¿Y si me pasa algo? ¿Qué le quedará a mis hijos?
Como padres siempre estamos pensando en nuestros hijos… Es muy importante que queden protegidos si no estamos, si nos pasa algo y ahí entran los seguros de vida. ¿Pero cómo va la fiscalidad del seguro de vida una vez lo contratamos?

Los seguros de vida no solo sirven para garantizar comodidades en un futuro, sino que también tienen importantes ventajas a la hora de cumplir con Hacienda. Y esto para los que nos dedicamos al trabajo por cuenta propia, es muy importante. 

Veamos cuál es la fiscalidad de los seguros de vida.

En la actualidad, la mayoría de autónomos podemos deducirnos el seguro de Vida en las coberturas de fallecimiento, invalidez permanente e incapacidad temporal.

Esto hará que paguemos menos en Renta, pero cuidado porque no en todos los casos es deducible. Con Declarando puedes averiguar si este es tu caso, en el mismo momento, con el asesor de gastos.

Para los autónomos que sí tienen derecho a la deducción de este seguro, esta se aplica en la declaración del IRPF como cualquier otro gasto deducible en su actividad económica. Se deduce de nuestros ingresos.

También es muy importante, tener en cuenta que las cantidades a desgravar en esta póliza son de un máximo de 500 euros al año. 

Además, debes tener cuidado, porque los seguros de vida se tratan de diferente forma si quien lo ha contratado resulta ser su beneficiario. Esto puede pasar en situación de invalidez.

Esta se da cuando el propio tomador (el contratador y beneficiario) es quien cobra el capital. 

El otro caso es que el tomador del seguro de vida fallezca y sus beneficiarios cobren el capital, algo que tendrán que declarar con el impuesto de sucesiones.

Recuerda que este seguro también es deducible junto al seguro de hogar, si forma parte del pago del préstamo hipotecario de la vivienda con derecho a deducción. 

seguro de vida

Ahorro en la Renta

Como hemos dicho, contratar un seguro no solo te ayuda a prevenir dolores de cabeza, sino que también te puede ayudar a ahorrar en la declaración de la Renta.

Es cierto que no siempre puedes deducirte el seguro de vida, pero hay ciertos casos en los que sí puedes hacerlo. Como te he mencionado ya sabes que con Declarando puedes consultar en el mismo momento si en tu caso puedes deducirte un seguro u otro.

Un punto importante teniendo en cuenta todos los gastos a los que tenemos que hacer frente los autónomos.

Te pongo un ejemplo para alguien que sí puede deducirse el seguro de vida:
Se acerca final del año y calculas que te van a devolver 400€ de los 500 que habías anticipado con el IRPF, tus facturas o con el modelo 130. 

Ahora, contratándolo, ves que con los 200€ del seguro, ahorras 100€ en la Renta y así los 400€ que te iban a devolver más los nuevos 100€… 

¡Has recuperado todo el dinero que le has anticipado a Hacienda!

Estos son algunos trucos que un buen asesor fiscal tendría en cuenta al ayudarte con tu fiscalidad, por eso siempre recomendamos la ayuda de un profesional.

Desde Declarando somos especialistas en el ahorro de nuestros clientes, puedes llamarnos de forma gratuita y te asesoraremos según tu caso.