Hay un término que últimamente está hasta en la sopa (perdón, en el humus, que suena más hipster) que es el del coworking. Para los que no estáis muy puestos en los nuevos anglicismos, se trata de oficinas compartidas por varios emprendedores, autónomos o empresas.

En general son espacios diáfanos y modernos, de decoración cuidada, con su buen wifi, su cafetera Nespresso y su imprescindible sofá, en el que puedes desarrollar tu actividad profesional compartiendo los gastos.

Si bien es cierto que el principal motivo por que se está extendiendo esta cultura del espacio de coworking en España es el ahorro, hay muchos otros beneficios para el coworker (termino molón para describir al currela que se une a uno de estos ecosistemas de trabajo).

En estas oficinas fluyen las ideas frescas e innovadoras, aumenta tu motivación (al ver que otros le están echando más horas que tú ;)), surgen los contactos, aprendes y enseñas en partes iguales y compartes tus éxitos y fracasos.

Desde el punto de vista del autónomo profesional, tenemos que reconocer que los días en casa se hacen largos. Tenemos que lidiar con malas noticias, sufrir una vida de estrés, echarle muchas horas y todo esto en la soledad del hogar se hace difícil de llevar.

Por eso yo te aconsejo que salgas de tu caparazón y le des una oportunidad a uno de los múltiples espacios de coworking que pueblan nuestras ciudades, seguro que tienes uno más cerca de lo que te piensas.

De la infinidad de oficinas compartidas que hay, queremos destacarte 5 perfectas para autónomos y que tienen algún punto que las hace diferentes a las demás:

 

1. Working Space

Este coworking en Madrid que destaca por intentar cuidar al máximo el medio ambiente. Además y esto tiene tela y te puede interesar, ¡puedes llevarte al perro o al niño! Fantástico para amantes de los animales y autónomos que necesiten mayor conciliación laboral.

 

2. Utopic_US

Fantástico espacio de trabajo también en la capital, en el que ofrecen servicios específicos para autónomos y emprendedores como la bici mensajería. En Utopic_US podemos afirmar que tienen gusto para la decoración.

 

5 Espacios De Coworking Para Autónomos

3. The Surf Office

Os queremos hablar de este coworking de Canarias que es perfecto para autónomos surferos que se vayan de “vacaciones”. Sí, ya sé que nadie ha conocido a ningún autónomo que se pille unos días libres, por eso destacamos esta oficina colaborativa en la que pueden seguir currando por las mañanas a la vez que se divierten por las tardes.

 

4. Workers

Bajo el lema We Are Workers, encontramos este coworking de Castellón que destaca por sus servicios de consultoría. Con la cuota mensual para acceder al espacio, ¡tienes el asesor fiscal para autónomos incluido! Ah, también es un sitio genial para emprendedores, de hecho en la planta de arriba tienen una incubadora para proyectos tecnológicos con un nombre de lo más cachondo, StartWars Lab.

 

5 Espacios De Coworking Para Autónomos

5. CREC

Este coworking en Barcelona es sencillamente espectacular. Se trata de un espacio industrial de cuidada decoración en el que te puedes encontrar desde una mercado ecológico hasta un Food Truck. Quizás el más guay que puedas encontrar si estás en la Ciudad Condal.

Los autónomos normalmente tendemos a aislarnos en nuestra propia oficina (o incluso en nuestra cocina). Es poco habitual que salgamos a relacionarnos con otros autónomos de nuestro sector.

 

Por eso la idea de unirnos a un coworking puede ser tan atractiva. Podremos conocer gente con talento, algunos con los que podemos compartir sinergias y a muchos emprendedores en situación similar. Además el coworking es una de las mejores manera de conseguir nuevos clientes si eres autónomo.

Si aún estás dudando en cambiar tu vieja oficina por un espacio de trabajo compartido, lee atentamente mis 6 motivos para unirte a un coworking: 

1. Networking: estar cerca de otras personas con talento es contagioso. Compartes el día a día, escuchas sus problemas, sus estrategias de captación de clientes, los fallos que están cometiendo como autónomos y los aciertos que les permiten crecer.

Además piensa en esto, si eres por ejemplo diseñador gráfico y compartes tus días con un arquitecto, ¿en quién crees que va a pensar si alguien le pregunta “sabes de alguien que me pueda hacer un logo”? En los coworking hay perfiles de todos los tipos, desarrolladores, diseñadores, creativos, marketeros y entre todos se suele crear una comunidad de autónomos que es beneficiosa desde todos los puntos de vista.

2. Salir de la zona de confort: ya sé que últimamente abusamos mucho de esto de la zona de confort, ¿por qué iba a querer salir alguien del elemento en el que se encuentra cómodo? Porque por desgracia muchas de las cosas buenas que le pueden pasar a tu negocio están ahí fuera.

Me explico, es algo muy habitual pensar que lo que vendemos y lo que hacemos es justo lo que quiere nuestro cliente. Pero esto no es totalmente cierto, muchas veces hacemos aquello que hemos hecho siempre y damos por asumido que por eso nos contratan. De eso modo nos cuesta actualizarnos y estamos más expuesto a idas y venidas en la facturación de nuestro negocio.

Cuando te unes a un coworking pasas por un proceso incómodo de adaptación. Estás acostumbrado a ir a tu bola y de repente sales de tu círculo de introversión y te toca relacionarte.

Pasados unos días, las inspiración empieza a surgir, vienen nuevas ideas que salen de hablar con otra gente y se nos ocurren cosas que podríamos aplicar a nuestro negocio.

3. Aumento de la productividad: a bote pronto puede parecer que trabajar en una oficina compartida es la peor manera de ser más productivo si eres autónomo. Sin embargo hay muchas cosas buenas que aumenta tu productividad:

  • Son espacios de trabajo decorados e iluminados para aumentar la concentración. Recuerda que lo importante no son el número de horas que le echas sino lo productivo que eres en esas horas.
  • Estar rodeado de gente estimula el cerebro. Cuando estás con gente a tu alrededor cuesta más entrar en la zona de abstracción pero han demostrado que una vez entras tu capacidad de foco es mucho mayor. Como siempre depende de los casos, pero la norma general dice que si estás en un ambiente de producción, aumentas tu productividad.
  • Son espacios grandes en los que te puedes mover. Está totalmente demostrado que moverte después de una hora de trabajo concentrado en tu silla te ayuda en tu trabajo. Intenta bloquear un rato específico para hacer una tarea y cuando la termines tómate un descanso, ve hasta la máquina de café y ten una charla distendida de 5 minutos con otro autónomo.

4. Acabas con la soledad: pasar mucho tiempo sólo no es bueno para tus niveles de ira y estrés, necesitamos poder evadirnos y hablar de nuestros problemas.

Cuando estás solo en tu oficina o en tu casa y un cliente te molesta con una entrega, acabas gritando como un loco en la cocina. Cuando te pasa esto en un coworking, te levantas, lo comentas con un compañero y juntos os reís de cómo son algunos clientes.

De esto modo te relajas, reduces tu nivel de agresividad y te resulta más fácil contestar al cliente de buenas maneras.

5 Espacios De Coworking Para Autónomos

5. Captación de nuevos clientes: no puedo ser más claro en este, si quieres más clientes, simplemente deja la oficina en la que estás totalmente aislado y empieza a trabajar en un coworking.

Al fin y al cabo trabajar en un espacio compartido no deja de ser una buena manera de hacer networking permanente. En un breve espacio de tiempo conseguirás nuevos clientes.

Y lo que es mejor, como os convertiréis en amigos, si tu trabajo ha sido bueno, eso clientes hablarán bien de ti. La mejor estrategia de boca a boca que se te pueda ocurrir.