Una de las preguntas más recurrentes que me hacen muchos autónomos es ¿puedo recuperar el IVA de una factura simplificada? Para contestar a esta pregunta voy a explicarte las particularidades que tienen las facturas simplificadas y como funcionan en lo que se refiere a la recuperación del IVA.

Antes de entrar en la recuperación del IVA, es importante abordar una serie de conceptos básicos que todo autónomo debe de saber:

  • Disponer de una factura es indispensable que acredite una compra o gasto es indispensable para poder tener derecho a recuperar el IVA que has pagado
  • Es necesario que esa factura esté registrada en tu contabilidad para que se considere gasto de tu actividad
  • El derecho que tienes a recuperar el IVA es temporal: sólo tienes un año para exigirle a tu proveedor que te envíe la factura que documenta la operación de compra que has realizado

NOTA: Este retraso en la facturación es muy frecuente que ocurra cuando estamos ante compras de poco. Es muy habitual hacer una compra, que nos digan que nos enviarán la factura y que nunca la recibamos.  importe. Pues bien, si ha pasado un año desde la operación de compra y no te la ha enviado, ya no tiene la obligación de hacerlo y tú vas a perder el derecho a recuperar el IVA de dicha compra.

Una vez expuestos los requisitos necesarios que conlleva a una factura, voy a centrarme en las particularidades de la factura simplificada. Como quizás ya sepas, hay dos modalidades de factura: la factura completa y la factura simplificada. Por definirla de manera entendible, la factura simplificada es la que ha venido a sustituir los antiguos tickets de caja.

La factura simplificada se llama así porque los datos exigidos para su confección son menos que los que debe de contener una factura normal. Los datos que deben de aparecer en una factura simplificada son:

  1. El número de Factura
  2. La Fecha
  3. Datos identificativos del emisor de la factura (NIF, Nombre y Apellidos o en el caso de que sea una sociedad simplemente su denominación)
  4. Descripción de los bienes vendidos o servicios prestados (Ejemplo: venta de 4 sillas modelos 420D)
  5. Tipo de IVA aplicado y opcionalmente se puede utilizar la expresión “IVA Incluido” (Ejemplo: el tipo de IVA aplicado debería de indicarse escribiendo “21% de IVA”)
  6. Importe Total de la Factura (lo que se va a cobrar)

Una vez, conocemos los datos que contiene una factura simplificada ya podemos responder a la pregunta planteada, ¿se puede recuperar el IVA con una factura simplificada? La respuesta es SI, pero si se cumple con una serie de condiciones.

Para poder recuperar el IVA de una factura simplificada será necesario que aparezcan en la misma, además de los datos anteriores, los siguientes:

  1. Datos identificativos del receptor, sobre todo su NIF y su domicilio
  2. El desglose de la cuota de IVA

Un ejemplo de una factura simplificada que puede recuperar el IVA de forma correcta es el siguiente: supongamos que un arquitecto va a una papelería y se compra 4 bolis, 2 cartulinas, y 3 pinceles, el vendedor le tiene que entregar una factura simplificada estos datos:

  • Número de Factura: 1002
  • Fecha de Factura: 01-04-2017
  • Juan Palomares García del Monte
  • NIF: 200000000
  • Destinatario: Luis Romero de las Aguas. NIF 36000087L C/ Los Morales 3 28080 Madrid
  • 4 bolis marca BIC, 2 cartulinas verdades tamaño folio, y 3 pinceles marca “de lo mejor”
  • 21% de IVA
  • A Pagar = 50,26€

Como ves, el vendedor habrá tenido que incluir en la factura las datos que identifican al arquitecto y desglosar el importe de IVA, para que lo pueda recuperar. Ahora sólo le faltará al arquitecto registrar la factura en su listado de gastos para terminar de cumplir con los requisitos que la normativa del IVA exige para ejercer el derecho a recuperar las cuotas de IVA pagadas. La ventaja que tiene este arquitecto es que usa www.declarando.es y para contabilizar esta factura va a tardar menos de 30 segundos.