El proceso de alta de autónomos es un trámite doble: en primer lugarprimero hay que dar de alta nuestra futura actividad en Hacienda y luego hay que ir a que te incluyan en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en la Seguridad Social.

Es decir, cuando normalmente hablamos del alta en la Seguridad Social, de lo que hablamos realmente es del alta en el RETA. 

Hechas las aclaraciones, debes saber que se trata de un trámite obligatorio, y eso significa que, hasta que hayas formalizado este segundo paso, no habrás completado tu proceso de alta en autónomos.

Sigue leyendo porque en este artículo te explicamos todo lo necesario para tramitar tu alta en el RETA y comenzar cuanto antes con tu actividad. 

Pasos previos al alta en la Seguridad Social

Antes de darte de alta en el RETA, queremos asegurarnos de que tienes los pasos previos bien cubiertos. 

Para tramitar tu alta en la Seguridad Social, necesitarás haber elegido la actividad que vas a desarrollar y presentado el modelo 037. Es decir, deberás haber tramitado tu alta en Hacienda

Este es el que te recomendamos desde Declarando, porque es el modelo simplificado de alta en autónomos. También lo puedes presentar el modelo 036, pero al tratarse de un modelo que también vale para ciertos trámites de Pymes, es más largo y complejo.

Recuerda que para elegir tu actividad debes tener cuidado con el epígrafe del IAE, pues de ello dependen los impuestos que tendrás que presentar cuando estés ejerciendo.

Adicionalmente, si estás pensando en darte de alta como autónomo online, también necesitarás obtener el certificado digital. 

Alta de autónomo seguridad social

Trámites para darse de alta en la Seguridad Social

Ha llegado el momento de ir a la Delegación de la Seguridad Social que te corresponda por tu domicilio fiscal, o bien solicitar tu alta de autónomo en el RETA por Internet. 

Aunque te lo voy a explicar a continuación, te muestro el vídeo del canal de Youtube de Declarando en el que se explica de forma simple el proceso:

Darse de alta en la seguridad social con certificado digital

Si tienes tu certificado digital, te recomendamos esta segunda alternativa, te ahorra mucho tiempo y conservarás la paciencia (ya sabemos como funcionan estos organismos oficiales, aunque vayas con tu hora reservada).

Si no tienes certificado digital deberías sacártelo, porque te va a ser muy útil a lo largo de tus años como autónomo.

El documento que tienes que presentar es el modelo TA.0521 y lo que necesitas para rellenarlo es tener un DNI en vigor, tu número de afiliación a la Seguridad Social y el documento correspondiente de la mutua que hayas elegido para asumir la prestación en caso de incapacidad temporal.

Este trámite no es nada complicado, te aconsejamos que lo hagas tú por tu cuenta sin necesidad de contratar a ningún asesor fiscal.

Aquí tienes un ejemplo del modelo de alta en el RETA sacado de la web de la propia Seguridad Social. 

Modelo de alta de autónomos en la Seguridad Social

El certificado de alta en autónomos

Como hemos dicho, al darte de alta en el RETA, formalizas tu alta en autónomos. Ahora bien, ¿te dan algún tipo de documento que lo acredite, como un certificado? 

Esta es una duda muy frecuente entre los nuevos autónomos, porque uno de los requisitos para solicitar ayudas y subvenciones suele ser que demuestres que estás dado de alta como trabajador por cuenta propia. 

En muchas ocasiones pueden referirse expresamente a que presentes tu certificado de alta en autónomos. Pues bien, tu alta en Hacienda y tu alta en el RETA son los trámites que certifican que efectivamente eres autónomo.

Si necesitas justificar que eres autónomo o te piden tu certificado de alta, podrás acreditarlo presentando el modelo 036 o 037 con el que te diste de alta en Hacienda y con tu alta de la Seguridad Social.

Qué sucede después del alta en la Seguridad Social

Tu proceso de alta en autónomos terminará con tu alta en la Seguridad Social, pero la burocracia no acabará ahí. Sobre todo si en tu negocio vas a necesitar un espacio físico y empleados.

En el caso de requerir un lugar de trabajo (oficina, local, almacén…) precisarás unas licencias de apertura u obra. Debes conocer cuáles son los requisitos municipales para que no tener ninguna traba legal antes de comenzar tu actividad. 

Y si vas a tener trabajadores dentro de tu empresa, ya sean de nueva incorporación, subcontrataciones o autónomos colaboradores (llamados comúnmente autónomos familiares), tendrás que solicitar el código de cotización con el fin de poder generar las altas, bajas, finiquitos, etc. 

Si tienes diferentes sedes de tu empresa en diferentes Comunidades Autónomas deberás tener diferentes códigos para cada centro.

Quizá todo esto te parezca un mundo, pero recuerda que con Declarando podemos ayudarte con todo este proceso. Solo tienes que solicitar una llamada gratuita de asesoramiento y uno de nuestros expertos te ayudará según tu caso.

Marta Zaragozá
Abogada fiscal especializada en autónomos Se encarga del departamento de Success en Declarando (el Asesor Fiscal de más de 40.000 autónomos). Abogada fiscalista, compensa su alergia al chocolate con montañas de tarta de queso. Su meditación es la natación y su distracción Juego de Tronos.