Una de las obligaciones principales que tenemos los autónomos es que tenemos que declarar el IVA cada trimestre. Para hacer esto estamos obligados a presentar correctamente el modelo 303 en el que reflejamos el impuesto sobre el valor añadido que hemos introducido en cada una de las facturas que hemos hecho a nuestros clientes por la venta de nuestros productos o de nuestros servicios. 

Lo primero que tienes que hacer antes de empezar a rellenar el modelo 303 es conocer el régimen de tributación al que optaste cuando te diste de alta en Hacienda con el Modelo 037 (o modelo 036 que no es más que una versión más extensa del 037 que también vale para PyMEs). Dependiendo de tu actividad económica vas a utilizar un sistema u otro para calcular tus impuestos (lo normal es que para calcular el IVA se opte por el régimen general y para el IRPF el régimen de estimación directa simplificada). 

A partir de aquí para hacer bien este formulario sólo necesitas tener bien organizadas tus ventas y tus compras. Algo muy habitual a lo largo de los años en el mundo de los autónomos ha sido llevar esta contabilidad en una hoja de excel. Si bien es cierto que es la forma más barata, sin duda da lugar a muchos errores que tienen 2 consecuencias: por una lado nos dejamos de deducir múltiples gastos porque no hay ningún asesor fiscal que nos aconseje y en segundo lugar en caso de que tengamos una citación de hacienda probablemente encontrarán fallos en la forma que nos traerán sanciones. Por eso es muy recomendable usar alguna plataforma de contabilidad como Declarando, para tenerlo todo bien organizado y disponer de la ayuda de un profesional (en este caso de forma virtual, hay que dejar paso a la tecnología ;)). 

Cómo Hacer La Declaración Trimestral De IVA Si Eres Autónomo

El siguiente paso es introducir correctamente en el modelo 303 de Hacienda las ventas de bienes que llevan IVA (en la casilla 82). Las ventas que no llevan IVA no se reflejan, así que por ejemplo los servicios médicos o la enseñanza, las entregas intracomunitarias o las exportaciones (ventas realizadas fuera de España y de Europa), no son relevantes en este modelo. 

El último paso consiste en meter los gastos, que se declaran en las mismas casillas con independencia del IVA. Es fundamental que estos gastos sean realmente necesarios para realizar nuestra actividad. Aprender a saber qué gastos son deducibles para un autónomo es vital si queremos pagar menos a Hacienda cada año.  

Por otro lado, si bien es cierto que debemos de indicar en nuestro libro registro el tipo de IVA que lleva cada gasto (es decir, si va al 21%, al 10%, al 4% o al 0%) cuando esta información la trasladamos al Modelo 303 se hace de forma conjunta (casillas 28 y 29). No obstante, si hay algún gasto que se deba de considerar bien de inversión, esta información si la deberemos de indicar en el modelo de forma separada (casillas 30 y 31) y también de declarará de forma separada las compras realizadas fuera de España. Por último reseñar que las compras de bienes realizadas a un proveedor situado en un país de la UE se las conoce como adquisiciones intracomunitarias (casillas 36 y 37, y casillas 10 y 11), en cambio, las compras realizadas a un proveedor situado fuera de Europa se llaman importaciones (casillas 32 y 33). 

Si sigues teniendo dudas a la hora de rellenar el modelo 303 te recomiendo que pruebes de forma gratuita www.declarando.es. Con nuestra plataforma puedes contabilizar tus gastos con la ayuda de un asesor fiscal virtual (es como si tuvieras un abogado fiscalista sentado en la mesa de al lado) y presentar tus modelos en la Agencia Tributaria de forma gratuita. Y si tienes cualquier duda, entra en la web y pide una demostración gratuita de cómo funciona Declarando.