Qué es el margen de beneficio

Definición de margen de beneficio

Seguro que alguna vez te has preguntado qué quiere decir “margen de beneficio”. A continuación, te mostramos su significado.

Margen de beneficio: significado

El margen de beneficio es la diferencia entre el precio al que has vendido un producto y el coste que supone generarlo, producirlo o comprarlo. 

Normalmente, el periodo de tiempo que se utiliza para calcularlo suele ser de un año. 

A este margen se le puede añadir o no el IVA. Si haces el cálculo sin incluir los impuestos, este margen será “bruto” y si lo calculas con el IVA será “neto”.

Es importante tener en cuenta todos los costes que ha supuesto la producción, desde la compra de materiales, a los salarios de los empleados o cualquier otro gasto relacionado.

Cómo calcular margen de beneficio: fórmula

Para calcular el margen de beneficio se utiliza una fórmula que divide el volumen de beneficio entre los ingresos totales que has obtenido, es decir:

infografía sobre el margen de beneficio

 

Ese margen de beneficio estaría formado por:

división sobre el margen de beneficio

 

Y como para muestra un botón, vamos a verlo con un ejemplo:

Imaginemos que Javier tiene una marca de gafas de sol que vende por toda España. Fabricar cada una de las piezas le cuesta 50 € y luego las vende a 80 €.

Pues bien, en este caso Javi tendría una ganancia de 30 €, y su margen de beneficio sería:

operación sobre el margen de beneficio

 

Y el porcentaje sería:

porcentaje sobre el margen de beneficio

 

Como ves, se trata de tener en cuenta tanto lo que ganas como lo que te has gastado para tener una imagen real de lo que acabas consiguiendo: de 30 € que se cobra por la venta, un 60 % va destinado a cubrir los costes y un 40% a la obtención de beneficios.

Por qué es importante conocer el margen de beneficio

El margen de beneficio no deja de ser una herramienta de análisis del negocio.

Conocer cómo está funcionando tu marca permite que puedas establecer una planificación y tener más control sobre lo que estás haciendo, por ejemplo en la fijación de precios

Como siempre decimos, esto no es un cálculo aislado y hay que analizar todos los factores detenidamente, entender su contexto y evolución e incluir en el análisis las previsiones futuras.

Si tienes dudas, nuestros expertos pueden ayudarte en una consultoría de negocio. Solicita una llamada gratuita de asesoramiento y ellos se encargan de llamarte sin compromiso 📞