Artículo escrito por expertos
Escribió: 15/09/2021 | Actualizó: 15/09/2021 · Autor: Mónica Serra

Bases de cotización para autónomos en 2021

Los autónomos también cotizan a la Seguridad Social como cualquier trabajador. Esta cotización incluye diferentes ámbitos que van a quedar cubiertos en caso de necesitar una compensación.

Pero… ¿cómo funcionan las cotizaciones? ¿Cómo calculo mi base de cotización? ¿Qué me cubre? Tranquilo, en este artículo vamos a contarte todo sobre las bases de cotización de los autónomos para que no te queden dudas.

Qué es la base de cotización de los autónomos

La base de cotización de los autónomos son las aportaciones que estás haciendo para tener una compensación que pueda cubrir la jubilación, incapacidad o accidentes laborales.

Además, la base de cotización que tienes como autónomo también es el criterio que se usa para calcular tu cuota de autónomo mensual.

Como trabajador por cuenta propia eres el responsable del ingreso de tus cuotas mensuales y tienes la obligación de cotizar, por norma general, desde el primer día del mes en que comiences tu actividad. 

Aunque existe una excepción: el pago por días reales cotizados. 

Pago por días cotizados en la Seguridad Social

Los pagos de seguridad social se realizan a mes vencido. 

Ahora bien, según el día en el que te has dado de alta pagarás la parte proporcional a final de ese mes o al mes siguiente. 

Si el alta está tramitada durante los 10 primeros días del mes, ese final de mes te cobrarán la parte proporcional de los meses que has estado de alta. 

Si tu alta está tramitada con fecha posterior al día 10 al mes siguiente te cobrarán los días proporcionales de ese primer mes, más el segundo mes completo. Y ese cobro es la cuota de autónomo que se calcula en función de la base de cotización.

De esta manera, solo cotizas desde el día en que te das de alta hasta el día que tramites tu baja. Pero ten en cuenta que este proceso puedes repetirlo un máximo de 3 veces al año.  

Si tienes dudas con esto puedes solicitar una llamada gratuita de asesoramiento con nuestros expertos y ellos te ayudan.

Bases y tipos de cotización para 2021

Como autónomo puedes elegir cuánto cotizar según tus intereses. 

Si cotizas por la base máxima (4.070,1 €) y eres menor de 47 años tendrá derecho a una compensación mayor dado el momento, siempre que tu base de cotización en diciembre de 2020 fuera igual o superior a 2052 (en cualquier régimen).

Si fuera inferior la base máxima se situa en 2077,80 €

Si optas por la cotización mínima para autónomos (944,4 €) ocurrirá lo contrario: tu compensación en estos casos, será más baja.

Pero cuidado, porque si eres mayor de 47 años, la base máxima de cotización es de 2077,80 € y la base mínima es de 1.018,50 €. Ten en cuenta este cambio si te encuentras en esa franja de edad.

Distribución de las bases de cotización 

Sea cual sea la base de cotización que escojas, así es como se reparten los porcentajes para las distintas coberturas:

  • Tipo General: 30,6%
  • Contingencias Comunes: 28,3%
  • Contingencias Profesionales: 1,3%
  • Cese de Actividad: 0,9%
  • Formación: 0,1%

Te recomendamos que le eches un vistazo a nuestra guía sobre bonificaciones y tarifa plana donde te explicamos cómo puedes pagar menos.

Cómo saber mi base de cotización

Tu base, como hemos comentado, depende de la cotización que tú elijas pagar pensando en tu futuro y los imprevistos que puedan surgir. 

La cuota se calculará aplicando el tipo de cotización que asigna el gobierno (30,6%) a la base de cotización que hayas elegido, que, como hemos comentado incluye obligatoriamente las coberturas por contingencias, cese y formación.

Por esa razón, no hay una base de cotización estándar para todos los autónomos. 

Ejemplo de base de cotización calculada

Vamos a ver un ejemplo de los porcentajes de cotización de un autónomo que cotiza por la base mínima de 944,4 €.

Las contingencias profesionales son el 1,3% de tu base de cotización. Es decir: 944,40 x 1,3% = 12,27 €.

Las contingencias comunes son el 28,30%. Es decir: 944,40 x 28,30% = 267,26 €

La contingencia por cese de actividad que será del 0,9%. Es decir: 944,40 x 0,9% = 8,49 €. 

Una vez agotes tu bonificación de tarifa plana, que dura 24 meses de forma gradual, la seguridad social te activará automáticamente está contingencia por cese de actividad.

Las contingencias por formación profesional que será del 0,1% es decir 944,40 x 0,1% = 0,94 €

Una libreta y un ipad para escribir la base de cotización de los autónomos

Cambios en la base de cotización

Puedes solicitar un cambio en la base de cotización en distintas ocasiones en un mismo año.

Esto se permite porque la estabilidad financiera de los autónomos es complicada y hay etapas donde es posible cotizar por una base más alta y otras por una que no lo es tanto.

En concreto, está permitido que un autónomo pueda cambiar de base de cotización hasta 4 veces en un mismo año. 

La solicitud de cambio de la base de cotización se lleva a cabo un cabo de forma telemática en la Sede Electrónica de la Seguridad Social

Desde la página principal ya través de la pestaña Afiliación e Inscripción , acceda directamente a Cambio en la base de cotización de autónomos .

Qué incluyen las cotizaciones de la Seguridad Social

Las cotizaciones incluyen las siguientes coberturas:

Base de cotización por contingencias comunes: incapacidad temporal

La cotización de contingencias comunes por incapacidad temporal cubre mediante una compensación económica la pérdida de ingresos al interrumpir tu actividad laboral en caso de enfermedad.

En este caso, como hemos mencionado, el porcentaje destinado a la incapacidad temporal será de un 28,3% del total cotizado.

Si ves que esta compensación no es suficiente, también puedes solicitar un pago extra mediante un seguro de incapacidad temporal , con las dos compensaciones puedes duplicar tus ingresos.


Base de cotización de contingencias profesionales

La cobertura por contingencias profesionales incluye los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales. 

Por ejemplo, si caes mientras pintas una pared (being pintor) en tu jornada laboral y te dañas la mano, este accidente quedaría cubierto por la compensación y te permitirá coger la baja y mantenerte económicamente. 

La cotización por esta cobertura es del 1,3% del total de cotizaciones a la Seguridad Social y también es obligatoria.

  

Base de cotización por cese de actividad

El paro de los autónomos, denominado “cese de actividad” también queda cubierto por las cotizaciones. 

Si es la primera vez que te das de alta de autónomo esta contingencia es voluntaria, por lo que si no las marcas en tu alta inicial no estarás cotizando por ella hasta que no agotes los 24meses de tarifa plana.

Ahora bien, si quieres activarla durante tu vida de autónomo con tarifa plana, los cambios de alta de esta contingencia se hacen de forma anual.

Si como autónomo tienes temporadas en las cuales prefieres acogerte al cese de actividad, puedes hacerlo y recibirás remuneración por haber estado cotizando durante tu vida laboral como profesional por cuenta propia.

En este caso la base de cotización por cese de actividad es un 0,9% del total de las cotizaciones.

Base de cotización por formación profesional

En este caso, la formación no la recibe tú como autónomo. Aunque estás obligado a cotizar por formación, son tus empleados los que van a poder seguir aprendiendo en aquellos ámbitos que pueden ser de interés para el negocio.

La inclusión obligatoria de la formación en las bases de cotización es bastante polémica, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de autónomos que no tienen trabajadores a su cargo. 

En todo caso, esta cotización supone una aportación del 0,1% del total.

Autor:
Mónica Serra
Abogada fiscal especializada en autónomos