Comprar un vehículo a veces es un dolor de cabeza, no sólo por elegirlo si no por todos los imprevistos que conlleva: revisiones, mantenimiento, roturas, seguros, etc.. Imprevistos que no siempre nos podemos permitir.

El renting es la mejor solución porque está todo incluído y eliminas los imprevistos. Pero ahí no acaba todo, el renting de un vehículo tiene ventajas directamente ligadas a tu fiscalidad.

Ventajas del renting en el IRPF

El renting de un coche es un gasto deducible en el IRPF en muchas ocasiones al 100%, lo que hará que pagues menos renta o en el Modelo 130, si lo haces. 

Por ejemplo, si tu tipo medio de renta es un 30% y pagas 6000€ al año de cuotas de renting, reducirás 1.800€ tus impuestos.

renting de un vehículo

Ventajas del renting en el IVA

Si el vehículo está ligado directamente a la actividad de forma exclusiva, también se puede deducir hasta el 100% de la cuota mensual. 

Siguiendo con el ejemplo anterior, si pagas 6000€ al año de cuotas más IVA, el IVA son 1260€ que recuperarías con el modelo 303.

¿Sigues teniendo dudas? Recuerda que en Declarando podemos ayudarte. Tenemos un módulo de análisis de gastos deducibles que te ayudará a conocer qué gastos puedes deducirte según tu caso en concreto.