Una de las primeras preguntas que nos hacemos los autónomos cuando nos damos de alta es qué tenemos que hacer para llevar la gestión fiscal de nuestra actividad. Como gestión fiscal tenemos que entender 2 cosas, la obligación económica (presentar los impuestos que le correspondan) y obligaciones formales (llevar los libros registro, confeccionar facturas). 

Vamos a definir paso por paso todo lo que tenemos que hacer para convertirnos en autónomos y luego para cumplir legalmente con nuestras obligaciones fiscales usando Declarando.

1. Darte de alta de la actividad:  Es importante saber que dependiendo de la actividad elegida se tendrán unas obligaciones u otras. Las actividades se clasifican en tres grupos, empresariales, profesionales y artísticas, y dentro de cada grupo las actividades bienes definidas por el código o epígrafe I.A.E. El I.A.E. será el que determine si tienes que presentar o no IVA, en qué sistema o régimen calcularás tus impuestos, si tus facturas deben de llevar retención o si tienes obligación de presentar el pago a cuenta de la renta (modelo 130). Antes de darte de alta de la actividad es importante conocer bien las diferencias entre los grupos y también recomendamos consultarlo con nuestro equipo.

2. Obtener el certificado de firma digital: Es interesante aunque no obligatorio obtener el certificado de firma digital o la clave PIN para poder realizar los trámites vía on-line.

3. Darse de Alta en Hacienda y en la Seguridad Social: nuestra recomendación, si ya tienes tu certificado de firma digital, es te des de alta de autónomo por Internet, es un trámite mucho más fácil que acudiendo a las oficinas. 

4. Abrirse una cuenta bancaria para autónomos: también se trata de un trámite recomendable pero no obligatorio. Nosotros sin duda recomendamos separar los datos de nuestra actividad de los privados, nos facilitará enormemente nuestro trabajo en el futuro. 

5. Hacer facturas: Hacer la facturación es de las cosas que más dudas le generan al autónomo cuando empieza a vender. Es importante que las facturas estén correctas y se nos guarden en el libro registro de ingresos, así que te recomendamos que uses el modulo de facturación de Declarando y que evites tener futuros problemas con Hacienda. 

6. Llevar un registro de gastos: Desgravar gastos es de las cosas que más errores provoca y más sanciones a autónomos. Con Declarando tienes la ayuda de un asesor fiscal virtual de modo que no puedes cometer ningún tipo de error y sólo metes los gastos que realmente corresponden a tu actividad.  Insistimos, somos muchos los autónomos que nos confundimos a la hora de saber qué gastos son deducibles.

7. Presentar los impuestos: Cuando llega el trimestre todos los autónomos tenemos que presentar nuestros impuestos. En Hacienda los formularios son realmente complicados para una persona que no tiene conocimientos fiscales, pero para un gestor no es difícil, así que realmente cuando elegimos esta vía nos cobran por servicios que no tienen verdadero valor añadido. Con Declarando es muy fácil presentar los impuestos, si has llevado tu contabilidad al día lo puedes hacer con un solo clic.