí que lo soportan al comprar productos para poder comercializar los suyos. 

Pero… ¿Qué actividades son estas? La gran parte de actividades exentas de IVA forman parte de las áreas de educación, sanidad, cultura u organismos públicos. Es decir, son oficios con trato directo a personas. 

Destacan las siguientes actividades:

-Enseñanza, educación y formación. En este caso se incluye tanto la enseñanza pública como la privada. En todos los casos donde como docente impartas clases, no tienes obligación de facturar el impuesto a tus clientes. 

-Sanidad. Si eres profesional sanitario tanto en hospitalización, como en tratamiento de enfermedades, como prevención o diagnóstico, no tributas el IVA. Pero cuidado… los servicios  que no están considerados como profesiones médicas no entran dentro de esta exención. Por ejemplo: la cirugía estética, digitopuntura, acupuntura, naturopatía y mesoterapia no están exentas por esta razón.

-Servicios artísticos. En este apartado se incluyen escritores, dibujantes, literatos, artistas plásticos y todos aquellos que cuenten con derechos de autor. Es el caso también de los periodistas que hacen colaboraciones con medios impresos y, además, de forma periódica. Por tanto, la ley no exime a los trabajos para medios online.

-Servicio de correos, postales y sellos (no coleccionables). Hablamos del servicio público de Correos, no la mensajería de operadores privados. 

-Servicios inmobiliarios. También tienen exención de IVA los alquileres de viviendas y entrega de terrenos rústicos y no edificables.

-Seguros y mediación financiera. Tanto la contratación y prestación de seguros, reaseguros y capitalización como la mediación para conseguir operaciones exentas de IVA.

Estas son las principales actividades pero existen muchas más que debes consultar con tu asesor.

Diferencias entre actividad sujeta y exenta o no sujeta

Como veníamos diciendo, es importante saber diferenciar entre actividad no sujeta a IVA y exenta de IVA. Es verdad que en los dos casos no debemos pagar el impuesto, pero los motivos son bastante diferentes.

Un producto o servicio no está sujeto a IVA cuando este no se puede aplicar a la operación que se realiza. ¿Y en qué casos estará exenta una operación o actividad económica?

En las actividades en que el servicio sí esté sujeto al IVA pero la ley o normativa lo exima del pago. 

Es verdad que aunque los profesionales no puedan cargar el IVA en las facturas, algunos sí lo soportan al comprar los productos que necesitan para comercializar los propios.  

En resumen… Cuando no está sujeto, quiere decir que no se aplica el IVA a la operación realizada, por ejemplo una compra-venta entre particulares.

Cuando está exenta, quiere decir que la actividad sí está sujeta a IVA pero que la normativa lo exime de pagar. Es decir, que a la operación sí que se le aplica el IVA pero que se exime de su pago.

Tipos de exenciones

También hay que tener en cuenta los tipos de exención de IVA. Existen dos casos las exenciones totales o parciales, es decir, dependiendo de si se exime del IVA totalmente o sólo se hace en parte. Por tanto diferenciamos entre:

– Exención plena: En este caso no tienes que declarar ni el IVA soportado ni el repercutido. Es decir, no tienes que añadirlo al vender tu producto o servicio y cuando compres algo con IVA relacionado con tu actividad profesional, Hacienda te lo tendrá que devolver. 

Por tanto, no pagarás IVA pero tampoco lo cobrarás. Esto se aplica en las actividades de los puertos francos o en las exportaciones y entregas intracomunitarias de bienes.

– Exención limitada: Como en el anterior caso, no tendrás que tributar el IVA en tus facturas, pero sí que tendrás que pagarlo en los servicios que necesites comprar para tu actividad. Algunos ejemplos son los productos de segunda mano, las pólizas de seguro, acciones en bolsa, etcétera.

exenta de IVA

Facturas exentas de IVA: tratamiento fiscal en IVA e IRPF

¿Has encontrado tu actividad en el listado anterior? Seguro que ahora te estás preguntando qué tienes que hacer a la hora de facturar tu producto o servicio.

Para empezar, debes emitir factura exenta de IVA. Recuerda que tienes que añadir la reseña de exención del impuesto como dice el artículo 20 de la ley 37/1992 sobre el IVA. Pero ten en cuenta que los autónomos profesionales sí que tenemos que aplicar retención por IRPF en la factura.

Esto supone que la Ley del IVA no permite deducirte las cuotas del IVA cuando adquieres bienes y servicios destinados a actividades exentas de IVA

El IVA soportado, en estos casos, forma parte del precio de adquisición y será un gasto deducible de tus ingresos.

Teniendo en cuenta esto, los autónomos que tengan actividad exenta de IVA no tienen la obligación de presentar el modelo 303 de declaración trimestral de IVA ni el modelo 390, es decir, el resumen anual del impuesto.

Por otro lado es verdad que, aunque no puedas deducirte el IVA soportado en estos modelos sí podrás deducirte el gasto por el total y no por la base imponible en el IRPF. 

Esto lo puedes hacer en el modelo 130 trimestral en caso de autónomos empresariales o profesionales o en la Declaración de la Renta.

Igual esto te parece muy complicado y es normal si acabas de leerlo de nuevas. Por eso desde Declarando te facilitamos las cosas y directamente te decimos qué modelos presentar dependiendo de tu caso.