Un autónomo tiene una serie de obligaciones contables con Hacienda que debe cumplir, además de la liquidación de impuestos. En este post vamos hablar de los libros de registro que se deben llevar y  de cómo registrar los ingresos y gastos de manera sencilla.

En este blog hemos hablado muchas veces de como presentar tus impuestos y de cómo rellenar sus formularios, explicando el Modelo 130 y el Modelo 303 entre otros.

Pero estas no son las únicas obligaciones de los autónomos. Si eres autónomo, estás obligado a llevar unos libros de registro sobre tus actividades económicas y de los inmovilizados que dispones para la actividad empresarial. Digamos que son unas obligaciones contables que Hacienda quiere que cumplas.

La agencia tributaria en este sentido diferencia dos tipos de sujetos: los empresarios por estimación directa y los profesionales por estimación directa. La única diferencia es que los profesionales tienen que llevar un libro más que los empresarios. Si quieres saber más sobre la diferencia entre una actividad empresarial y una profesional pincha AQUÍ

A continuación te detallamos los libros de registro que se deben llevar en cada caso.

  • Empresarios no mercantiles en estimación directa normal y todos los empresarios en estimación directa simplificada:
    • Libro registro de ventas e ingresos
    • Libro registro de compras y gastos
    • Libro registro de bienes de inversión
  • Profesionales en estimación directa, en cualquiera de sus modalidades:
    • Libro registro de ingresos
    • Libro registro de gastos
    • Libro registro de bienes de inversión
    • Libro registro de provisiones de fondos y suplidos

Se puede establecer una equivalencia entre los libros de ventas e ingresos y de compras y gastos de los empresarios, con los libros de ingresos y gastos de los profesionales, porque la información que se solicita es la misma en ambos casos.

El libro registro de ingresos tiene que tener unos contenidos mínimos: número de anotación, la fecha en que los ingresos se devengan, el número de la factura o documento en el que se recoge, el concepto por el que se produce y el importe del mismo con el IVA devengado separado.

Por otro lado, el libro de registro de gastos tiene que contener como mínimo estos datos: número de anotación, la fecha en que los gastos se devengan, nombre y apellidos o razón social del expedidor, el concepto por el que se produce y el importe del mismo con el IVA soportado separado.

Es importante remarcar que si existen operaciones intracomunitarias o extracomunitarias es preciso indicarlo. Por operaciones intracomunitarias nos referimos a compras o ventas fuera de España pero a un país miembro de la U.E., y por operaciones extracomunitarias, a ventas o compras fuera de España pero a un país que no es de la U.E.

Desde el equipo de Declarando queremos que contabilizar tus facturas sea lo más sencillo posible, por eso te recomendamos que evites el uso de programas como el Excel para el registro de facturas y hacer tu contabilidad, porque es demasiado fácil borrar datos o colocarlos en celdas que no corresponden y no darte cuenta.

También puede ser difícil separar los gastos que afectan al IVA y los que afectan al IRPF. Por último, Excel no es capaz de generar los libros oficiales y ni mucho menos los modelos para presentar a Hacienda. Tratar de usar una herramienta que conocemos y que es gratis nos puede llevar a realizar errores y a lo mejor hacer mucho más trabajo del que debemos, y quien sabe, quizás a la larga que no sea “tan gratis”

Si quieres puedes pasarte por Declarando.es y probar nuestra herramienta para la contabilización de tus facturas de ingresos y gastos de una manera sencilla, además puedes generar los modelos de tus impuestos para que solo tengan que enviarlos a Hacienda. Si tuvieras dudas al respecto siempre podrás consultar a uno de nuestros asesores online que están dispuestos a ayudarte. Llevar al día tus obligaciones contables es fácil si sabes cómo.