Las declaraciones informativas son unas grandes desconocidas para los autónomos. Muchos piensan que sus únicas obligaciones con la Administración Pública son las de pagar impuestos.

Lo que no saben es que la Agencia Tributaria también nos pide declaraciones que son puramente informativas y que en caso de no ser enviadas, acarrean una sanción (sin excepción).

Estas declaraciones tienen la finalidad de poder cruzar muchos datos entre todos los contribuyentes, que le permiten a Hacienda averiguar posibles incongruencias o fraudes, por eso es sumamente importante hacerlas bien.

Hay declaraciones de muchos tipos, pero las dos más habituales son el modelo 390 y el modelo 347.

El 390 es un modelo que resume y amplia toda la información relativa a tus compras y ventas, en función de los diferentes tipos de IVA y de los tipos de operaciones que realizas, si son nacionales, europeas etc…

Es una declaración informativa bastante compleja, sobre todo si tienes operaciones con clientes o proveedores de fuera de España (cosa muy habitual desde que compramos tanto por internet).

El 347 por su parte le sirve a Hacienda para profundizar más aún en tu día a día con tus clientes y proveedores. La Agencia Tributaria sólo te pide que le informes de clientes y proveedores con los que has tenido más de 3005,06€ de ventas o compras en un año.

Este límite ha sido establecido para no tener que revisar tantas cuentas y para controlar con mayor detalle las operaciones más importantes.

Con este modelo le pasas un detalle de las transacciones que has mantenido con tus clientes y proveedores separado por trimestres de modo que Hacienda puede ver discrepancias fácilmente que hacen saltar la alarma.

En este vídeo te contamos como presentar el modelo 347 con Declarando:

Ver: Cómo Presentar El Modelo 347 De Declaracion Anual Operaciones Con Terceros Con Declarando