Glosario

Definición de intereses de demora

Conoce cómo funcionan los intereses de demora

Los intereses de demora se establecen mediante una fórmula que combina el tiempo de retraso en el pago de una deuda y la cantidad que se debe.

Te explicamos qué son los intereses de demora, cómo se calculan y cómo funcionan para que puedas entender lo que estás pagando.

Qué son los intereses de demora

El interés de demora es un pago que se establece para compensar el retraso en el pago de una deuda que cause un perjuicio para el acreedor.

Por ejemplo, los intereses de demora se establecen cuando te retrasas en el pago de tu cuota de autónomo a la seguridad social.

También debes tener en cuenta la extinción o prescripción de deudas tributarias, pues hay deudas que prescriben con el tiempo y es importante que las conozcas.

Cálculo en los intereses de demora

Para saber la cuantía de intereses que toca pagar por el retraso en el pago, se utiliza una fórmula que combina el tiempo y la cantidad de dinero debida.

Fórmula del cálculo de intereses de demora

Interés de demora = (cantidad que se debe) x (tiempo de retraso en el pago de la factura partido de 365 días) x (Tipo de interés de demora: estipulado en el contrato, o el definido por el Gobierno)

Este cálculo se hará a partir del día en el que se reclama la deuda pasado el plazo, y hasta el día de antes que se dicte la sentencia.

Los intereses de demora se aplican en diferentes pagos que se hacen al Estado. Estos pagos puedes hacerlos, por ejemplo, presentando el modelo de impuestos vinculado a esta situación: el modelo 200.

Recuerda que si no puedes hacer algún pago, debes solicitar aplazamiento en los pagos o partirlos, pero nunca dejar que venzan los plazos.

Cómo se establecen los intereses de demora

Los intereses de demora se pueden establecer de dos formas: de forma libre y pactada por ambas partes, o fijados legalmente o por la jurisprudencia, que es quien establece los límites.

En el caso de que no se hubiera fijado por ambas partes, lo que dicta la ley es que se los cálculos deben hacerse teniendo en cuenta el tipo de interés legal del dinero en ese momento.