Los autónomos estamos de enhorabuena, Hacienda ha confirmado que podremos pedir el aplazamiento de nuestras deudas fiscales en 2017. En un comunicado que ha publicado la Agencia Tributaria, explica que podemos seguir fraccionando y aplazando durante 12 meses y sin aval todas nuestras deudas tributarias que no superen los 30.000 euros. 

 

Como nunca todas las noticias pueden ser redondas, han puesto una excepción para las retenciones del Impuesto de la Renta de los trabajadores del autónomo y los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades. También han especificado que podremos seguir pidiendo aplazamientos y fraccionamientos de IVA si justificamos que no hemos cobrado las cuotas repercutidas. 

El plazo máximo de aplazamiento será de 12 meses y si se solicita un plazo inferior se concederá también de forma automática. Para las cantidades superiores a los 30.000 euros, los plazos podrán ser de hasta 36 meses pero ya habrá que aportar garantías

La verdad es que esta decisión ha supuesto un gran descanso para los autónomos ya que en diciembre veíamos como nos quitaban el aplazamiento de los pagos fiscales ante la falta de liquidez.