Artículo escrito por expertos
Escribió: 02/06/2020 | Actualizó: 14/09/2021 · Autor: Marta Zaragozá

Ventajas fiscales del Seguro de Responsabilidad Civil

Los autónomos no solo se enfrentan a una multitud de responsabilidades con la Administración Pública, sino que también deben estar preparados frente a imprevistos relacionados con el negocio.

Es por esta razón que existe el Seguro de Responsabilidad Civil, porque como dice el dicho «más vale prevenir, que curar».

Qué es el Seguro de Responsabilidad Civil para autónomos

La responsabilidad civil está recogida dentro del Código Civil , artículo 1902, donde dice:

El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado.

Extrapolándolo al caso de los autónomos, la Responsabilidad Civil significa que todo daño que provoca a tus clientes, vas a tener que pagarlo de tu bolsillo.

Una libreta naranja y un ordenador para investigar sobre el seguro de responsabilidad civil

Así pues, se trata de una póliza que contratas para estar cubierto ante imprevistos de este tipo. Y cuidado, porque la responsabilidad de tener este SRC no recae solo en los autónomos con establecimiento abierto al público.

Si eres de los que piensa que su negocio no entraña riesgo alguno, aquí tienes unos ejemplos de lo que se considera responsabilidad civil. 

  • Un desarrollador web hace una tienda online que está unos días sin funcionar y el cliente pierde pedidos. Lo tiene que pagar él, a no ser que tenga contratado un Seguro de Responsabilidad Civil.
  • Un agente inmobiliario que tarda en pasar la oferta de su cliente al promotor y pierde la venta. 
  • Un profesional del marketing que realiza una campaña comercial que genera en el anunciante un coste superior al esperado.

Los autónomos con establecimientos físicos en los que atienden a clientes, están directamente obligados por ley a tener contratado este Seguro de Responsabilidad Civil o SRC.

Tipos de Seguros de Responsabilidad Civil

Como hemos mencionado, la ley obliga a que te hagas cargo de los daños que ocasionas a terceros, pero no tiene por qué ser solo trabajando. Por eso, es importante diferenciar el Seguro de Responsabilidad Civil General del Profesional.

Seguro de Responsabilidad Civil General

El cubre seguro los daños materiales y producidos personales a terceras personas, ya sea ejerciendo tu actividad profesional o siendo propietario de un bien. Es importante destacar que el Seguro de Responsabilidad Civil General, a diferencia del profesional, no incluye negligencia o error derivado de una mala praxis.

Seguro de Responsabilidad Civil Profesional

Este seguro, en cambio, cubre daños económicos que pueden derivar de errores, omisiones o negligencias mientras desarrollas una actividad profesional. Un requisito importante del SRC Profesional que lo diferencia de los Generales es que se el profesional debe contar con una titulación académica para desempeñar su trabajo.

Autor:
Marta Zaragozá
Abogada fiscal especializada en autónomos