¿Te has planteado si es obligatorio presentar el modelo 190 si no tienes perceptores? No te preocupes, no eres el único.

Normalmente en el modelo 190 se declaran los perceptores que has tenido durante el año que declaras, pero, ¿y si no tienes? ¿Cae la obligación de presentarlo?

Te respondo todas las dudas en este artículo.

Qué es el modelo 190 y qué son los ‘perceptores’

Para entender si se presenta o no el modelo 190 sin perceptores, primero necesitamos aclarar los dos conceptos básicos: el modelo 190, y los perceptores. 

El modelo 190 sirve para informar a la AEAT sobre las retenciones que practicas en las nóminas de los trabajadores y autónomos durante el año que declaras.

Se trata de un resumen anual que recoge todos los modelos 111 trimestrales y los aglutina en un mismo documento. 

Para rellenar el modelo 190 se necesitan todas las facturas de gastos en las que hayas retenido IRPF, tanto a terceros por sus servicios profesionales como a trabajadores en sus nóminas. 

Para Hacienda, cada una de estas personas es un perceptor, y en el modelo hay que incluir su información de forma diferenciada. 

Diferencia entre no tener perceptores y tener perceptores sin identificar 

No tener perceptores y tenerlos, pero sin identificar, no es lo mismo. Es importante saber diferenciar entre ambos casos porque la situación es diferente y el modelo se rellena de forma distinta.

Y es que, aunque no lo parezca, tener algún perceptor sin identificar es más común de lo que parece. Normalmente esto se debe a que el proveedor se ha dado de alta por su nombre comercial en lugar de indicar su nombre y apellidos. 

En ese caso, es complicado identificarlo, pero tienes que declararlo porque sigue siendo un perceptor. Para ello primero debes averiguar su identificación. Tranquilo, no suele ser una tarea complicada. 

Te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

  1. Mira la factura del proveedor, ahí aparecerá su CIF o Número de VAT (VAT Number).
  2. Comprueba en la página europea del VIES que ese número de VAT sea válido.
  3. Si es válido, ya tienes identificado a tu proveedor

Una vez tengas identificado el proveedor ya puedes presentar el modelo 190 como lo harías normalmente. 

un ordenador para presentar el modelo 190 sin perceptores

Obligación de presentar el modelo 190

Llegados aquí, es cuando aparece la pregunta, ¿y si no tengo perceptores? ¿Debo presentar el modelo 190?

Si hasta el momento has estado presentando el modelo 111 porque te diste de alta como autónomo cuando tenías perceptores, estás obligado a seguir presentando el modelo 190.

De todas formas, nosotros siempre recomendamos que si no has tenido ningún trabajador en nómina o no has retenido en las facturas a ningún profesional durante el año, modifiques esta opción en el modelo 036.

Lo único que tienes que hacer es volver a presentar el modelo 036 con esta opción modificada y listo, desaparece la obligatoriedad de presentar el modelo 190.

De todas formas, mientras no presentes el modelo 036 modificado, tienes que seguir presentando el modelo 190 aún sin tener perceptores.Vamos a ver cómo se cumplimenta en este caso. 

Cómo presentar el modelo 190 sin perceptores

Para presentar el modelo 190 sin perceptores, lo único que debes hacer es dejar el apartado de perceptores en blanco.

Es decir, se trata de presentar el modelo a 0, pero presentarlo. De esta forma informas a Hacienda de que, aunque antes tenías perceptores, ahora ya no los tienes.

En resumen…

En conclusión, si no tienes perceptores pero estás obligado a presentar el modelo 190, tienes que presentarlo a 0, hasta que modifiques tu situación con el modelo 036.

Además, debes tener en cuenta que si no identificas fácilmente al proveedor, debes seguir los pasos para identificarlo y finalmente declararlo.

No identificar al proveedor no implica presentar el modelo a 0, porque aunque no lo identifiques, sigues teniendo perceptor.

Marta Zaragozá
Abogada fiscal especializada en autónomos Se encarga del departamento de Success en Declarando (el Asesor Fiscal de más de 40.000 autónomos). Abogada fiscalista, compensa su alergia al chocolate con montañas de tarta de queso. Su meditación es la natación y su distracción Juego de Tronos.