Glosario

¿Qué es un recurso de reposición?

Definición de recurso de reposición para autónomos

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo funciona el recurso de reposición de los autónomos, a continuación te mostraremos su significado.

Qué significa recurso de reposición

Un recurso de reposición es un acto administrativo que sirve para recurrir una resolución procedente de Hacienda o alguna Administración Pública. 

Normalmente, se suele usar para recurrir multas de tráfico, resoluciones, sanciones de Hacienda, intereses de demora, etc.

Es importante destacar que es un recurso administrativo, lo que le diferencia de los recursos judiciales. Esto significa que su tramitación se llevará a cabo en sede administrativa y no en sede judicial.

Esto hace que no sea necesario la asistencia de un abogado ni un procurador para presentar un recurso de reposición

Plazos para presentar el recurso de reposición

El plazo estipulado para presentar un recurso de reposición es de un mes desde el día siguiente a la notificación. Pero hay algunas matizaciones.

Si es expreso, es decir, si lo notifican, no hay duda, el mes comienza tras esta notificación, pero si se trata de un recurso de reposición presunto, es decir, que se resuelva por silencio administrativo, el plazo comenzará al día siguiente de ese silencio. 

Cómo redactar un recurso de reposición

Un recurso potestativo de reposición bien redactado deberá incluir los siguientes datos:

  • Los datos personales del recurrente, es decir, los tuyos 
  • El número de expediente del acto recurrido, así como el por qué de esa impugnación
  • Datos de contacto para las notificaciones que puedan llegarte
  • Los datos del órgano al que te diriges, por ejemplo, Hacienda
  • Aportar todas las pruebas que te encuentras indefenso contra la Administración

Recuerda añadir tu firma y la fecha al final del documento para que este sea válido.

Qué hacer si no hay respuesta al recurso de reposición

La Administración siempre tiene la obligación de resolver el recurso, en caso de que no te contesten en el plazo de un mes, este será interpretado como silencio administrativo negativo, lo que significa una resolución denegatoria.

En este caso, lo único que puedes hacer es interponer una reclamación económica administrativa, que será resuelta por el Tribunal Económico Administrativo que toque.