¿Vas a darte de alta en autónomos? Además del alta en Hacienda y la Seguridad Social, podrías estar obligado a presentar  una licencia de apertura y actividad.

Se trata de un trámite que has de realizar en el ayuntamiento  y en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para gestionarlo y estar al día con tus obligaciones.

Alta como autónomo, alta en ayuntamiento y licencia de actividad

Al darte de alta como autónomo, tienes que tomar decisiones cruciales para sentar las bases de tu negocio cumpliendo todas las obligaciones legales. 

Primero vas a tener que decidir entre darte de alta como autónomo, como sociedad limitada u otras formas de constitución de la empresa.

Esto va a depender de tus intereses y de si vas a emprender tú solo o con varios socios.

Una vez decidas la forma jurídica que quieres seguir, tienes que darte de alta en Hacienda.

Va a depender de tu situación y tu elección si presentas el modelo 036 o el 037 para llevar a cabo este alta.

Además, también necesitas darte de alta en la Seguridad Social, en este caso, tienes que presentar el modelo TA.0521.

Esto es solo una pincelada de todo el proceso de alta, pero tenemos una guía especializada sobre darse de alta como autónomo, redactada por expertos que seguro que te puede ayudar.

Una vez estés dado de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, llega el momento de presentar las licencias de apertura y otros trámites que son necesarios antes de abrir el negocio. Ahora te contamos.

Qué es la licencia de apertura o actividad

Antes de saber cómo solicitar la licencia de apertura, vamos a ver qué es exactamente para que puedas comprobar si es necesaria para tu actividad o no.


La licencia de apertura y actividad es una licencia municipal que expide cada ayuntamiento y es obligatoria para que en un local, nave u oficina se pueda desarrollar una actividad comercial, industrial o de servicios.
 
Se trata de un documento que acredita que estás cumpliendo con las condiciones de habitabilidad y que es legal el uso de esa actividad en ese establecimiento.

Esta licencia solo se concede al dueño y no es necesario renovarla hasta que haya cambios que afecten directamente al negocio, como por ejemplo, una modificación de la actividad.

Como ves, dependiendo de a que te vayas a dedicar, puedes necesitar o no la licencia de apertura del local.

Por ejemplo, si eres el dueño de un negocio de restauración, necesitarás la licencia de apertura del bar para poder ejercer.

Diferentes son las actividades profesionales, artesanales y artísticas que se lleven a cabo en un domicilio, en ese caso, estarán exentas (siempre que no haya atención al público). 

Tipos de licencia de actividad

Si vista la definición, has llegado a la conclusión de que tu negocio requiere de una licencia de apertura de la actividad, es importante que conozcas los dos tipos de licencias que existen.

Se trata de las llamadas “Actividades inocuas” y las “calificadas”, y se diferencian por el grado de molestias, daños y riesgos que potencialmente pueden causar. 

Actividades inocuas

Se consideran actividades inocuas todas aquellas que no generan molestias al entorno, son respetuosas con el medioambiente y no ponen en riesgo ni a personas ni a bienes. 

Este tipo de actividades no suelen generar problemas de salubridad o higiene y, por tanto, no se exponen a medidas para comprobar los niveles de efectividad de estos valores.

Un ejemplo de actividades inocuas sería el de los pequeños comercios, como las tiendas de moda o las pequeñas oficinas.

Este tipo de actividades tienen un procedimiento de legalización más sencillo, con menores requisitos y con menos costes.

Aún así, por norma general, necesitarás añadir a la solicitud un informe técnico que incluya planos del local realizados por un profesional.

Actividades calificadas

Se trata de aquellas actividades que pueden generar molestias, ser peligrosas o insalubres si no son bien gestionadas.

Dentro de este grupo de actividades se encuentra la hostelería, actividades industriales o algunos comercios determinados como imprentas o talleres.

Estos negocios son los que sí requieren medidas de seguridad, medidas sanitarias o medioambientales, dependiendo del caso en concreto. En algunos casos, solo se pueden realizar en suelo industrial.

Si tienes dudas con tu situación respecto a las tipologías de actividad, nuestro equipo de expertos puede informarte en una llamada gratuita de asesoramiento.

tres personas en una mesa con papeles y un ordenador para sacar la licencia de apertura

Solicitud de licencia de apertura express

Antes de mostrarte los pasos que debes seguir para solicitar este tipo de licencia, es importante que conozcas el contexto.

El Real Decreto Ley 19 /2012 de 25 de mayo introdujo las conocidas licencias express.

Se trata de licencias de apertura que pretendían flexibilizar la concesión y agilizar el proceso por parte de los Ayuntamientos. 

Por esa razón, en el caso de locales de menos de 300 metros cuadrados es suficiente con presentar en el Ayuntamiento una declaración responsable o comunicación de apertura del centro de trabajo.

En esta comunicación el empresario se compromete a contar con la licencia de apertura correspondiente. No es necesario que la tenga en ese momento. 

Esto agiliza mucho la apertura del local y ayuda a evitar esperas. Aunque sigue siendo necesario presentar un informe técnico y pagar las tasas municipales.

Cómo solicitar la licencia de apertura de actividad

Estos son los pasos a seguir para conseguir la licencia de apertura de actividad.

Ten en cuenta que,  aunque solicites la licencia express, tarde o temprano, vas a tener que tramitar la licencia completa para la apertura de tu centro de trabajo. 

  1. Presentar el proyecto técnico de licencia de apertura (y/o adecuación de local): este informe solo puede realizarlo un técnico acreditado, por ejemplo, un arquitecto o un ingeniero. 
  2. Visado del proyecto por un Colegio Oficial: este trámite conlleva el pago de tasas.
  3. Pago de las tasas municipales: tienes que abonar las tasas en el banco o en el propio Ayuntamiento, depende de cada municipio.
  4. Presentación de la documentación: se presenta la declaración responsable y la solicitud de licencia de apertura, el proyecto técnico y el resguardo de las tasas municipales, en el Ayuntamiento. Debe hacerse en el momento de abrir el local al público.
  5. Visita de un técnico del Ayuntamiento: un técnico verifica que el local cumple lo estipulado y aprueba la licencia de apertura.

El plazo de resolución o respuesta del Ayuntamiento suele tardar varios meses, normalmente se alarga incluso a un año. 

Una vez completes estos pasos, ya tienes la licencia de apertura en regla por tiempo indefinido hasta que modifiques algún aspecto relativo al negocio.

Licencia de apertura: precio

La licencia de apertura tiene dos trámites que suponen un coste para el autónomo: las tasas del Ayuntamiento y el precio del proyecto técnico.

Las tasas del Ayuntamiento se calculan específicamente para cada local teniendo en cuenta diferentes factores. Generalmente se tiene en cuenta la relevancia comercial de la calle, el tamaño del local y el tipo de actividad. 

En cuanto al coste del proyecto técnico, este depende de la complejidad del establecimiento y del coste de la empresa que los realiza. 

El precio suele oscilar entre los 600 € y 1000 €, pero también puede dispararse en casos específicos de actividades industriales.

Resumen de trámites necesarios para abrir un local

Si hacemos una recopilación de toda la información, vemos que además del alta en Hacienda y en la Seguridad Social, es vital solicitar la licencia de apertura de la actividad si tu negocio lo requiere.

Esta licencia se solicita en el Ayuntamiento de tu municipio y debe ir acompañada de un proyecto técnico elaborado por un arquitecto o ingeniero.

La licencia puede ser expedida por actividad inocua o calificada dependiendo de diferentes factores y esto será importante, por ejemplo, para fijar el precio de las tasas.

El coste total de los trámites incluye el pago de las tasas municipales y el coste del proyecto técnico. Este variará dependiendo del lugar, la actividad y la empresa que elijas.

Si tienes dudas con alguno de estos trámites, puedes solicitar una llamada gratuita de asesoramiento con nuestro equipo de expertos. Ellos te asesorarán sin compromiso de forma personalizada.

Mónica Serra
Abogada fiscal especializada en autónomos Se encarga de asesorar a los autónomos en Declarando (el Asesor Fiscal de más de 70.000 autónomos). Abogada fiscalista, apasionada por el deporte y la lectura, con montañas de libros por leer y otras tantas por subir.