Lo  primero que tienes que saber si eres un autónomo que realiza su propia actividad, es que le pagarás a Hacienda en función del beneficio que obtengas. Para ello puedes disminuir tus ingresos con determinados gastos, siempre que éstos se consideren gastos deducibles. En principio para que un gasto sea deducible para los autónomos, y admitido por Hacienda, es necesario que cumplan con los tres requisitos siguientes:

 1. El gasto tienen que estar contabilizado

Como autónomo estas obligado a llevar un registro de los ingresos y gastos que tengas durante el año, para ello, deberás contar con los siguientes libros de registro:

  • Libro de ventas e ingresos: En este libro anotarás todas las facturas de venta que tengas
  • Libro de compras y gastos: En este libro anotarás todas las facturas que recibas, salvo aquellas que sean un gasto por inversión
  • Libro de inversión: En este libro anotarás los gastos por inversión realizados

Si no tienes clara la diferencia entre un gasto normal y el que se considera gasto por inversión, te animo a que leas nuestro post sobre los bienes de inversión.

Tras leer esto, puedes llegar a pensar que necesitas urgente acudir a un profesional porque no sabes de que te estoy hablando. No te preocupes, los libros que te menciono no son más que un listado donde anotarás todas tus facturas. Para cumplir con esta obligación bien puedes ir a una papelería y comprarlo o bien puedes entrar en www.declarando.es y empezar a cumplir con tus obligaciones de una forma fácil y sencilla.

Para rellenarlos, simplemente indicarás los datos siguientes:

  • Número y la fecha de la factura
  • Nombre del cliente (si es una factura de venta) , o del vendedor (si es una factura de compra)
  • Importe desglosado (cantidad sin IVA ni retención, cuota del IVA, y si tiene, cuota de retención). Aquí te dejo otro post sobre la confección de una factura.

  2. El gasto tiene que estar justificado

Es aconsejable que pidas factura de todo lo que gastes en tu actividad, al ser éste el documento que principalmente admite Hacienda como prueba para aceptar su deducción, aunque también te sirve cualquier otro documento que identifique dicho gasto.

Gastos Deducibles Para Autónomos: 3 Requisitos Que Deben Cumplir

  3. El gasto tiene que estar relacionado con la actividad realizada

Lo que está claro es que como autónomo todo lo que gastes no lo puedes incluir en tu actividad, porque habrá cosas que realmente utilizarás a nivel particular. Si se le ocurriese a Hacienda pedirte explicaciones, sería difícil que te permitiesen reducir tus ingresos con este tipo de gastos.

Los gastos deducibles para los autónomos, y que a priori te permitirán reducir tus ingresos, son todos aquellos considerados necesarios para realizar la actividad Y, ¿qué gastos son éstos? Lamento adelantarte que no existe una respuesta correcta ya que dependerá del tipo de actividad que desarrolles.

Con ello quiero decirte, que no puedes quedarte con lo que hace tu vecino o lo que te ha dicho tu amigo en el almuerzo, porque cada actividad es un mundo y requiere de unas necesidades concretas. Por ejemplo, si eres un arquitecto, tendrás que comprarte un ordenador, una impresora, material de oficina, a lo mejor un vehículo, pagar el alquiler de un despacho etc. En cambio, si eres un agente comercial, será imprescindible tener un teléfono.

A pesar de ello, también es cierto que existen una serie de gastos deducibles comunes que pueden orientarte, como son el alquiler de la oficina, las primas de seguros, cuota de autónomos, publicidad, servicios bancarios, etc.

Por último, solo me queda darte un consejo: No te la juegues con los gastos deducibles. Si tienes dudas sobre si un gasto puedes incluirlo en tu actividad, siempre podrás contar con nuestra ayuda en www.declarando.es.