Cada vez es más habitual que los autónomos contratemos seguros por Incapacidad Temporal (IT) para garantizar ingresos durante el tiempo que estemos de baja. 

En caso de no poder trabajar debido a una enfermedad o a un accidente, los autónomos recibimos de la seguridad social un máximo del 75 % de la base cotizada, pero seguimos pagando la cuota de autónomo.

Pongamos un ejemplo:
Si Juan como autónomo tiene un accidente…

– Los 3 primeros días no cobrará nada

– Del 4º día al 20º cobrará 321,10€

– Del 21º a final de mes 236,10€

– Y si a eso le restamos la cuota de autónomo…

El resultado final se queda en 237,90€.
Como decíamos, a Juan no le llega para cubrir los gastos.

Por ello, muchos autónomos están contratando el seguro de Incapacidad Temporal, uno de los más económicos.

seguro de incapacidad temporal

Además, contratándolo tenemos ventajas fiscales que nos van a permitir pagar menos en Renta, ya que nos podemos deducir hasta 500 euros del coste del seguro (excepto las Diputaciones Forales de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa).
De todas formas, si quieres saber más sobre este seguro, desde Declarando queremos ayudarte. Solo tienes que < solicitar una reunión > y Amparo te asesorará dependiendo de tu caso en concreto.