La sanción tributaria más habitual para los autónomos viene por lo relacionado con la cuota que debemos de pagarle todos los meses a la Seguridad Social. Como sabéis, los trabajadores por cuenta propia nos regimos por un sistema fiscal especial que queda bajo la denominación de RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). La principal consecuencia de esto, es la manera que llenamos las arcas de este organismo con nuestra cuota mensual. Y hay que ir con mucho cuidado con esto, porque cualquier error puede ser el causante de una buena multa.

Las principales sanciones tributarias a las que nos enfrentamos los autónomos son:

  1. Retraso en el pago de la cuota mensual: para esto da igual si nos retrasamos unas horas, si llegamos fuera de plazo tendremos que pagar un recargo del 20% sobre lo que habitualmente abonamos. Una vez hayamos recibido la reclamación del pago, tenemos un cierto número de días para hacerlo efectivo y a partir de aquí empezaremos a pagar intereses. 
  2. Impago de las cuotas mensuales: esto ya se considera una infracción grave y tiene una sanción de entre el 55% y el 100% de la propia cuota.
  3. Pago de una cuantía equivocada: aunque pueda parecer increíble, pagar una cuantía equivocada (uno de esos fallos humanos que todos hacemos en algún momento) puede traer como consecuencia el pago de una multa por infracción grave que suele rondar entre el %%% y el 65%.
  4. Impago de la cuota y no presentación de los documentos de cotización: si se nos ocurre hacer esto, la Seguridad Social lo va a considerar una infracción muy grave y nos puede llegar a sancionar desde el 100% hasta el 150% de la cuota mensual de autónomos. 

Ya vemos que con la Seguridad Social es mejor no jugar, así que recomendamos llevar al día los pagos y tener muy claro cuál es el montante de nuestra cuota. En caso de que recibas una sanción por algo que creas injustificado, siempre nos puedes escribir en www.declarando.es y podemos ver si es un reclamación que pueda llegara a tener éxito. Si realmente ha sido un descuido y se te ha pasado, lo mejor que puedes hacer es pagar la cuota y el recargo cuanto antes.