¿Y si me pasa algo? ¿Qué le quedará a mis hijos?

Como padres, siempre estamos pensando en nuestros hijos. Es muy importante que queden protegidos si no estamos, si nos pasa algo y ahí entran los seguros de vida. ¿Pero el seguro de vida desgrava?

Los seguros de vida no solo sirven para garantizar comodidades en un futuro, sino que también tienen importantes ventajas en cuanto al ahorro.

El seguro de vida desgrava

El seguro de vida es uno de los gastos que te van a permitir ahorrar en la declaración de la renta. Este seguro se puede deducir en las coberturas de fallecimiento, invalidez permanente e incapacidad temporal.

¡Pero cuidado! Porque no siempre es un gasto deducible el seguro de vida. Debes tener en cuenta lo siguiente:.

  1. Seguro de vida convencional o seguro de vida riesgo: al ser autónomo puedes desgravar hasta 500 €
  2. Seguro de vida con plan de ahorro asociado: también desgrava. Es como un plan de pensiones. Si tienes hasta 50 años podrás desgravarte un máximo de 10.000 € y si tienes más, hasta 12.500 € 
  3. Seguro de vida asociado a tu hipoteca: si compraste tu casa antes del 1 de enero de 2013 podrás desgravarte hasta un 15 % de tu vivienda habitual, que incluye además el seguro de hogar.

¿Desgravan los seguros de vida en el IRPF?

Si eres de los afortunados que sí tienen derecho a la deducir el seguro de vida, debes saber que la tributación del seguro de vida se aplica en la declaración del IRPF como cualquier otro gasto deducible en tu actividad económica. Se deduce de tus ingresos.

También es muy importante, tener en cuenta que las cantidades a desgravar por póliza son de un máximo de 500 € al año. 

seguro de vida

Además, debes tener cuidado, porque los seguros de vida se tratan de diferente forma dependiendo de quién sea el beneficiario:

  • Si eres beneficiario y tomador, es que no has fallecido y, por tanto, toda indemnización del seguro de vida la cobras tú (cobertura de invalidez, por ejemplo). Esta indemnización tributa por IRPF en la declaración. 
  • Si el beneficiario es alguien que no eres tú, lo normal es que sea en una cobertura por fallecimiento y, en este caso, la indemnización tributa por el impuesto de sucesiones y donaciones.

También tienes que prestar atención a cómo se cobra el seguro de vida:

  1. En forma de capital: se tributará por la diferencia entre el importe recibido y el de las cuotas que has ido pagando por el seguro. Tributa al 21 % si la cantidad es inferior a 6.000 €, al 25 % para cantidades entre 6.000 y 24.000 € y al 27 % si el valor es superior.
  2. En forma de rentas: puede recibirse como renta vitalicia, donde se reparte la renta en los diez primeros años, o temporal. Se le aplican a cada anualidad los siguientes porcentajes de IRPF:
    • 12 % si la renta tiene una duración de 5 años o menos
    • 16 % si su duración se sitúa entre los 5 y los 10 años
    • 20 % si la renta tiene una duración de entre 10 y 15 años
    • 25 % si la renta tiene una duración superior a los 15 años

Ejemplo de cuánto desgrava un seguro de vida

Ya has visto que contratar un seguro no solo te ayuda a prevenir dolores de cabeza, sino que también te puede ayudar a ahorrar.

Con este ejemplo verás más claramente cómo desgravan en renta los seguros de vida:

Ejemplo

Se acerca el final del año y calculas que te van a devolver 400 € de los 500 € que habías anticipado con el IRPF, tus facturas o con el modelo 130

Ahora, contratando un seguro de vida de 200 € ahorras 100 € en la renta, y así los 400 € que te iban a devolver más los nuevos 100 € se convierten en 500 € y… ¡voilá! ¡Has recuperado todo el dinero que le has anticipado a Hacienda!

 

¿Se puede desgravar el seguro de vida de la hipoteca?

Una pregunta que se suelen hacer muchos autónomos es si el seguro de vida de la hipoteca se puede desgravar.

Pues sí, el seguro de vida vinculado a la hipoteca, junto al seguro de hogar, son deducibles en tu declaración de la renta. Pero cuidado porque hay letra pequeña.

Solo te podrás desgravar los seguros de vida o de hogar cuando el beneficiario de la póliza sea la entidad financiera con la que has contratado la hipoteca. 

Es decir, si el banco te obligó a contratar el seguro de vida junto a la firma de la hipoteca y está vinculado al préstamo, la legislación permite que te desgraves la cuota correspondiente en tu declaración dentro de las deducciones por inversión en vivienda.

Otro apunte: es importante que sepas que tampoco puedes deducir el seguro de vida de cualquier hipoteca.

Solo aquellas hipotecas que se hubiesen formalizado antes de acabar 2012 tienen derecho a deducción. Esto es así, porque a partir del 1 de enero de 2013, se dio por finalizada la desgravación por adquisición de vivienda habitual. 

Por último, recuerda que existe un máximo establecido para deducirte el seguro de vida de la hipoteca establecido en 9.040 €.

Desde Declarando somos especialistas en el ahorro de nuestros clientes, puedes solicitar una llamada gratuita y te asesoraremos según tu caso.