Albarán significado

Definición de Albarán

¿Sabes qué es el albarán y para qué se utiliza? Se trata de una parte importante en la operación comercial. A continuación, te mostramos su significado.

Albarán: qué es

El albarán es un documento mercantil que sirve para dejar constancia de que el producto o servicio ha llegado a su destino y se han cumplido las condiciones de entrega.

Como vendedor, con el albarán entregado, no te haces responsable de los problemas que puedan surgir después de que el comprador reciba su pedido.

Para ello, normalmente se emiten tres copias del albarán: una para ti como vendedor (debe estar firmada), otra para el comprador y una tercera para el transportista.

Veamos un ejemplo que siempre se entiende mejor.

Imaginemos que Juan le vende un libro a Luis. Juan hará un albarán que firmará y que le entregará al transportista y este se lo llevará a Luis. Ese papel (que cada uno tendrá en una copia) corrobora que se ha entregado el pedido a Luís tal y como habían pactado.

Qué implica la firma de los albaranes

Un albarán firmado te permite como vendedor exigir el pago de la factura al comprador en caso de que este no quiera pagar por el pedido. Un paso más para evitar la morosidad.

Es importante que en el albarán aparezca la información del momento y la forma en que se ha llevado a cabo la transacción.

Además, en caso de tener que hacer varias entregas a un comprador, puedes hacer varios albaranes y, al final, reunir el total de las transacciones en una misma factura.

Por último, para la empresa del transportista también es un resguardo de que se ha trasladado el pedido. Así puede controlar los pedidos que recibe y tiene una garantía de que ha sido entregado correctamente. 

Diferencia entre albarán y factura: qué contienen

La principal diferencia entre un albarán y una factura es que un albarán no tiene funciones tributarias y no es obligatorio para Hacienda. La factura sí que lo es. 

Es importante saber diferenciarlos porque uno no sustituye al otro. En muchos casos, son complementarios. 

La factura es el documento tributario que justifica el pago de la operación comercial y tiene validez fiscal. Por eso, la factura debe contener los datos fiscales del comprador y vendedor, la cantidad del producto o servicio y el IVA aplicado.

El albarán, por su parte y como hemos comentado, no incluye la información fiscal. En el caso del albarán los datos que se recogen son:

  • Número del albarán y fecha de emisión
  • Datos del comprador o cliente: nombre, apellidos o razón social, domicilio, teléfono y CIF o NIF
  • Datos del vendedor
  • Lugar y fecha en la que se entrega la mercancía
  • Productos: se especifican los artículos que se envían, la cantidad y una pequeña referencia del producto o servicio
  • Firma del receptor

Si eres autónomo y necesitas asesoramiento fiscal para tu negocio puedes solicitar una llamada gratuita con nuestro equipo de expertos y ellos te ayudan sin compromiso.