Definición de pacto de socios

Te explicamos qué es el pacto de socios para autónomos

El pacto de socios, posiblemente hayas oído hablar de él pero no tengas claro qué es o para qué sirve. A continuación, te lo mostramos.

Qué es el pacto de socios

Seguro que alguna vez le has oído a tu abuela decir: a mí esto que me lo pongan por escrito. Pues eso es la base del pacto de socios. 

Un acuerdo que redactáis en común todos los socios de una empresa para poner límites y regular las relaciones dentro de la sociedad.

Al final, lo que consigues con esto es garantizar que si en un futuro hay un conflicto, se pueda resolver sin que afecte a la continuidad del proyecto. Porque sí, lo pusisteis por escrito.

Y aunque pienses que entre vosotros nunca habrá problemas es mejor prevenir. Como diría la abuela: nunca se sabe lo que puede pasar.

Por cierto, la ley regula algunos aspectos de las relaciones entre los socios con los estatutos que se firman en la escritura. Pero seamos realistas, eso no sirve para mucho en conflictos más terrenales como los que suelen pasar en las empresas. Mejor firmar que lamentar.

Cuál es el mejor momento para firmar el pacto de socios

Conociendo ya qué es un pacto de socios, seguro que te puedes imaginar los mejores momentos para firmar el pacto.

El primero y más importante es cuando constituyes la sociedad para que queden claros los límites.

El otro momento importante es cuando se incorpora un nuevo socio y entra a formar parte de la sociedad.

Por último, el pacto de socios es vital a la hora de atraer capital inversor a tu negocio. Si no lo tienes, el inversor te obligará a firmar uno. En realidad, si lo tienes, probablemente te hará cambiar el pacto por uno que le guste a él, pero ya estarás preparado porque habrás tenido con tus socios las conversaciones cruciales.

Ejemplo de pacto de socios

Existen unos básicos que todo pacto de socios debe tener para cumplir con su finalidad. Estos son:

  • Las funciones de cada socio: que quede claro y por escrito a qué tiene derecho cada socio y en general unas directrices de su puesto. Que cada uno sepa qué hace y hasta dónde puede llegar.
  • Remuneración: es importante que cada socio sepa cuánto va a percibir por ser socio. Esto puede evitar conflictos. No queremos peleas por dinero en un futuro.
  • Compromisos: es importante dejar por escrito el compromiso que tienes al formar parte. Normalmente se firma el compromiso de permanencia, de confidencialidad y de no competición entre socios. También se regula si te vas antes de la permanencia, qué pasa con tus acciones, ¿las pierdes? ¿pierdes una parte?
  • Propiedad intelectual e industrial: es importante regular cómo se pueden explotar los activos que tiene la empresa
  • Derechos de entrada y de salida de los socios: dejar por escrito cómo se debe entrar o cómo salir de la empresa para estorbar lo mínimo posible su funcionamiento.
  • Resolución de conflictos: se debe analizar y trazar un plan para resolver los conflictos que puedan salir y también un mecanismo que permita extinguir el pacto si es necesario.

Como siempre, si tenéis alguna duda, con la forma de hacer el pacto o cualquier otro punto legal del proceso, nuestro equipo de expertos puede ayudaros sin compromiso en una llamada gratuita de asesoramiento.