Glosario

Definición de outsourcing

Te explicamos el significado de outsourcing

Como autónomo, seguro que te has encontrado con el concepto outsourcing más de una vez. A continuación te explicamos su significado.

Outsourcing: qué es

La palabra outsourcing es un término inglés que proviene de la unión de out (fuera) y source (fuente). En español, su traducción más cercana son los conceptos “subcontratación” o “externalización”.

Qué implica el outsourcing para un autónomo

El outsourcing hace referencia a dos tipos de situaciones que te pueden afectar como autónomo:

  • Cuando tú como autónomo contratas los servicios de otros autónomos o de una empresa para llevar a cabo una o varias tareas específicas por un tiempo determinado.
  • Cuando una empresa contrata tus servicios como autónomo para llevar a cabo una o varias tareas específicas por un tiempo determinado.

Características del contrato de outsourcing

Las características del outsourcing y la externalización de tareas van unidas a su finalidad.

La empresa subcontratada tiene que poder ejecutar las tareas que le han sido encomendadas con el material y recursos necesarios, los conocimientos y aptitudes óptimos.

Además, tiene que hacerlo de manera que suponga un ahorro para el contratante y una forma de reducir costes e incluso personal.

Por otro lado, cuando un profesional subcontrata a otro, también tiene que facilitarle la información necesaria sobre el negocio, para acabar consiguiendo un trabajo más completo.

Ejemplos comunes de outsourcing

Algunos de los ejemplos más comunes del outsourcing en un negocio son subcontratar el área de recursos humanos, contabilidad y administración.

En el caso de los autónomos esto les permite olvidarse de la parte más tediosa dejándola en manos de expertos y así, pueden invertir el tiempo en encargarse de sacar adelante el negocio.

Otras veces, dependiendo del negocio, también se externalizan áreas como el soporte técnico, la gestión de llamadas, el marketing o la comunicación. Esto se debe, sobre todo, al expertise.

Con el outsourcing el autónomo permite dejar en manos de un experto las partes que no conoce tanto ahorrando dinero en el camino, pues no tiene que hacer frente al gasto fijo que supondría contratar a alguien.

Ejemplo real de outsourcing de autónomos

Otro ejemplo de outsourcing muy habitual para un autónomo es cuando necesita contar con el apoyo de otros autónomos para poder sacar el proyecto adelante.

Imagina que eres consultor de marketing y que normalmente trabajas tú solo, pero te ha entrado un nuevo proyecto mucho más grande de lo acostumbrado.

En este caso, es probable que necesites del apoyo de otros consultores de marketing o expertos en determinadas áreas para hacer frente al trabajo en el tiempo pactado.