Uno de los pasos más importantes a la hora de crear tu negocio como autónomo es decidir el nombre comercial que le vas a poner, la marca, el logotipo y en general su identidad.

La esencia y la estrategia de comunicación van a ir vinculadas a estas decisiones.

Por eso, vamos a explicarte todo lo necesario para registrar tu logo, marca o nombre comercial tanto a nivel nacional como internacional, para que no cometas errores y conozcas todos los pormenores.

Diferencia entre marca y nombre comercial: definición

Antes de saber cómo registrar tu marca o tu nombre comercial es muy importante que sepas diferenciar los dos conceptos para no cometer errores.

La principal diferencia está en su uso.

La marca sirve para identificar y posicionar a un producto o servicio con un conjunto de palabras o una combinación de elementos, que permiten que se recuerde y asocie con esa imagen.
 Por esa razón, se suele utilizar en tareas de marketing y comunicación.

Nosotros siempre recomendamos que la marca sea corta y fácil de pronunciar porque así se recordará más rápidamente y calará mejor en el público.

El nombre comercial, por otro lado, es la denominación que se le da a la empresa. Este sirve, sobre todo, para diferenciar su actividad de la de otras empresas.

Te voy a poner un ejemplo que siempre se entiende mejor.

El grupo Nestlé sería el nombre comercial de Nesquik que sería la marca por la que se conoce e identifica al producto.

Pero cuidado, porque en términos jurídicos se utiliza la razón social, que es otro concepto diferente que permite identificar a la empresa en ámbitos legales.

En el caso de los autónomos (a diferencia de las empresas) la razón social son sus propios datos identificativos: nombre, apellidos y DNI.

Estos términos también son similares pero tienen diferentes formas y usos. 

Mientras que la marca es el nombre con el que se intenta posicionar al negocio, el logo es el visual que se asocia a la empresa y que suele ser un elemento gráfico, por ejemplo, un símbolo o una imagen.

La marca es una estrategia de comunicación que sigues para conectar emocionalmente con tus potenciales clientes. El logo es una de las partes que conforman esa marca.

La combinación de un buen logotipo con una estrategia de marca coherente es lo que te hará llegar a tu audiencia y conectar con tu público de forma más efectiva.

Alcance de la marca

A la hora de registrar una marca debes tener en cuenta el alcance que quieres que tenga. 

No es lo mismo registrar una marca nacional, que a nivel comunitario (dentro de la Unión Europea) o internacional que tiene efecto en el conjunto de países miembros del Sistema de Madrid (80 países y no incluye España).

Por eso, debes registrar la marca una vez tengas el proyecto de negocio bien atado y sepas el crecimiento y expansión que quieres que tenga.

Cómo registrar una marca en España, un logo o un nombre comercial siendo autónomo 

Como autónomo puedes registrar tu marca en España, por ti mismo, o con ayuda de empresas externas que realizan este trámite en tu nombre.

El primer paso que debes dar sí o sí antes de registrar tu marca es comprobar que el nombre que has decidido no esté cogido ya por otra persona.
 De esta forma, serás tú quien dispondrá del derecho completo sobre la marca.

Para ello, debes consultar la disponibilidad del nombre en la OPEM (Oficina Española de Patentes y Marcas), en la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE o en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Ten en cuenta que aunque el nombre esté libre, puede que el dominio web no lo esté. 

Si quieres tener presencia online con el mismo nombre que tu marca, debes buscarla primero en un registrador de dominios y en cuestión de segundos podrás ver si está libre o no.

Una vez tengas estos pasos previos, puedes comenzar el registro de tu marca.

La tramitación también se lleva a cabo en la web de la OPEM. Para ello debes hacer clic en Trámites para signos distintivos y una vez dentro dirigirte a la sección de solicitud de marcas, nombres comerciales y marcas internacionales.

Pincha en Solicitud de marca o nombre comercial y rellena los datos del solicitante y representante, los de la marca y el nombre comercial y si quieres registrar también el logotipo, es momento de incluirlo.

El último paso será guardar el borrador y proceder al pago y la presentación de tu solicitud. 

Recuerda guardar el justificante de la transacción.

una persona escribiendo sobre marca, logo y nombre comercial en un ordenador con un café, unas gafas y un documento

Tiempo de espera desde el registro de marca nacional hasta la concesión

El tiempo de resolución de la solicitud de una marca nacional suele tardar sobre 12 meses desde la tramitación del registro. 

Por esa razón, recomendamos contar con margen y no hacerlo en el último momento.

Además, este periodo sería en caso de que estuviera todo correcto a la primera (si no faltara documentación, ni hubieran problemas), de lo contrario, puede alargarse el plazo hasta los 20 meses. 

Una vez la marca está registrada a nivel nacional, esta tiene validez durante diez años. Pasado este periodo, puedes renovarla por diez años más (de forma indefinida), abonando la tasa de renovación cada vez.

Cómo registrar una marca internacional

Si te has propuesto lanzar tu marca a nivel internacional, primero es necesario que estés registrado a nivel nacional.

La marca internacional debe tener características idénticas a la marca nacional, es decir, tener el mismo nombre comercial, los mismos rasgos identificativos y no cambiar la venta de los productos o servicios que ofrece.

Si cumples estos requisitos, puedes solicitar el registro entregando el formulario de solicitud de registro internacional en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Una vez entregada la documentación, pasará a ser revisada por los tres organismos implicados:

  • La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), que comprueba si los datos de la marca internacional coinciden con los de la marca nacional.
  • La Oficina Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), que es quien publica de forma oficial el número de registro o la marca.
  • La Oficina Nacional de cada país, que revisa y puede aprobar o denegar la marca.

En caso de que sea aprobado el registro, también tendrá una validez de 10 años. Al igual que sucede con la marca nacional, se podrá renovar por diez años más, de forma indefinida, abonando la tasa de renovación correspondiente cada vez.

Por último, es importante mencionar que una vez registrada, ya puedes empezar a usar el símbolo ® junto al logotipo de tu marca.

Resumen de los pasos a seguir para el registro

Para registrar tu logo, marca o nombre comercial recomendamos tener un proyecto de negocio estable y las ideas claras.

Debes saber el ámbito de actuación de la marca: en España, en Europa o de forma internacional, si ya está cogida o no por otra persona y si quieres que tenga presencia online con el mismo dominio.

Una vez hayas decidido estos puntos, es el momento de ponerte a tramitar el registro en la web de la OPEM. 

Si quieres registrarla a nivel nacional, solo tienes que rellenar los datos del solicitante y representante, los de la marca, el nombre comercial y el logo.

Luego presentarás el borrador y pagarás las tasas (que dependen de muchos factores como la comunidad en la que resides).

Si la registras a nivel internacional tienes que entregar el formulario de solicitud de registro internacional en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Donde será revisada por 3 organismos competentes.

La marca registrada tendrá una validez de 10 años que podrás ir renovando.