Escribió: 21/05/2022 | Actualizó: 08/06/2022 · Autor: Marta Zaragozá

La fiscalidad de los ingresos pasivos

Los ingresos pasivos, ese famoso dinero que ganas mientras estás haciendo tu vida, sin prestarle demasiada atención. Sí, suena bien, ¿verdad?.

El punto está en saber generar la base para no tener que trabajar y una vez lo ganes, saber gestionar su fiscalidad.

Hoy en día, existen formas muy diferentes de conseguir estos ingresos pasivos. Vamos a explicarte algunas de ellas y también cómo gestionar sus impuestos y declaraciones.

Ingresos pasivos: significado

Los ingresos pasivos, como su nombre indica, son un tipo de ingreso que percibes de forma “automática”, sin tener que estar de manera constante trabajando para ganarlos. 

Puedes estar percibiendo dinero mientras duermes o gestionas tu negocio, por ejemplo. No tienes que estar invirtiendo tiempo ni esfuerzos en generar ese dinero. 

Es lo que sucede, por ejemplo, cuando publicas un libro que, una vez escrito, va generando ventas sin que tú tengas que hacer nada más. 

Además, puedes hacer que el canal para conseguir esos ingresos pasivos esté vinculado a tu negocio y sea una extensión más dentro de la estrategia de marketing. Veamos todo ello con ideas y ejemplos.

Cómo generar ingresos pasivos: ideas

Como hemos mencionado, hay infinidad de formas de generar ingresos pasivos. Sobre todo en el universo online, donde vamos a centrar nuestro análisis.

Existen multitud de recursos y plataformas que te permiten subir el contenido y generar ingresos por mantenerlos ahí y recibir visitas o descargas.

Veamos las principales formas de generar ingresos pasivos con ejemplos de plataformas online.  

Fuente de ingresos pasivos #1: Canal de YouTube 

Un canal de Youtube es uno de los métodos que más se suele mencionar cuando se habla de ingresos pasivos.

Un canal donde subir los vídeos relacionados con tu negocio y que cubra un “nicho”, siempre que consigas que posicione puede llegar a convertirse en una fuente de ingresos bastante buena.

Creas el canal de Youtube, subes el vídeo que has grabado y lo compartes por tus redes sociales y canales de marketing para conseguir visualizaciones y que vaya posicionando orgánicamente.

Una vez tienes el contenido en el canal y bien posicionado, solo tienes que esperar a que lleguen visitas. 

Cuando tu canal de YouTube consiga 1.000 suscriptores y 4.000 horas de reproducción comienzan las revisiones para entrar en el programa de socios.

Si entras en el programa comenzarás a monetizar, pero es importante tener claro que esta plataforma no te paga por el número de visitas. Tienes que incluir publicidad, membresías u otras acciones y te llevas una comisión por ello.

Las recomendaciones pasan por el esfuerzo inicial de hacer un vídeo profesional con buenas herramientas, grabar mucho contenido, conseguir que se haga viral compartiéndolo e incluso pagar por darle visibilidad un tiempo (piensa que luego si funciona puedes recuperar ese dinero).

Si haces que el canal sea parte de la estrategia de marketing del negocio, puede no ser demasiado esfuerzo y puede terminar generándote esos ingresos extra. Eso sí, paciencia y dedicación, porque requiere constancia en el tiempo. 

Fiscalidad de los ingresos pasivos en Youtube

Y aquí viene el siguiente paso. Una vez ya consigues esos ingresos extra,  llega el momento de declararlos.

Da igual si ganas poco dinero al principio con tu canal, en el momento en que utilizas medios de producción con la finalidad de ganar dinero, debes darte de alta en Hacienda dentro del censo de actividades económicas y profesionales. 

Y si tienes que darte de alta en el IAE y tu actividad es habitual (como en este caso), deberás de darte de alta como autónomo también en la Seguridad Social y pagar el RETA mensualmente.

Si miramos el IVA e IRPF, como creador de contenido debes aplicar el IVA del 21 % y el IRPF en función de los ingresos obtenidos.

Teniendo un canal pequeño, con unos 5.000 suscriptores y una media de 3.000 visualizaciones en tus vídeos (que es lo que suele pasar en los comienzos) ​​es posible que no tengas que hacer declaración de la renta.

Esto es así porque en el caso de los autónomos solo es obligatorio presentarla si los ingresos superan los 1.000 € al año.

Eso sí, recuerda que en las facturas habrá que retener el 7 % de IRPF, pero si no tienes otros ingresos, la declaración de la renta será a devolver.

Si los ingresos fueran de 2.000 € mensuales, por ejemplo, el IRPF a pagar a final de año sería de alrededor del 13 %. 

En este caso, al ser nuevo autónomo, se puede optar por retener el 7 % de IRPF en las facturas, así es probable que la declaración de la renta salga a pagar si no se han tenido muchos gastos deducibles

La cosa cambia si ganas grandes cantidades. Puedes llegar a retener hasta el 48 % de IRPF.

Además, no olvides que como autónomo tienes que presentar los modelos derivados de tu actividad. 

Estos son: el modelo 303 de IVA trimestral, el modelo 130 de pagos a cuenta, el modelo 349 si son operaciones intracomunitarias (informativo), el modelo 390 para el IVA anual, el modelo 100 de la renta y el modelo 347 si superas con algún cliente los los 3.005,6 € anuales

Si tienes dudas, puedes solicitar una llamada gratuita de asesoramiento con nuestro equipo de expertos y ellos te asesoran sin compromiso.

Una mujer mirando cómo funcionan los ingresos pasivos

Fuente de ingresos pasivos #2: marketing de afiliados

Este es un poco más desconocido pero es una herramienta muy potente si se utiliza correctamente. Se trata de un modelo de negocio que tiene dos vertientes.

La primera es en la que promocionas el producto de otra persona o negocio en tu sitio web. 

Cada vez que consigues una compra a través de un enlace personalizado que se te entrega, tú recibes un porcentaje de esos ingresos.

La otra vertiente es estar del otro lado. Puedes dar el enlace de tu web a un tercero y, cuando consiga clientes, le entregas un porcentaje acordado. De esta forma, puedes hacer que otra persona haga el trabajo mientras tú inviertes el tiempo en otras partes del negocio.

Un consejo muy importante que siempre nos gusta recordar es que para generar ingresos pasivos debes generar comunidad.

Y sí, aunque puedas conseguir ingresos sin demasiado esfuerzo, las comunidades requieren mucha implicación, trabajo diario e iniciativas que puedan surgir de forma bidireciconal.

Las comunidades suelen enfocarse en un sector concreto, por ejemplo (Marketing Digital) y bien utilizadas pueden dar multitud de clientes referidos para diferentes productos y servicios, ahora bien… hay que cuidar mucho el mensaje:

  • Las propuestas deben tener mucho sentido para la comunidad, también deben centrar el valor y no jugar con estrategias comerciales como el FOMO, si no que los bonus de la comunidad están siempre disponibles para cuando quieras gastarlos.
  • Otra estrategia que se suele utilizar en estos casos es avisar directamente de que con la compra de ese producto o servicio estás ayudando a «financiar» o soportar la comunidad.

También es importante pensar en la audiencia. En este caso es más sencillo y aunque conlleva trabajo, no requiere tanta implicación.

Por ejemplo, tener una newsletter puede ayudar a generar listados de audiencia que trabajas a través de email marketing,

Incluso si eres bueno en Performance Marketing, puedes hacer campañas de paid para generar audiencias interesadas en un producto o servicio directamente. Asegúrate de que la empresa con la que colaboras permite acciones de paid (no todas quieren).

En este caso y dado que la comunicación no suele ser bidireccional, las propuestas son bastante más agresivas y si que se utilizan acciones de FOMO por ejemplo.

Declarando tiene sección para marketing de afiliados y solicitando el link puedes empezar a monetizarlo.

Fiscalidad de los ingresos pasivos en el marketing de afiliados

El marketing de afiliación solo se declara en la renta si tienes beneficios. Esto es así porque se considera actividad económica.

Es verdad que este tipo de actividad no está contemplada en la normativa fiscal ni en la laboral (las leyes en España son anteriores a este formato), pero aún así, si comienzas a ganar dinero, tienes que darte de alta en Hacienda, en la seguridad social y en el ROI.

Además, aunque en otros países los afiliados particulares no necesitan factura para declarar los ingresos, en España sí.

Y, como siempre, al tratarse de una actividad económica, tienes que declarar el IVA e IRPF presentando los modelos: 303, 130, 349 y 347 derivados de tu actividad.

Fuente de ingresos pasivos #3: criptomonedas

No podíamos explicar qué son los ingresos pasivos sin mencionar  los criptoactivos.

Este tipo de movimientos de compra-venta en el universo cripto solo requieren de operaciones puntuales y luego puedes esperar a que los resultados sean mayores y generar beneficios con tus operaciones. Es el denominado “holding” del mundo cripto.

Si quieres comenzar a operar con criptomonedas o tienes dudas sobre cómo declararlas, recuerda que tienes nuestra guía sobre la fiscalidad de las criptomonedas (redactada por expertos), donde recopilamos toda la información que necesitas para no cometer errores con Hacienda.

Fiscalidad de los ingresos pasivos en criptomonedas

Una vez comienzas a ganar dinero con las criptomonedas, surge la misma duda con la fiscalidad de estas ¿tengo que incluir todas las criptos en la declaración de la renta? Y la respuesta más certera es: depende. 

Depende de tus ganancias y de si normalmente presentas la renta. Si lo haces, sí que tienes la obligación de incluir las criptomonedas, da igual el volumen de ganancias. Además, tendrás que incluirlas siempre en tus futuras rentas.

Pero si no tienes la obligación de presentar la renta pero sí que has ganado 1.500 € o más, también tienes que declararlas igualmente.

Sobre las pérdidas, tienes la obligación de declararlas si presentas la renta pero no es obligatorio declararlas, en este caso, si no pasan de 500 €.

Si tienes dudas con esto, no te preocupes porque tenemos una guía específica sobre criptomonedas 😊

También, si lo prefieres, podemos resolver tus dudas en una llamada gratuita de asesoramiento y nuestro equipo experto en fiscalidad de las criptomonedas para autónomos te ayudará sin compromiso.

Ingresos pasivos reales

Como ves, conseguir ingresos pasivos por internet es una realidad. Estos son solo algunos de los ejemplos más comunes, pero existen muchos más. 

Además, como ves, en muchos casos puede servir como apoyo al marketing de tu negocio, por lo que no solo estás consiguiendo un extra con estos ingresos pasivos, sino que estás dando a conocer tu negocio.

Si necesitas información sobre la fiscalidad de alguna de estas formas de conseguir beneficios online, ya sabes que tenemos un equipo de expertos especializado en ello.

Te recomiendo que solicites una llamada gratuita de asesoramiento con ellos y te informarán sin compromiso.

Marta Zaragozá
Autor:
Marta Zaragozá
Marta es CEO de Declarando, la asesoría fiscal que ya ha ayudado a más de 100.000 autónomos a ahorrar 50 millones de euros. Adicta al derecho financiero y tributario, la tarta de queso, la natación y Juego de Tronos.